ZONA CENTRO.
Por segunda ocasión en apenas un mes, numerosos estudiantes universitarios residenciados en el municipio Aragua de Barcelona manifestaron de manera pacífica, exigiendo soluciones inmediatas a la falta de unidades autobuseras para trasladarse hasta sus respectivas casas de enseñanza superior, ubicadas en Anaco, Cantaura, Barcelona y Zaraza.
Entre las seis y las once de la mañana, 300 bachilleres adscritos a la Universidad de Oriente (UDO), Universidad Politécnica Territorial José Antonio Anzoátegui (Uptjaa), Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada (Unefa), Instituto Universitario Tecnológico de Administración (Iuta), Instituto Universitario Antonio José de Sucre y Universidad Gran Mariscal de Ayacucho (Ugma), cerraron el paso vehicular en la carretera que lleva hacia la localidad gasífera, como medida de presión para lograr una efectiva respuesta a sus peticiones por parte del alcalde Oswaldo García.
La protesta generó largas colas en ambos sentidos de la transitada vía, razón por la que cientos de conductores debieron esperar hasta la finalización del conflicto o en su defecto tomar rutas alternas para llegar a sus destinos, todo ello bajo la atenta mirada de efectivos de Polianzoátegui y de la Guardia Nacional Bolivariana.
“Lamentablemente, esta grave falla se ha venido agudizando desde el inicio del actual semestre académico, a principios de marzo pasado, en casi todos esos centros de estudios, lo que afecta a 1.300 personas, quienes no han podido asistir con la necesaria regularidad a sus clases” manifestó con evidente molestia Viviana Sánchez, una cursante de Contaduría Pública en la UDO de la zona norte.
“De seis autobuses disponibles, sólo cuatro se encuentran operativos, pero tal cantidad no es suficiente para garantizar el servicio hacia las diversas rutas, por lo que muchos se quedan varados, debiendo trasladarse en carros por puesto o devolverse a sus casas y perder la jornada al no disponer de recursos”.
Sánchez indicó que “debido a estas severas anomalías, gran cantidad de alumnos podrían abandonar sus carreras, pues las autoridades locales aún no gestionan una salida oportuna a este déficit de buses”.
A su vez, otro manifestante, quien prefirió omitir su identidad, señaló que “de persistir este problema, seguiremos manifestando nuestra preocupación con diversas acciones de calle, ya que nuestro futuro como profesionales de la nación está en juego por semejante negligencia gubernamental”.
Respuestas
Al sitio se presentó el alcalde de Aragua, Oswaldo García, quien de inmediato comenzó a mediar con los manifestantes, logrando varios acuerdos preliminares tras varios minutos de diálogo, entre los que se incluyen el alquiler de cuatro autobuses adicionales para cubrir la elevada demanda de usuarios, sobre todo de las rutas estudiantiles hacia Anaco y Zaraza. Al tiempo, el burgomaestre anunció que se reunirá de nuevo con los bachilleres de las distintas casas de estudio a fin de gestionar soluciones.