Los rectores de las universidades públicas de la región centroamericana se reunieron ayer en Honduras para debatir -entre otros temas- la homologación de carreras y títulos universitarios, en la CIII reunión del Consejo Superior Universitario Centroamericano (Csuca).

Los rectores concluyeron que así como en otras regiones del mundo, como Europa, la movilidad educativa tiene excelentes resultados, entonces vale la pena seguir ese modelo. A la sesión asistieron más de 20 rectores de universidades públicas de Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

“Ya tenemos algunos avances de algunas clases, como matemáticas, física y finanzas, la idea es ver cómo podemos definir la cantidad de créditos por clase, cuántas clases debe tener una carrera; en fin, es un trabajo bastante amplio”, dijo el rector de la Pedagógica, David Marín. “Este encuentro es de suma importancia porque se efectúa en el marco del año del fortalecimiento de la internacionalización de la única institución especializada en la formación de docentes de la región, la UPN”, resaltó.

Dificultades

Los rectores conocieron además las dificultades económicas que enfrenta el Consejo Centroamericano de Acreditación (CCA). Sobre el tema, la rectora Julieta Castellanos destacó la necesidad de debatir a profundidad este asunto, y por la magnitud del caso sugirió que sea retomado en la próxima reunión de rectores. Entre los problemas que enfrenta el CCA destaca la imperatividad de cambiar de sede, actualmente radicada en Costa Rica.

Extraoficialmente se conoció que Honduras solicitó albergar este órgano educativo. El Consejo Superior Universitario podría dar su respuesta hoy, para cuando se tiene previsto finalice el cónclave educativo.

La Prensa.hn


VOLVER