El profesor Sebastián Bitar, de la Escuela de Gobierno Alberto Lleras Camargo, responde algunas preguntas de lo que viene para Estados Unidos, Colombia y el mundo, con el triunfo de Donald Trump en las elecciones norteamericanas.

¿Qué cambió políticamente en Estados Unidos?

Cambió que entramos en un momento de incertidumbre complicado. Nadie ha podido decir con certeza qué es lo que Trump va a hacer La mayoría de cosas que dijo durante la campaña son preocupantes: la prohibición de cualquier musulmán de entrar a Estados Unidos es aberrante, la idea de entrar a una guerra comercial con China y México es completamente absurda y un peligro para la economía, no solo de esos países, sino del mundo entero. 

¿Y en materia de política internacional?  

Debilitar a la OTAN es un llamado a que Rusia comience a tener vía libre para hacer lo que quiera en materia de seguridad en el mundo. Dejar solo a Japón, a Corea del Sur o a otros aliados estratégicos de los Estados Unidos es una irresponsabilidad. 

Él dijo todo eso en campaña, y varias de las personas que han trabajado con él se han dedicado a decir que realmente no lo hará, que él va a tener una presidencia muy diferente. Tratan de pintarlo como si lo que se dice en una campaña no importara.  Entonces no sabemos qué va a hacer.

¿Qué viene ahora? 

Estamos en un momento de incertidumbre muy grande, no sabemos a quién va a nombrar en su gabinete. Creo que ni siquiera él mismo sabe cómo va a ser su presidencia. Entramos en un momento de incertidumbre y a nadie le gusta la incertidumbre. Para tener un mundo seguro y próspero necesitamos tener seguridad sobre el respeto, sobre algunos principios, y algunos de ellos no están en Trump.

¿Podrá Trump impartir ordenes tan fácilmente como lo hace de empresario?¿Tendrá un contrapeso en el poder? 

Es difícil saber. El sistema de los Estados Unidos está hecho para tener contrapesos muy fuertes, pero estamos en una situación muy complicada. La Corte Suprema de los Estados Unidos está con ocho jueces y no con nueve. Una de las primeras cosas que Trump va a tener que hacer el día que se posesione es definir a quién va a nominar para la Corte Suprema. Lo que ha dicho hasta el momento es que la persona va a ser muy conservadora

La Corte Suprema es en últimas la institución más importante para interpretar la constitución y para ponerle un limite a lo que hacen el Congreso y el presidente. Y si la Corte Suprema termina con uno o dos jueces nuevos, puestos por Donald Trump, es muy peligroso que le den la razón en cualquier cosa que se le ocurra. Esperemos que eso no pase.

¿El Congreso no es otro contrapeso? 

Se esperaba que los demócratas recuperaran el control sobre el Senado y no lo hicieron. Entonces la otra institución que está llamada a ser un contrapeso frente al presidente está en manos del partido del presidente. Hay muchas personas republicanas que realmente detestan a Trump, y lo consideran un peligro, pero es el presidente ahora y tiene una capacidad de dirigir muy grande. El congreso va a tener que elegir, sobre todo la mayoría republicana, si se va con él o hace oposición. 

Seguramente habrá límites, no es que él pueda hacer cualquier cosa, hay una constitución, unos votantes, hay unas elecciones dentro de dos años que pueden volver a cambiar el Congreso y, luego, unas dentro de cuatro años que podrían volver a cambiar al presidente y al Senado. 

¿A qué tiene que poner atención Colombia con Donald Trump de presidente? 

Él dijo que renegociaría los Tratados de Libre Comercio, nunca ha dicho nada específicamente sobre Colombia, pero sí en general. Si cumple lo que dice, Colombia tiene que estar preparada para que lleguen unas condiciones muchísimo más difíciles desde los Estados Unidos. Tendríamos que pensar en un TLC mucho más desfavorable para Colombia o no tener TLC.

Por el lado del proceso de paz, perdemos una posibilidad de haber tenido a Hillary Clinton como presidenta y a su equipo, que ha sido muy cercano a Colombia. Donald Trump no tiene idea dónde queda Colombia, no tiene ni idea de qué está pasando dentro de Colombia.

¿En qué fallaron los demócratas? 

El partido demócrata estaba tomando decisiones basado en unas encuestas que ocultaron a una cantidad gigantesca de personas que apoyaban a Trump, pero que no eran capaces de decirlo en público. Esta es una lección para todos: que los hombres blancos sin formación universitaria son muy poderosos en los Estados Unidos, son capaces de movilizarse y siguen siendo capaces de ganar en estados donde se pensaba que las minorías iban a poder imponerse.

Universidad de los Andes