Con la finalidad de obtener insumos para la formación de la Ley de Prevención, Rehabilitación y Retiro de miembros de Maras y Pandillas, el Grupo Parlamentario del Frente Farabundo Martí Para la Liberación Nacional (FMLN) realizó un foro que reunió las opiniones de diversos sectores de la sociedad y académicas en el tema. En el evento, participaron la Universidad de El Salvador, Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”, Universidad Alberto Masferrer, Universidad Francisco Gavidia, como también la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) .

“Hemos hecho una convocatoria a las distintas universidades del país, les enviamos la propuesta de ley de Prevención, Rehabilitación y retiro de miembros de maras y pandillas, para obtener insumos, opiniones, dudas, que tengan con respecto a la Ley”, explicó el diputado Misael Mejía.

Asimismo, aseguró que como Grupo Parlamentario del FMLN, dicha actividad les abona para recopilar las opiniones, puesto que la discusión permitirá cambios a la propuesta de la Ley.

“Nosotros estaríamos cerrando y complementando algunas de las dudas que se generan; este es un primer esfuerzo del grupo parlamentario, sin embargo, entendemos que la comisión de la Asamblea tomó la decisión de hacer un foro más amplio”, agregó.

Blandino Nerio, también diputado del FMLN, aseguró que con este tipo de eventos se busca conocer los puntos de vista de todos los sectores, que servirán para crear una Ley integral.

“La prevención que no se hizo por décadas, hay que hacerlo ahora”, enfatizó.

El pasado mes de octubre, el Ministro de Justicia y Seguridad Pública presentó la propuesta de Ley de Prevención, la cual es analizada por la Comisión de Legislación de la Asamblea Legislativa.

En la Ley, el gobierno plantea la necesidad de crear entidades y oportunidades para los miembros de pandillas que no hayan cometidos delitos graves, con la finalidad de evitar el crecimiento de los grupos criminales en El Salvador.

A casi un mes de ser analizada, los diputados y diputadas continúan reformando la propuesta, que deberá ser discutida en el Pleno legislativo.

 Mientras esto ocurre, sectores de la sociedad aún tienen dudas con respecto a la Ley de Prevención,  puesto que no se garantiza la seguridad de los jóvenes que ingresen a los programas, además de la obligatoriedad para los menores de 18 años.

Janeth Villalta, de la oficina de Asistencia Legal de la  Universidad Centroamericana, fue de las primeras participaciones que cuestionaron los argumentos de la Ley Penitenciaria. Dijo que “los jóvenes que ingresen a los programas, puede ser objeto de muerte al intentar salir de la pandilla, ¿cómo se garantiza el resguardo de su vida?”.

El diputado Misael Mejía respondió a la duda de  Villalta, pero aseguró que se siguen analizando alternativas para dar estabilidad en los jóvenes que se resguarden en la Ley de Prevención.

“Nosotros debemos valorar si los programas de reinserción o rehabilitación son internamiento, que reduzcan esos riesgos a los que se hacen referencia, si salen a ver a su familia, tener los suficientes incentivos que les permita regresar a los programas”, explicó.

Diario Co Latino

Volver