Casi 84 millones de mexicanos acuden este domingo a las urnas para las elecciones federales en las que se elegirán 300 de los 500 diputados federales (los restantes 200 son repartidos de acuerdo al porcentaje de votos obtenidos por cada partido), gobernadores para nueve estados, diputados locales en 17 de los 32 estados, como así también presidentes municipales.

Se desarrolla jornada electoral en un clima de incertidumbre por la eventual anulación de comicios en Tixtla, Guerrero, por quema de urnas

Después de informar a los medios de comunicación que la elección de presidente municipal en Tixtla quedaba anulada debido al robo de casillas, la consejera presidenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero (IEPC), Marisela Reyes, precisó que este organismo no es competente para declarar la nulidad de los comicios.

“Dije que estábamos explorando el análisis jurídico y la ruta legal. No corresponde a este órgano administrativo declarar competencia sobre la nulidad de la elección (…) Será en otro momento cuando se decida la validez o no de las elecciones”, dijo Reyes en sesión extraordinaria del IEPC.

Minutos después de la aclaración de la consejera presidenta, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero publicó en su cuenta de Twitter que los comicios continúan, que los votos se contabilizarán y, una vez que haya concluido el conteo de sufragios, la nulidad de la elección debe ser formulada por el Tribunal Electoral del estado.

La precisión ocurrió luego de que Reyes dijo a medios de comunicación que en el municipio de Tixtla se cumplieron las causales de anulación de la elección por el robo de casillas y también la entrega “voluntaria” de los paquetes electorales por funcionarios “en defensa de su integridad física”, según la agencia Notimex.

Tras la declaración de la consejera presidente, el IEPC de Guerrero publicó en su cuenta de Twitter:

En seguida se reinstalará la sesión en la que se hará oficial el informe referente a la anulación de la elección del Ayuntamiento de Tixtla.

— IEPCGRO (@IEPCGRO) junio 7, 2015
Por la tarde, el consejero del INE, Arturo Sánchez, dio a conocer que operan con normalidad las casillas instaladas en Tixtla, salvo en 17 en donde está suspendida la votación.

La ley establece como causal de anulación de una elección que no se instale el 20% de las casillas en un municipio.

“Los datos que tenemos es que en Tixtla ya se ha superado este porcentaje para declarar la nulidad en ese municipio”, precisó Reyes Reyes, quien recordó que en Tixtla existen 29 secciones electorales.

Marisela Reyes refirió que alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa impidieron la instalación de al menos 14 casillas, se apoderaron del material y lo quemaron.

Protestarán contra anulación de la elección

Un grupo de habitantes de Tixtla marcharán en protesta por la suspensión de las elecciones en este municipio.

Estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa -localizada en el municipio de Tixtla- declararon la jornada como “un triunfo” al impedir la instalación de 20 de 22 casillas en la cabecera municipal de Tixtla. Los normalistas acordaron acuartelarse por el resto del día en la Normal para evitar confrontaciones con grupos priistas del municipio.

Además, un grupo de priistas inconformes con la anulación de la elección tomó el auditorio municipal de Tixtla y está expulsando a la policía comunitaria y a la prensa bajo amenazas.

Antes de medio día, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Guerrero y la delegación del Instituto Nacional Electoral (INE) confirmaron el robo y quema de 14 casillas en el municipio de Tixtla, ubicado en la zona centro del estado.

Durante su sesión permanente, los consejeros de los diferentes partidos políticos y la presidenta del IEPC, Marisela Reyes Reyes, dieron a conocer además el robo de una casilla registrado en el Distrito 26 en el municipio de Atlixtac, en la región de la Montaña alta.

Asimismo, se reportó que en el municipio de Tixtla se hizo entrega de manera voluntaria de la papelería electoral de la casilla 2484 a los padres de familia de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

En esa misma cabecera municipal se reportó que en la colonia Vicente Guerrero ciudadanos impidieron a presuntos normalistas que se llevaran el material electoral, al menos 70 personas esperaban votar en ese lugar.

En Acapulco y en municipios de la Costa Chica del estado se reportó la instalación tardía de casillas sin que se registre hasta el momento ningún incidente.

Normalistas se enfrentan con pobladores de Tixtla

Normalistas y vecinos de Tixtla, en Guerrero, se enfrentaron la mañana de este domingo 7 de junio, luego de que los estudiantes le prendieron fuego al material electoral que decomisaron de al menos 10 casillas, las cuales fueron desmontadas.

El enfrentamiento comenzó luego de que vecinos de la colonia Guerrero, en Tixtla, defendieron la instalación de dos casillas. Después de unos minutos, integrantes de la policía comunitaria de ese municipio separaron los grupos que se enfrentaban.

Luego del choque entre ambos bandos, un helicóptero de la Policía Federal sobrevoló la zona.

Las movilizaciones comenzaron alrededor de las 7 de la mañana de este domingo, cuando habitantes de Tixtla se reunieron en el zócalo para formar brigadas, las cuales se distribuirán por todo el municipio.

Luego de marchar por esta población —aledaña a la Normal Rural, y hogar de 14 de los 43 desaparecidos— durante la tarde del sábado 6 de junio, familiares de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa pernoctaron en la plaza central de Tixtla.

Hasta la noche del sábado, las policías estatal y Federal mantenían retenes en la carretera Chilpancingo-Tlapa, por la que se arriba a Tixtla, en los que todos los vehículos que pasan son inspeccionados.

Con estos puestos de control, las fuerzas de seguridad pública mantienen virtualmente cercada a la Normal de Ayotzinapa, pero también a la cabecera municipal de Tixtla.

La presencia misma de estos retenes restringe las acciones de los normalistas al territorio de Tixtla, razón por la cual los padres de los desaparecidos anunciaron que su jornada de boicot electoral sólo abarcará dicho municipio, aunque no se descarta que también realicen acciones sorpresa en otros puntos del estado, incluyendo su capital, Chilpancingo, ubicada apenas a 14 kilómetros de Ayotzinapa.

La manifestación del sábado en Tixtla, cabe destacar, contó con la participación no sólo de la comunidad estudiantil de Ayotzinapa, sino también del movimiento magisterial, el Movimiento Popular Guerrerense, y en todo momento la marcha fue acompañada por integrantes de la Policía Comunitaria de Tixtla, armados y encapuchados.

Luego de que concluyera la manifestación, y una vez que los normalistas y los padres de los desaparecidos comenzaron a acomodarse en el zócalo del poblado, para pernoctar, la luz de toda la cabecera municipal fue cortada, lo que fue interpretado como una provocación de las autoridades.

Animal Político

 

 


Volver