El docente y miembro de la Unidad de Medio Ambiente, Drogas y Doping de la Universidad de la República de Uruguay, Eleuterio Umpierrez, analizó la utilización de estas pruebas, las que desde el año pasado realizan en su país para detectar el uso de la marihuana en automovilistas.

Hace tres semanas, la Facultad de Química de la Universidad Católica realizó un workshop denominado “El análisis químico y bioquímico en criminalística”. Ahí, distintos académicos y expertos judiciales y policiales, debatieron sobre las distintas técnicas investigativas de los casos criminales. Entre los docentes invitados estaba el químico uruguayo Eleuterio Umpierrez, quien pertenece a la Universidad de la República de Uruguay y es miembro de la Unidad de Medio Ambiente, Drogas y Doping de esa casa de estudios.

En entrevista con La Tercera, realizada hace dos semanas, analiza la utilidad de realizar los narcotest para controlar el uso de drogas en conductores, prueba que en su país se efectúa desde agosto de 2014. Este tema toma relevancia luego de la Cámara de Diputados aprobó ayer el proyecto que despenaliza el cultivo de la marihuana y su uso terapéutico.

¿Cuáles son los peligros que conlleva para los conductores manejar bajo la influencia de las drogas?
El manejar sobre la influencia de drogas (alcohol, marihuana, cocaína, z-drugs, benzodiacepinas) disminuye la capacidad de conducción, con lo cual aumento el riesgo de tener siniestros de tránsito y no hablo de accidentes porque estos se pueden evitar y por ello son siniestros. Dependiendo de la droga, producen distintos efectos sobre el conductor, pero todos ellos terminan en haciendo que las habilidades de conducción estén disminuidas. Por ejemplo, pérdida de reflejos, de visibilidad y de percepción de riesgo.

¿Existen en la actualidad exámenes que puedan ser tan confiables como el alcotest, pero que sean aplicados a detección de drogas?
El alcotest es un equipo de barrido (screening)  de una marca registrada que es semejante a todos los demás métodos rápidos de campo. Algunas empresas lo llaman equipos de muestreo, en forma incorrecta. Permite hacer una rápida diferenciación entre los que toman alcohol de los que no toman, sin embargo después ese resultado debería ser confirmado por un método más específico como una alcoholemia por cromatografía gaseosa (HS-GC) o un alcoholímetro con detector infrarrojo (llamado equipo evidencial). En otras drogas de abuso ocurre lo mismo, existen equipos buenos y malos de barrido de drogas en saliva. Y esos resultados posteriormente se confirman en el laboratorio utilizando métodos cromatográficos acoplados a espectrometría de masas.

¿Cómo es la legislación en Uruguay sobre este tema? ¿Se aplican estos exámenes o se está preparando una normativa al respecto con la despenalización del consumo de marihuana?
Desde el 24 de Agosto del 2014 se está fiscalizando el uso de marihuana en conducción por pruebas en saliva a los conductores y este año se comenzara la fiscalización de cocaína en saliva. Se utilizan métodos rápidos de campo y los resultados que se cuestionan se confirman por métodos cromatográficos acoplados a espectrometría de masas.

¿Deben estar en el código penal o de procedimiento la validación de estos instrumentos? Por ejemplo, acá en Chile está establecido el alcotest como prueba de presunción de que conductor consumió alcohol, mientras no estén los resultados de las alcoholemias. En cambio, un narcotest no está validado como prueba, porque no es utilizado por las policías.
Son dos cosas que deben ser correctas: la legislación y los métodos a utilizar deben dar todas las garantías a la sociedad y a los conductores. Para ello los técnicos especializados en la materia deben ver que en la legislación se reflejen los conocimientos científicos correctos para darle las máximas a todos los involucrados. Primeros son las leyes, decretos, reglamentos y luego la fiscalización. Hace más de 20 años que estas técnicas de detección de drogas en saliva se vienen desarrollando y mejorando. Y desde hace unos diez años distintos países las vienen implementando y mejorando. Casi todos los países de la Unión Europea lo están haciendo, como también Estados Unidos y Australia.

¿Cree necesario que se aplique esta prueba en Chile y se equipare al alcotest?
Los siniestros de tránsito ocurren a diario y no sólo son los que mueren los damnificados, también están los lesionados que pueden  llegar a quedar con incapacidades permanentes y sus familias. En muchos países la principal causa de muerte de la juventud son los siniestros de transito. Evitar o minimizar estas muertes es apostar a la vida y eso no se logra sólo hablando, sino también actuando.El docente y miembro de la Unidad de Medio Ambiente, Drogas y Doping de la Universidad de la República de Uruguay, Eleuterio Umpierrez, analizó la utilización de estas pruebas, las que desde el año pasado realizan en su país para detectar el uso de la marihuana en automovilistas.

La Tercera


Medium Button