En su visita a Montevideo, Carlos Alexandre Netto compartió con nosotros su visión sobre el proceso de integración regional y los avances concretos del Espacio Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior. Por otra parte y en el marco de los 25 años de construcción del Grupo, destacó el buen funcionamiento de los programas y se refirió a los desafíos que tenemos en adelante en materia de cooperación en investigación científica y tecnológica y reconocimiento de títulos, entre otras cosas.

¿Qué importancia tiene hoy la integración regional?

Como países vecinos, como pueblos que son hermanos por la naturaleza y la historia, la integración regional es un aspecto muy importante, no solamente para el desarrollo económico de toda la región y los países, también por las cuestiones culturales.

La integración de los pueblos no se hace apenas por la vía comercial, que es importante, pero tan importante es la verdadera integración cultural para que nos desarrollemos como sociedad.

“El grupo es una instancia importante para una verdadera diplomacia académica”.

¿Cuál es su correlato en la Educación Superior?

Como parte de la cultura tenemos la educación y la Educación Superior, el escenario donde se produce el conocimiento y donde está la posibilidad de mover personas de un lado a otro. Esta movilidad de personas ofrece oportunidades de vivencia y de conocimiento, esa es una de las fortalezas y eso es lo que hacen instituciones como la AUGM. El grupo es una instancia importante para una verdadera diplomacia académica.

¿En qué momento de la integración en Educación Superior nos encontramos?

Hoy en nuestros países hay una comprensión de que la educación es una actividad muy importante, que tiene una posibilidad de ser también motor del desarrollo en todo sentido, sobre todo en el desarrollo humano. La educación debe ser una prioridad. Creo que eso hoy es realidad en todos nuestros países y la AUGM fue importante en este proceso, porque se conformó un flujo de política académica y política pública entre los países. Para el futuro creo que AUGM es muy importante para producir una verdadera integración. Ese es el momento en que nos encontramos ahora.

Hay todavía algunas iniciativas de reconocimiento de títulos y dobles diplomaturas entre universidades del Grupo y creo que ahora una de nuestras metas es impulsar este tipo de acciones.

A la vez es el momento de promover la integración en proyectos de investigación que puedan resolver los grandes problemas de la sociedad y los importantes problemas que tenemos hoy en Brasil, Uruguay, Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay. Son los mismos, son distintos los enfoques, pero los problemas son los mismos. La solución no será la misma pero si trabajamos en conjunto, vamos a llegar más rápido a soluciones importantes. Eso se hace en todo el mundo y funciona, hay que funcionar acá entre nuestras instituciones.

“Para el futuro creo que AUGM es muy importante para producir una verdadera integración, ahora no solamente en educación, sino científica, tecnológica y de innovación”.

¿Qué importancia tienen los últimos convenios que ha firmado AUGM?

Con FAPESP es un convenio muy interesante, además de ser una novedad para AUGM tener un convenio con una instancia financiadora de uno de los países miembros. Es una instancia estadual, no es un convenio con el organismo federal central de Brasil, pero es una agencia que es muy poderosa. Eso va a promover el encuentro de investigadores en temas que son de interés, tanto en Brasil o San Pablo como en los países e instituciones que componen la AUGM.

Una de las primeras acciones va a ser una semana de FAPESP acá en Montevideo, ahí habrá sin duda una gran integración entre investigadores sobre todo brasileros y uruguayos, pero también de otros países que participen.

Se van a poner personas en contacto, eso es lo más importante cuando se piensa en el desarrollo científico compartido. Firmar un documento es importante, pero la firma no va a producir ningún conocimiento, la firma tiene que significar que vamos a trabajar para poner personas en contacto.

Con la UNESCO también es un convenio importante porque abre las puertas de un reconocimiento a nivel de UNESCO de acciones en áreas que son prioritarias para ellos y también para nuestros países. Veo como muy importantes esos convenios y hay que trabajar más y fomentar este tipo de acciones, no sólo los acuerdos, los eventos en que los científicos se sientan lado a lado y se conocen.

¿Qué visión tiene de los programas que están en funcionamiento dentro del Grupo?

Los programas están bien organizados, tienen una excelente respuesta y tienen números muy importantes. Movilidad estudiantil es un programa consagrado y que hace un bellísimo trabajo justamente de integrar los jóvenes.

En definitiva ellos serán los docentes y profesionales de mañana.

Los programas de movilidad están muy bien organizados, hay una responsabilidad compartida porque cada universidad pone dinero para que sus estudiantes puedan ir y también para recibirlos.

Los Núcleos Disciplinares y Comités Académicos también trabajan muy bien. En donde hay que poner nuevas energías es en la cuestión de la financiación de la investigación para la innovación, algo que necesitamos impulsar un poco más.

“Movilidad estudiantil es un programa consagrado y que hace un bellísimo trabajo justamente de integrar los jóvenes”.

¿Qué desafíos tiene por delante el Grupo Montevideo?

De reuniones como las que se están dando ahora (Delegados Asesores y coordinadores de núcleos y comités) suelen salir propuestas interesantes. La cuestión del desarrollo científico y tecnológico depende de buenas ideas para apoyar los desafíos que se ponen de otra parte y el apoyo financiero. No hay todavía como considerar la creación de una instancia capaz de reunir a todos los países para financiar investigación, como existe en la comunidad europea. Ahí tienen una integración entre los países que es mucho mayor a la nuestra.

“Si no tenemos la oportunidad de organizar y crear una agencia financiadora que pueda apoyar proyectos en todos los países, tenemos que promover la integración entre las agencias financiadoras de nuestros países”.

Eso sería una meta ambiciosa en la que sería importante poner algunos esfuerzos.

Nosotros estamos todavía iniciando a trabajar en una compilación de lo que viene trabajando AUGM, porque se festeja el 25 aniversario el año que viene. Esa es una fecha importantísima de ser recordada y que se reflexione sobre toda la trayectoria del Grupo para que se pueda apuntar a los próximos años.

Estamos en un momento muy interesante en que estamos recogiendo los frutos de los que se plantó desde un inicio. Ahora estamos iniciando una fase de repensar la Asociación para proyectar esos próximos años.

Nosotros reconocemos que la educación es un derecho y es un deber del Estado ofrecer buena Educación Superior. Sabemos que tiene que ser ofrecida buena Educación Superior por tanto hay que regularla. SI es un derecho no es una mercancía. Tenemos que ser vigilantes siempre en eso, porque hay países en los que la actividad educativa es una de las que recauda más impuestos.

Ellos promueven la educación internacional, pero tiene dueño y hay alguien que lucra mucho con eso. Hay que tener vigilancia permanente.

“Tenemos que ser vigilantes siempre en eso, porque hay países en los que la actividad educativa es una de las que recauda más impuestos”.

Grupo Montevideo

Volver