El documento -que consta de 60 medidas en materias como ciudadanía y jurisprudencia, trabajo, cultura, salud, género, urbanismo y territorialidad y educación- fue presentado en el cierre del Seminario “Racismo en Chile. La piel como marca de la inmigración”, realizado el 15 y 16 de abril en la Casa Central. El encuentro fue organizado por los integrantes del proyecto “Inmigrantes “negros” en Chile: Prácticas cotidianas de racialización y sexualización”, liderados por la profesora María Emilia Tijoux, y por la Cátedra de Derechos Humanos de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones.

“Que la universidad trate esta clase de temas es importante, pero que sea la Universidad de Chile la que los trata es esencial. La Universidad de Chile es depositaria de una serie de valores históricos que son propios de la democracia, es el alma de la República. Tratándose de la inclusión, que lo haga mirando y acompañándose de las asociaciones de migrantes, demuestra un ejercicio que es importante desde el punto de vista académico y de los valores democráticos”, señaló el Jefe del Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior Rodrigo Sandoval, tras recibir de manos de la profesora María Emilia Tijoux el documento “Recomendaciones de Políticas Públicas Contra el Racismo en Chile”.

El texto consta de 60 indicaciones que devienen del trabajo académico, del diálogo con organizaciones de migrantes y del debate enmarcado en el Seminario “Racismo en Chile. La piel como marca de la inmigración”.

Las indicaciones son insumos para la política pública en diversas materias, y son entregadas en el contexto del proceso pre legislativo que lleva la nueva ley de migraciones – que remplazará al Decreto N°1.094 que data de la dictadura- el que debería entrar a trámite al parlamento el segundo semestre de este año.

Dentro de las recomendaciones se encuentra el reconocimiento constitucional de la plurinacionalidad dentro del Estado de Chile, que éste asegure la idoneidad de los profesionales de áreas de trabajo directo con migrantes, favorecer las posibilidades de desarrollo laboral de los extranjeros, implementar planes curriculares adecuados a la diversidad cultural, definir una políticas de salud que expliciten los derechos y deberes de las personas migrantes regulares e irregulares, entre otras.

Por parte del equipo organizador, la profesora María Emilia Tijoux manifestó que lo importante de la entrega de estas recomendaciones es que le da proyección al trabajo realizado desde la Universidad. “Para nosotros lo más importante es la continuidad de esto. Qué va a pasar con esas recomendaciones”, dijo. Destacó además el vínculo con las organizaciones de inmigrantes. “Creo que juntos es la única posibilidad de hacer algo, ya que esto más que una intención es una lucha más larga que va a pasar por muchos problemas seguramente”.

Ennio Vivaldi, Rector de la Universidad de Chile, destacó el trabajo que la Casa de Estudios está realizando en esta materia, ya que, como dijo “es una de las áreas más importantes si es que queremos mantener un país que sea capaz de avanzar en su democracia. El combate al racismo es uno de los valores culturales más importantes de llevar adelante hoy día”.

El Seminario “Racismo en Chile” fue realizado en conjunto por los integrantes del proyecto Fondecyt “Inmigrantes “negros” en Chile. Prácticas cotidianas de racialización y sexualización”, y por la Cátedra de Derechos Humanos de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones. La Vicerrectora Faride Zeran señaló que co organizar este encuentro fue “un excelente inicio para la recientemente creada Cátedra que nació precisamente para apoyar iniciativas como esta, que buscan que la Universidad de Chile aporte a la sociedad”.

Fabiola Morales, integrante del Movimiento de Acción Migrante (MAM) señaló que la participación de la población migrante no sólo debe ser en el momento de la consulta, como ha sido en este etapa pre legislativa. “Esta ley debe tener un enfoque de derechos humanos ya que no sirve continuar con esa idea de una migración instrumentalizada donde nuevamente ésta no se va a ver como un derecho sino que como un problema”, dijo.

En representación del INDH, Patricia Provoste, señaló que el tema del racismo y la discriminación debe ser abordado no sólo desde el ámbito político y legislativo, sino que desde el ámbito cultural. “Estamos llamados a un cambio real en nuestra cultura, valores, costumbres, leyes e instituciones.

UChile