“Queremos demostrar a diversas universidades que sí se pueden abrir los programas de ingeniería electrónica y mecatrónica para estudiantes sordos”, expresó a Radio Caracol de Colombia Tito Nuncira, profesor de electrónica industrial.

Un proyecto pionero en el país desarrolla un semillero de robótica para personas con discapacidad auditiva en la Universidad ECCI de Colombia, algo que de alguna manera colabora con la inclusión social de las personas con estas condiciones.

Pero a las clases del Tito también acuden personas sin problemas auditivos. Actualmente hay 15 estudiantes sordos y otros 15 oyentes. 

La mayor parte de las personas sordas en Colombia, más de 500.000 en base a estudios estadísticos que reproduce Caracol, están distribuidas en las regiones de Antioquia y Bogotá.

Para que puedan desarrollar sus estudios sin limitaciones, lo que hace Tito con sus estudiantes genera admiración, pues queda demostrado que hace un gran esfuerzo para que todos puedan aprender de igual manera.

“Aporta bastante, aporta conocimiento. Aporta una construcción de saberes al igual que otros compañeros que me sirven para enseñar que soy capaz”, expresa en lenguaje de señas Diego Chaparro, uno de los estudiantes sordos, en el reportaje con la famosa cadena de radio colombiana.

“Esto ayuda mucho a la tolerancia porque a pesar de la discapacidad auditiva ellos son personas como nosotros, tienen las mismas habilidades, las mismas oportunidades. Muchas veces se las negamos por tener una discapacidad”, asegura Alejandro Tovar, otro de los alumnos, aunque sin discapacidad auditiva

Los reconocimientos para el programa no se han hecho esperar. El Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de Colombia otorgó al programa una Mención de Honor en el mes de abril por el “trabajo de inclusión”.

Además, el próximo 18 de diciembre dos estudiantes viajarán a Japón, uno de los países del mundo con mayores avances en cuanto a robótica, para participar en un torneo.

Aleteia