“Tras intensos meses de preparación el equipo de la Facultad de Derecho alcanzó ayer lo más alto del podio” en ese concurso, ante un jurado integrado por miembros de la Corte Internacional de Justicia, destacó la UBA en un comunicado.

La competencia, que convocó a estudiantes de unas 600 facultades de Derecho en más de 80 países y fue organizado por la International Law Students Association (ILSA) -con sede en Washington- , es una simulación de una disputa entre Estados ficticios ante el órgano judicial de las Naciones Unidas.

Cada equipo, representando a ambas partes del argumento, debe preparar los alegatos y responder preguntas formuladas en cada ronda por un panel de jueces de la Corte Internacional, que en este caso fueron Christopher Greenwood (Inglaterra), Hisashi Owada (Japón) y Bruno Simma (Alemania).

La Facultad de Derecho participa hace unas dos décadas del concurso Jessup “y año tras año logra resultados notables, compitiendo contra las mejores universidades del mundo”, señaló la UBA.

Pero este año, subrayó, el equipo integrado por los estudiantes Julián Rotenberg, Belén Ibañez, Carolina Catanzano, María Laura Pessarini y Adriana Camaño, bajo la coordinación académica de Sebastián Green Martínez, “logró algo nunca antes conseguido”.

0014528949

Los alumnos de la UBA accedieron a las rondas internacionales tras imponerse el 7 de marzo a los de la universidad Torcuato Di Tella y, en los últimos tramos de la competencia vencieron “al King’s College de Londres en cuartos de final, a la Universidad Hebrea de Jerusalén en semifinales y a la Universidad de Pensilvania en la final”.

El equipo “se alzó con el trofeo y fue galardonado como el mejor del mundo” y, además, “Rotenberg fue nombrado mejor orador de la final”.

Para la UBA, “el logro es aún mayor” porque los magistrados que juzgaron la final “no eran ficticios, sino verdaderos jueces de la Corte Internacional de Justicia”.

Telam

Volver