Por Alejando Saracho-Luna y Víctor M. Castaño

Introducción

El sistema de educación superior y el sector económico son dos sistemas que obedecen a objetivos diferentes en su esencia y están íntimamente vinculados por el flujo de egresados de las universidades hacia el sector productivo. Uno de los propósitos de la educación superior, Williams. (1986), Hague. (1991), Schofiel. (1998), Aboites. (2006),  es formar profesionales en áreas específicas del conocimiento que permitan desarrollar su entorno a través de su desempeño en el aparato productivo, sirviendo la educación superior, en alguna medida, de proveedor al sector económico, y éste a su vez requiriendo del recurso humano con sus competencias para lograr cumplir con sus objetivos y competir en un mundo globalizado, Barrow, Didou, Mallea. (2003), Organization for Economic Co-operation and  Development.(2003). Si bien no es el objetivo principal de la educación superior el formar personas para que se desempeñen en el sector productivo de bienes y servicios, si es uno de los objetivos más importantes, OECD.(1999); la certeza de un aspirante a cursar una carrera de educación superior de tener altas probabilidades de empleo a su egreso, el conocimiento de qué áreas económicas estarían interesadas en contratar sus servicios, dan suficientes bases para analizar el fenómeno, Zepeda, Ranjeeta.(1999), otro argumento que da peso al tema es cuando se realiza una fuerte inversión financiera en una universidad o institución de educación superior para la apertura de algún programa educativo y conocer el impacto que tendrá en la economía en su entorno próximo, esto es de mucha utilidad para los objetivos de la propia institución, tales como el económico o el prestigio de la misma institución, un motivo adicional es la actual tendencia de las Instituciones de Educación Superior a la acreditación de sus programas de estudio, tomando como base  parámetros internacionales, Bracho.(2004), se puede mencionar también la apertura de nuevos programas educativos de nivel superior toma muy en cuenta la pertinencia de la carrera con su entorno, Gibbons.(1998).

Por parte del sector empresarial se ha manifestado en diferentes medios la necesidad de tener un mejor conocimiento y entendimiento de cómo se está comportando el impacto de programas de estudio y con qué características les permite generar una planeación más adecuada, previniendo una posible escasez  de recursos humanos y por otra parte saber las características de los profesionistas que actualmente satisfacen requerimientos del propio aparato productivo, Garay. (2002). Otro sector involucrado es el gobierno  quien en sus diferentes niveles realizan por una parte fuertes inversiones en instituciones de educación superior públicas SEP.(2005),con el propósito que incidan en el desarrollo económico, SEP.(2001) y también por otra parte compiten de una manera globalizada con otras áreas geográficas por atraer inversiones de empresas que permitan el propio desarrollo económico de la región,   uno de los factores que son definitivos para su elegibilidad es la oferta de profesionistas que requiere ese aparato productivo, por mencionar algunos.

La anterior argumentación justifica ampliamente la necesidad de conocer este vínculo particular entre el egreso del sistema de educación superior y la absorción de éste por parte del sector económico de su entorno, situación que al explorarse puede dar valiosa información de sus características singulares de tal forma que permita apoyar a los sectores interesados en el tema.

Este vínculo puede ser tratado desde diferentes ángulos y amplitud, la presente propuesta se limita a un ámbito de una entidad federativa y el esquema de estudio es abordándolo con un modelo de topología de redes, aplicando los nuevos conocimientos que se han desarrollado con el crecimiento de la red del Internet y los estudios del genoma humano y trasladando este conocimiento a un modelo particular de una red egreso de educación superior – absorción del sector económico. SEP, IESALC, UNESCO. (2003).

Por ello un marco de referencia primario es una exploración a las generalidades de los dos sistemas, educativas y económicas, tanto a nivel nacional como estatal.

Educación Superior, contexto nacional de México

La oferta de educación superior en México a través de los años se ha estructurado de una forma muy particular; actualmente existen  1,195 universidades a nivel nacional que albergan a 2’339,000 alumnos, con una oferta de 13,409 programas de educación superior y 1,362 planteles distribuidos en el país.  Adicionalmente la cobertura de Educación Superior representa el 9.3% de la población total y, específicamente de la población en edad universitaria, entre 19 y 23 años, el 18.3%.

Las universidades e instituciones del sistema de educación superior a nivel nacional son muy heterogéneas,  en su cobertura, tamaño y calidad, podemos mencionar que 39 tienen más de 10 mil alumnos matriculados, 400 registran entre 500 y 10 mil alumnos, 728 reportan menos de 500 alumnos, 193 titulan a 100 o más alumnos por año, 506 no reportan titulados en ningún nivel, 24 ofrecen 100 o más programas, 204 brindan más de 10 pero menos de 100 programas, 687 proporcionan entre dos 10 programas, 265 ofrecen un solo programa. Lo anterior deja de manifiesto la forma tan irregular del egreso de alumnos de esas instituciones, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo ya que los egresados de los diferentes programas educativos provienen de orígenes diferentes en calidad y diversidad de programas educativos.

La Tabla 1 nos muestra la distribución de la matrícula en los veinticinco principales programas educativos, lo cual permite observar la gran concentración de alumnos en un bajo porcentaje de carreras. Así mismo muestra, a nivel nacional el comportamiento de la matrícula tiene un sesgo a un mínimo de carreras

De acuerdo a la Tabla 1, 25 carreras concentran el 86 % de la matrícula de licenciatura al nivel nacional, lo cual puede sugerir que se cumple una ley de Pareto . (1896-1965), Reed.(2001a), Reed.(2001b), Reed, Hughes (2002), estructura que se tomará como punto de partida del presente análisis.

Educación Superior, contexto estatal de Querétaro

De acuerdo con los indicadores nacionales, el Estado de Querétaro, localizado en la Región Centro de México, representa una de las zonas de mayor crecimiento económico, educativo y tecnológico del país y se ha convertido en referente de varias importantes industrias, como la de autopartes y la aeronáutica, por lo que representa un buen elemento para el análisis de cómo la educación y el sector priductivo se han rerlacionado. La gráfica 1 muestra que en el caso particular del Estado de Querétaro el crecimiento de la población de educación superior ha sido de 58% al pasar de 22974 alumnos en el ciclo 98 – 99 a 36472 en el ciclo 05 – 06, impactando con esto la matrícula en los diferentes programas educativos.

La matrícula de los programas educativos determina el egreso de los mismos programas y por consecuencia el flujo de egresados hacia el sector económico.

GRÁFICA 1. EVOLUCIÓN DE LA MATRÍCULA DE EDUCACIÓN SUPERIOR EL ESTADO DE QUERÉTARO

FUENTE: Estadística del Sistema Educativo Estatal: Inicio de Cursos 2004-2005, 2003-2004, 2002-2003, 2001-2002, 2000-2001, 1999-2000, 1998-1999. (NO INTEGRA POSGRADO)

La Tabla 2 muestra que la matrícula total de educación superior en el Estado de Querétaro está distribuida de una manera heterogénea en las diferentes áreas de conocimiento lo que pudiera mostrar un desequilibrio con respecto a la demanda.

Al igual que las áreas de conocimiento las carreras a nivel estatal tienen un comportamiento similar al nacional, donde un bajo porcentaje concentra a la mayor matrícula.

Empleo contexto nacional mexicano

Por otra parte, la gráfica 2 muestra  el empleo a nivel nacional donde las cifras  al cuarto trimestre de 2005, indican que los sectores de actividad económica con mayor crecimiento en la ocupación en los últimos cinco años fueron la de Construcción y la de Turismo que incrementaron 7.1% y 5.7% respectivamente. Por su parte, la gráfica 3 muestra que los sectores de actividad económica que concentran al mayor número de personas ocupadas al cuarto trimestre de 2005 son: Comercio (7 millones de personas), Transformación (6.5 millones) y Agropecuario (5 millones).

La rama de la Transformación es la que ocupa al mayor número de jóvenes entre 16 y 24 años de edad (24%). Mientras que la rama que ocupa al menor número de jóvenes en este rango de edad es la rama de Educación y Salud (9.1%).

Gráfica 3. Distribución de la escolaridad de personal ocupado

La rama de Educación y Salud es la que cuenta con el mayor número de ocupados con escolaridad de nivel Superior (50%), mientras que las ramas Agropecuaria y de la Construcción poseen los niveles de escolaridad más bajos de los ocupados (79% y 55% de los ocupados cuentan con educación hasta primaria respectivamente), se puede observar que la educación superior no tiene una distribución uniforme en las diferentes ramas.

Cifras económicas del contexto estatal queretano

Al nivel del Estado de Querétaro las siguientes cifras  muestran la distribución de la población en el empleo:

Población total:                     1 582 572
Población de 12 años y más:                 1 167 703
Población económicamente activa             626 099
Ocupada                         611 459
Desocupada                         14 640
Población no económicamente activa             541 604
Población ocupada por:
Posición en el trabajo:                 611 459
Trabajadores asalariados                 409 029
Patrón                             24 386
Trabajador por cuenta propia                 135 497
Trabajador sin pago                     42 547
Otros trabajadores 0
Sector y rama de actividad económica:             611 459
Primario                         73 858
Agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca     73 858
Secundario                        190 689
Industria extractiva y de la electricidad        4 528
Industria de la transformación                1 132 177
Construcción                         53 984
Terciario                         346 912
Comercio                         121 458
Restaurantes y hoteles                     30 809
Comunicaciones y transportes                 28 673
Servicios profesionales y financieros             25 717
Servicios sociales                     52 135
Servicios diversos                     60 501
Gobierno                         27 619

Comentarios finales

De las cifras anteriores, se observa que de la población empleada el sector terciario predomina con 346912 trabajadores mientras que el sector secundario cuenta con 190698 y muy por debajo el primario con 73858, de esta población empleada no existen cifras respecto al nivel de preparación escolar de los trabajadores, una hipótesis es  que se comporte como las cifras nacionales y es motivo de estudio de la presente propuesta.

Educación y empleo, dos sistemas que tienen objetivos, ciclos, dinámicas y patrones diferentes requiere en la actualidad una fuerte vinculación que les permita optimizar recursos, generar sinergia para poder competir con otros entornos económicos, Rangel.(2002), Arredondo, Martiniano.(1992). Esa propia vinculación tiene una variable muy importante que es el empleo de profesionistas, con conocimientos, aptitudes y actitudes que les permite solventar, en diferente medida, las necesidades del sector económico.

Bibliografía

  • Aboites, H.(2006,febrero). Tratados de libre comercio, educación y educación superior. Foro Internacional de la UNESCO. Buenos Aires, Argentina.
  • Adamic, L. A. (1999). The small world web. In Proceeding of the 3dh European Conf. on Digital Libraries, volume 1696 of Lecture notes in Computer Science, pages 443-452. Springer Ed.
  • Albert, R., Jeong, H., and Barabási, A. L. (1999).Diameter of the world-wide-web. Nature 401: 130-131.
  • Arredondo, G., Martiniano, V.(1992). La educación superior y su relación con el sector productivo. Ed. ANUIES-SECOFI. México.
  • Barabási, A. L., Albert, R. (1999). Emergence of scaling in random networks. Science, 286: 509-512.
  • Barabási, A. L. (2002). Linked: The new science of networks: Perseus Pub.
  • Barrow, C., Didou, S., and Mallea, J. (2003). Globalization, trade liberalization, and higher education in North America. The emergence of a new market under NAFTA. The Netherlands, Kluwer Academic Publisher.
  • Bauchamp, M. (1970). Elements of mathematical sociology. Random House ed., New York.
  • Bavelas, A. (1965). Communications patterns in task oriented groups. J. Acoust. Soc. Am., 10:271-282.
  • Bollobas, B.(1985).Random Graphs. Academic press ed., London (2nd edition, 2001).
  • Bracho, T.(coordinadora). PEC 2001-2003: Evaluación externa. El programa Escuelas de Calidad. México, D. F. Marzo.
  • Dorogostev, S., and Mendes, J. (2003). Evolution of networks: From biological nets to the internet and www. Oxford U. Press. Oxford.
  • Freeman, L. (1979). Centrality in social networks: I. Conceptual clarifications. Social Networks. I: 215-239
  • Garay, A. de. (2002). Los actores desconocidos. Una aproximación al conocimiento de los estudiantes. Colección Biblioteca de la Educación Superior, Serie Investigaciones, investigación educativa, enero-abril, 7: No. 14, 11-16, México, ISSN 0185-2760.
  • Gibbons, M. (1998). Pertinencia de la educación superior en el siglo XXI. Conferencia Mundial sobre la educación Superior de la UNESCO. Octubre, Paris.
  • Haghe, D. (1991) Beyond universities: A new republic of the intellect. Hobart paper 115,Institute of Economic Affairs, Londres
  • Jin, C., Chen, Q., and Jamin, S. (2000). Inet: Internet topology generator. Technical Report CSE-TR-443-00(Department of Electrical Engineering and Computer Science, University of Michigan, Ann Arbor).
  • Kuperman, M (1), and Abramson, G (2).(2004, Jan. 13). Complex structures in generalized small worlds.1. Centro Atómico Bariloche and Instituto Balseiro, 8400 S. C. de Bariloche, Argentina.2. Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Argentina.
  • Limpert, E., Stahel, W. A., and Abbt, M.((2001, May). Log-normal distribution across the sciences: Keys and clues. Bio-Science 51: 5, 340-352
  • Mitzenmacher, M.(2001).A brief history of generative models for power law and lognormal distributions. In Proceeding of the Thirty-Ninth Annual Allerton Conference on Communications, Control, and Computing, pages 189-191.
  • Newman, M. E. J. (2001a). The structure of scientific collaboration networks. Prc. Natl. Acad. Sci. USA 98: 404-409.
  • OECD. ((1999). Measuring student knowledge and skills. A new framework for assessment. Organization for Economic Co-operation and Development.
  • OECD. Programme for International Student Assessment. (2003). Problems solving for tomorrow’s world. Organization for Economic Co-operation and development.
  • Pareto, V. (1896-1965). Cours d’économie politique. Reprinted as a volume of Ocurres Complètes (Droz-Geneva).
  • Rangel, E.(2002). Policies for employment and higher education in México in the 90’s: An absence? Ponencia presentada en el Pacific Circle Consortium 26th Annual Conference. May 1-3, Seoul, Korea,
  • Reed, J. W. (2001a). The Pareto laws of incomes-an explanation and an extension. Available at http//www.math.uvic.ca/faculty/reed/indexhtlm.
  • Reed, J. W., and Hughes, B. D. (2002). From gene families and genera to incomes and internet file sizes: why power laws are so common in nature? Available at http://www.math.uvic.ca/faculty/reed/index.htlm.
  • Schofield, A. (1998). Benchmarking in higher education: An international review. Londres: Commonwealth Higher Education Management Service.
  • Saracho Luna, A. (2009).  Modelo de correspondencia a partir de la física de las redes libres de escala entre la oferta educativa del estado de Querétaro y sus entornos económicos, tesis de doctor en administración, Universidad de Celaya
  • SEP. (2001). Programa Nacional de Educación 2001-2006. Secretaría de Educación Pública. Septiembre, ISBN: 970-18-6213-9.
  • SEP. (2005). Aspectos financieros del sistema universitario de educación superior. Secretaría de Educación Pública. Subsecretaría de educación Superior e Investigación Científica. Abril, México.
  • SEP, IESALC, UNESCO.(2003). Informe nacional sobre la educación superior en México. Secretaría de Educación Pública, Instituto Internacional Para la educación Superior en América Latina y el Caribe, Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Octubre. México.
  • Stauffer, D., and Aharony, A. (1994). Introduction to percolation theory. 2nd ed. (London; Bristol, PA: Taylor and Francis).
  • Williams, B. (1986). The direct and indirect role of higher education in industrial innovations.Wath should we expect? Minerva, 24, No.2/3, 145-171.
  • Zepeda, E., Ranjeeta, G. (1999). Determinación del salario y capital humano en México: 1987-1993. Economía, Sociedad y Territorio II:5, Enero-Julio.

InvDes

Volver