Convocados por Panamá en paralelo a la VII Cumbre de las Américas, coincidieron en crear un “espacio común” para apoyar las políticas públicas de desarrollo y que los jóvenes terminen sus estudios universitarios.

(Nota publicada en abril de 2015)

Los 450 rectores de América que participaron en el primer foro continental, convocado por Panamá paralelo a la VII Cumbre de las Américas, coincidieron en crear un “espacio común” para apoyar las políticas públicas de desarrollo y que los jóvenes terminen sus estudios universitarios.

Un informe del Ministerio panameño de Educación distribuido este sábado sobre la cita de rectores, iniciada el jueves y clausurada este viernes, precisa que los máximos dirigentes de las universidades expresaron “preocupaciones comunes”.

Entre estas destacan “brindar mayor acceso a más jóvenes en las instituciones superiores para que logren completar sus estudios con éxito, con una profesión de calidad y que además sea pertinente e integral”.

“¿Cómo potenciar las capacidades mayores o menores creando sinergias?, fue otra de las inquietudes que se recogió entre los representantes de las universidades, durante el desarrollo del Foro de Rectores, que fue clausurado por la ministra panameña de Educación, Marcela Paredes.

Sobre los ejes temáticos discutidos: movilidad académica, tecnología e innovación y desarrollo económico sostenible, “se concluyó crear a nivel hemisferio un espacio de discusión acerca de los retos y ventanas de oportunidad que tienen las universidades en su rol de instituciones formadoras”, apuntó.

Además, optaron por “potenciar su participación en las políticas públicas nacionales y regionales, orientadas a profundizar el desarrollo de las Américas”.

Los rectores declararon que “promover el acceso a la educación en todos los niveles con un enfoque inclusivo es clave para potenciar el desarrollo humano y lograr la democratización económica, política y cultural de nuestras sociedades”.

Los rectores de todo el continente pidieron en Panamá “más inversión en investigación” y “cooperación” entre universidades para hacer llegar el crecimiento económico a todos los países del continente.

Bajo el lema “Prosperidad y Educación El Desafío de la Cooperación en las Américas el Rol de las Universidades”, Panamá fue el anfitrión de un encuentro histórico que por primera vez se realiza en el marco de una cumbre que reúne a presidentes y jefes de Estado del hemisferio americano, destacó la fuente.

En el acto de clausura, la ministra Paredes manifestó “que las universidades son las instituciones que concentran el mayor capital humano de nuestros países, en sus cuerpos docentes y en el área de investigación; además tienen la responsabilidad de darle forma y brillo, como quien pule un diamante al talento de nuestra juventud”.

“Es allí donde aspiramos llevar al más alto nivel de formación a las generaciones de futuros profesionales, intelectuales y líderes de nuestras sociedades de quienes esperamos que enfrenten y superen grandes retos globales”, acotó.

Entre ellos citó la “seguridad alimentaria, cambio climático, mejores condiciones de salud, unidad de vivienda, competitividad en los sectores productivos, en fin un verdadero desarrollo humano y económico con prosperidad y equidad”.

Las conclusiones del encuentro fueron entregadas a los presidentes reunidos en la VII Cumbre de las Américas, que se clausura esta noche en Panamá y por primera vez contó con la participación de Cuba.

En el continente existen 7.434 universidades, según los organizadores del evento, de las cuales el 47% se encuentra en el hemisferio norte, en Estados Unidos, Canadá y México.

ntn24

MENSAJE DEL PRIMER FORO DE RECTORES A LA VII CUMBRE DE LAS AMÉRICAS:

Panamá, 10 de abril de 2015.

Agradecemos profundamente la iniciativa del Presidente de Panamá, apoyada entusiastamente por el conjunto de las naciones de las Américas, de convocar por primera vez a un Foro de Rectores con el lema: “Prosperidad y educación: el desafío de la cooperación en las Américas – El rol de las universidades”, realizado en el marco de la VII Cumbre de las Américas. Este encuentro reafirma el especial compromiso de nuestras universidades con el desarrollo de sus pueblos, el que se remonta al origen de nuestras Repúblicas. Consecuentemente, solicitamos que este Foro se mantenga en el espacio de todas las futuras cumbres para fortalecer mecanismos que permitan mutuas colaboraciones y fluidez en la interacción con el Estado, la sociedad civil, la academia y sectores productivos para viabilizar el diseño de políticas públicas.

Nuestro Foro se centró en tres ejes: “Movilidad académica”, “Tecnología e innovación” y “Desarrollo económico sostenible”. En el primero, se ha propuesto crear una Red de Movilidad Académica que se constituya en un instrumento imprescindible de la vida académica. Esta red debe ser asumida por los gobiernos como una prioridad en el proceso de integración de las Américas. Consecuentemente, proponemos que los Presidentes y Jefes de Gobierno de las naciones americanas asuman el compromiso de generar y financiar un plan hemisférico de movilidad para estudiantes de pregrado, estudiantes de postgrado, docentes e investigadores. Nuestra meta ulterior ha de ser el crear un sistema interrelacionado de equivalencias académicas, tal como los que ya se han logrado concordar en otros continentes.

En “Tecnología e innovación”, resulta prioritario disminuir la brecha de apropiación del uso de las tecnologías entre nuestros países y al interior de ellos. Debe propiciarse la conectividad entre universidades, utilizándola como vehículo en la perspectiva de fomentar una amplia y eficiente transferencia tecnológica y una mayor equidad en el acceso a la información.

Respecto a “Desarrollo económico sostenible”, la universidad debe colaborar con el Estado y el sector productivo para el necesario e impostergable avance desde economías limitadas a la explotación de recursos naturales y tareas extractivas hacia economías basadas en el conocimiento. Deben generarse mecanismos efectivos para que el recurso humano de las universidades esté disponible y pueda apoyar la innovación en los sectores público y privado, potenciando la investigación aplicada para contribuir a resolver las necesidades de nuestros pueblos. Las incorporación de nuevas tecnologías, el respeto a los ecosistemas y el desarrollo de energías alternativas han de integrarse armónicamente al conjunto de la sociedad. Deben proponerse mecanismos que propicien el apoyo de las empresas al financiamiento de estas iniciativas. Deben crearse métricas de evaluación para ponderar nuestro propio quehacer universitario tanto por su valor universal, como por su pertinencia a nuestras realidades locales.

Son factores esenciales para el desarrollo el mitigar la inequidad, promover la inclusión, y asegurar la calidad, desde el respeto a la naturaleza multicultural de nuestros pueblos. Deben identificarse caminos para terminar definitivamente con modelos segregadores de educación elitista y reforzar la educación pública, gratuita y de calidad para todos.

foroderectores


VOLVER