El presidente de Ecuador, Rafael Correa, destacó este martes las políticas de su gobierno que apuntan no solo a lograr el promedio regional en educación sino los primeros puestos a nivel mundial y sostuvo que “la verdadera democracia se fundamenta en una educación pública de calidad, de libre acceso para todos”.

En los cerca de nueve años de gobierno se han invertido cerca de 19.500 millones de dólares al sector educativo, entre lo que se incluye contratación de nuevos maestros, mejoramiento de salarios, construcción de infraestructura educativa y repotenciación de la actual, destacó el mandatario durante la inauguración de los trabajos de remodelación de la Unidad Educativa del Milenio “Bernardo Valdivieso” en la ciudad de Loja, en la provincia homónima al sur del país.

Recordó que el sistema educativo de Ecuador se hallaba entre los más atrasados de la región y que en los últimos años es, por contrario, uno de los que registra mayor avance en Latinoamérica, de acuerdo a la UNESCO (organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura).

“Los ecuatorianos no somos mediocres, no podemos der mediocres: nuestro objetivo no es estar en el promedio, es estar en el primer puesto, y no a nivel continental sino a nivel mundial”, enfatizó el jefe de Estado, quien ha emprendido una fuerte apuesta por el mejoramiento de la calidad de la educación.

Recordó que la educación pública antes de su gobierno estaba abandonada y en manos de un partido político que utilizaba políticas de chantaje y otras irregularidades.

Destacó que gracias a la inversión estatal, más de 4.200 profesores están cursando maestrías en las mejores universidades del mundo y 200 instituciones educativas públicas forman parte del sistema de Bachillerato Internacional, organización con sede en Suiza que facilita la movilidad de los estudiantes a cualquier universidad del mundo.

Correa aspira que para 2017, año en que termina su mandato sean 500 los colegios públicos registrados en el programa.

El mandatario defendió la inversión en el sector de educación y rechazó los cuestionamientos que señalan un excesivo gasto público. “Podemos tener la mejor infraestructura, pero sin maestros bien pagados, bien motivados, no habrá mejora en la calidad de la educación. Esta gente no pasa de sus categorías contables, son buenos para la contabilidad, pero para desarrollar un país hay que ver más profundamente y, en sectores de servicio, no hay mejor inversión que pagarle decentemente a nuestros maestros”, subrayó.

La Unidad Educativa “Bernardo Valdivieso”, con una historia de casi 300 años, cuenta con 5 bloques de aulas, biblioteca, laboratorios y amplias zonas de esparcimiento. Los trabajos realizados beneficiarán a 4.500 familias de la ciudad.  

 

Andes

VOLVER