El Dr. Rodrigo Castillo, investigador del programa de Fisiopatología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile, ganó el premio en la categoría “Investigador Joven”, en una competencia que buscó este año, en su tercera edición, apoyar y difundir las mejores investigaciones sobre hipertensión arterial, dislipidemias y enfermedades coronarias.

La hipoxia hipobárica intermitente (IHH) es experimentada por un gran número de trabajadores andinos, estimándose en 40.000 por año. En el caso de la exposición crónica -que supere los dos años- existen efectos cardiovasculares dañinos para compensar la exposición a un ambiente de altura, es decir sobre 2.500 metros sobre el nivel del mar.

Con el fin de paliar los efectos de esta afección es que el doctor Rodrigo Castillo, profesor asistente del Programa de Fisiopatología del Instituto de Ciencias Biomédicas de nuestro plantel, realizó la investigación “Cardioprotección con ácidos grasos omega 3 en patologías cardiovasculares en modelos animales y humanos: del Infarto Agudo al Miocardio a la Hipoxia Hipobárica Intermitente”, con la que resultó ganador en la categoría Investigador Joven de la Tercera Edición del Premio a la Investigación Científica Universitaria (PIC) entregado por Universia.

El doctor Rodolfo Armas, Premio Nacional de Medicina 2010, presidente de la Academia Chilena de Medicina y miembro del jurado, se refirió a la relevancia del tema que guió la tercera versión de este certamen, cuyo objetivo es apoyar y difundir las mejores investigaciones en la materia. “Este tema es de mucho interés para la salud pública a nivel mundial, pues estas enfermedades, que son causas principales de invalidez y muerte, representan además altos gastos en medicina. Se trata de un problema prioritario aquí y en todos lados”.

Por su parte, el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, doctor Manuel Kukuljan, destacó el compromiso de Banco Santander con la investigación científica. “En nuestro país la principal fuente de estímulo y financiamiento para estos estudios es la pública. Sin embargo, creo que como sociedad debemos tener alicientes y recompensas desde todos los sectores. En este sentido, lo que hace esta institución es muy relevante en términos de la consistencia y la seriedad con la que se realiza el proceso”.

Para mejorar la salud ocupacional y cardiovascular en trabajadores de altura

El médico Rodrigo Castillo obtuvo el grado de doctor en farmacología en enero de 2011, gracias a un estudio básico clínico en el que demostró los beneficios del uso agudo de Omega 3 y las vitaminas C y E para evitar la arritmia post operatoria en pacientes de cirugía cardiaca con circulación extracorpórea, contribución científica reconocida mediante un Fondecyt de Iniciación, respaldo con el que continuó esta línea de investigación, abordando el efecto de la suplementación crónica con estos ácidos grasos esenciales sobre el tamaño de infarto y la función ventricular en un modelo de infarto ex vivo.

Actualmente, sus estudios abordan el uso de un modelo de preacondicionamiento cardiovascular relacionado con la IHH, el cual involucra directamente los temas de salud ocupacional y prevención cardiovascular en la minería de altura.

En su proyecto explica que “esta intervención apunta directamente a reducir las complicaciones cardiovasculares de los mineros asociadas a incapacidades laborales, que perjudican el rendimiento de la principal fuente de ingresos de nuestro país. Cabe mencionar que en la actualidad, sin embargo, no existen estrategias farmacológicas que atenúen estos efectos perjudiciales, en este tipo de poblaciones”.

“En mi interés de desarrollar investigación traslacional aplicada a este tema, en mi laboratorio hemos hecho avances en la caracterización de algunos efectos farmacológicos de la suplementación con Omega 3, en un modelo animal de IHH crónica, mediante el uso de una cámara hipobárica con el fin de aplicar dichos conocimientos posteriormente en población minera. Los hallazgos asociados a los mecanismos cardioprotectores en modelo animal de IHH crónica encontrados por nuestro grupo, que se encuentran en proceso de publicación, han servido de base para la postulación de algunos concursos con financiamiento externo, incorporando un enfoque traslacional que propone dentro de sus desafíos la realización de un ensayo clínico que evaluará una cohorte de población minera que sería suplementada con Omega 3. Esto, con el fin de determinar variables de respuesta cardiovascular a la altura, y algunos marcadores de remodelación miocárdica, en sangre y por ecocardiografía, en este modelo de hipoxia humana”, finaliza el doctor Castillo.

Premio a la Investigación Científica Universitaria

El estímulo para la categoría Investigador Joven es de USD $ 30.000, más una beca de pasantía internacional de USD $ 5.000 por hasta dos meses en el extranjero. El premio es convocado y organizado por Banco Santander y Santander Universidades a través de su Programa de Apoyo a la Educación Superior, y tiene por objetivo reconocer y apoyar la investigación científica, iniciativa que en un horizonte de cinco años, espera constituirse en un referente y estímulo para promover el desarrollo de la ciencia en beneficio de la salud.

El jurado estuvo compuesto, en esta tercera versión del PIC, por los doctores Gloria Valdés, investigadora del Departamento de Nefrología de la P. Universidad Católica de Chile y miembro de la Academia de Ciencias; Rodolfo Armas, Premio Nacional Medicina 2010 y presidente de la Academia Chilena de Medicina y Fernando Mönckeberg, Premio Nacional Medicina 2012. Además, integran este equipo los decanos de las más importantes facultades de medicina del país, como son los doctores Luis Ibáñez (P. Universidad Católica de Chile); Jaime Contreras (U. Andrés Bello); Humberto Guajardo (U. de Santiago); Manuel Kukuljan, (U. de Chile), y Rogelio Altuzarra, (U. de los Andes). El coordinador general del jurado es José Pedro Fuenzalida, director de Universia Chile.

Cecilia Valenzuela León, periodista Facultad de Medicina U. de Chile

UChile

Volver