Por Javier Valentín Feliciano (javier.valentin@upr.edu)

Con el propósito de orientar a la comunidad universitaria sobre los peligros del acoso o bullying, la Oficina de Calidad de Vida (OCV), adscrita al Decanato de Estudiantes, realizó la segunda semana de orientación sobre el mencionado tema. La entidad estuvo a cargo de organizar una serie de actividades, entre ellas la conferencia: Programas y políticas públicas relacionadas con el Bullying, que se llevó a cabo en el Anfiteatro de Enfermería del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

“Vemos estudiantes muy interesados en el tópico, que quieren comprender cómo se puede ayudar a nuestra comunidad colegial, así como unirse a otras iniciativas que existen en el Recinto para atacar esta problemática”, expresó Gustavo G. Cortina Rodríguez, director de la OCV.

Destacó otras entidades universitarias que también unen esfuerzos con el fin de combatir este mal social.

“Para recibir ayuda, siempre puede pasar por la OCV, ubicada en el Decanato de Estudiantes. También pueden ir directamente al Decanato de Estudiantes, al Departamento de Servicios Médicos, y a la Procuradora Estudiantil. Tienen varias opciones para ser tratados con este asunto del acoso”, mencionó.

El evento contó con la participación de Julio A. Cruz, fundador y presidente de la Fundación No Más Bullying, Oriéntate y Actúa, quien ofreció un panorama sobre el acoso en todos los niveles.

El invitado recalcó que las políticas actuales no responden a los intereses de prevención y denuncias al acoso, ya que en las visitas que ha realizado a diferentes escuelas, las políticas existentes no son suficientes para atacar el problema. En segundo lugar, mencionó que en las aulas los protocolos no se cumplen en su totalidad y existe mucho desconocimiento sobre lo que significa el bullying. Al mismo tiempo, insistió que resulta muy difícil identificar a las víctimas.

“La recomendación más propia es que hable con otra persona que pueda ayudarlo, que no se quede en silencio. Si se queda sin hablar, entonces ayuda a perpetuar esa conducta. Es importante que sienta la confianza de comunicarse con alguna persona de mayor autoridad, para que entonces pueda intervenir”, enfatizó Cruz.

Mientras, la abogada Paola M. Sepúlveda Miranda, colaboradora de la organización, participó de una discusión del tema a nivel legal y sus consecuencias.

“Mi intervención radica en traer toda aquella información concerniente al acoso, explicarla y hacerle saber a la comunidad universitaria cuáles son los efectos legales que tienen y que muchas personas no conocen. A nivel universitario hay muchos casos de hostigamiento sexual, dependiendo la situación y el caso, tiene otras protecciones a nivel estatal y federal”, afirmó.

Ante la interrogante sobre por qué la gente no se atreve a denunciar el acoso, Sepúlveda Miranda afirmó que el miedo va atado a que muchas personas desconocen los derechos que poseen. La experta añadió que se relaciona a la falsa idea o interpretación que quien acude a un tribunal o un procurador, como víctima, pasa muchas veces a convertirse en victimario y por tanto prefiere no realizar ninguna acusación.

Como parte de la agenda educativa, los doctores Nelson Pagán Suárez y María E. Almodóvar Almodóvar, consejeros profesionales del Departamento de Consejería y Servicios Psicológicos del Colegio, estuvieron a cargo del panel: La realidad del Bullying. Además, la OCV realizó un cine foro con colegiales y mesas informativas en el Centro de Estudiantes.

A pesar de que en las entidades públicas del país no llevan estadísticas sobre los casos de acoso, el RUM reúne los datos numéricos a través de la Oficina de Calidad de Vida con la colaboración de la Oficina de Seguridad.

UPMR

Volver