En el Archivo General de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) un historiador y tres practicantes de la carrera de Historia trabajan en la recuperación e identificación de las publicaciones impresas de la Alma Máter a lo largo de su historia. Entre ellas, el enfoque de su trabajo está en ubicar todos los números de Presencia Universitaria, primer órgano de difusión de la institución.

“Encontramos unas cajas con fotografías que coincidían con las publicaciones de Presencia Universitaria y decidimos identificarlas en los diferentes números para cumplir con dos objetivos: describir las imágenes primero y luego proceder a la digitalización de los ejemplares que hemos encontrado en este Archivo pero también en otros repositorios”, explicó Moisés Mayorquín, encargado del Archivo General.

Esos otro repositorios han sido identificados hasta ahora en la Biblioteca Central de la UNAH, en la biblioteca de su sindicato (SITRAUNAH) y en el Centro Documental de la carrera de Historia. Todavía falta revisar los centros documentales de las carreras de Letras y de Derecho y la biblioteca de la Facultad de Ciencias Médicas como parte del trabajo de identificación de las publicaciones que fueron editadas en la máxima casa de estudios y desde ahí circularon a otros espacios.

Aparte de Presencia Universitaria, cuyo primer número apareció en abril de 1973 y su última publicación fue en junio de 1998, entre las revistas que salieron de la UNAH se encuentran Tribuna Sindical, a cargo del SITRAUNAH; El Universitario, que publicaba la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH); y Vida Universitaria.

Presencia Universitaria

Para Mayorquín, que trabaja junto a los practicantes Luisa María Aguilar, Mario Panchamé y Marvin Rivas en la identificación y clasificación de los ejemplares, esta labor se justifica siempre que en el futuro se digitalicen y su acceso sea abierto a través de la red.

Hasta el momento, de Presencia Universitaria se han ubicado 131 números, pero todavía resta por identificar 166. A inicios de septiembre, el equipo de historiadores tendrá una reunión con los encargados de la Hemeroteca Nacional para comparar los inventarios.

Una vez con la información complementaria de los centros documentales y la Hemeroteca, Mayorquín explicó que se solicitaría el préstamo de los ejemplares que no se encuentran en el Archivo General para su digitalización y posterior difusión en el repositorio Tz’ibal Naah, que está a cargo de la Dirección General de Tecnología y donde se encuentran colecciones patrimoniales, documentos científicos, y recursos docentes e informativos.

Presencia

Volver