Un acto juvenil que devuelve memoria y dignidad al país – Diario Última Hora – Editorial

La movilización de los estudiantes secundarios no solamente marcó un punto de inflexión. Se yergue también como un recordatorio para la ciudadanía sobre la cultura democrática y la memoria, que en el Paraguay siguen siendo materias pendientes. Los estudiantes del Colegio Técnico Nacional removieron una placa que conmemoraba la construcción del edificio, que data del gobierno de Alfredo Stroessner. El hecho fue considerado por sectores como un atentado al patrimonio. La placa está desprovista de carácter patrimonial, pero a partir de hoy, además de recordarnos a la dictadura, nos recordará la dignidad devuelta por los jóvenes.

Una generación que no conoció los rigores de la dictadura hizo posible, 27 años después de la caída del ex dictador, un acto de reparación que nos invita al mismo tiempo a hacer memoria y a asumir el compromiso de que no regresen nunca más los gobiernos autoritarios.

“Nosotros queremos revocar todo autoritarismo en la educación porque, como se sabe, en la época de Stroessner hubo mucho de eso”, explicaban los jóvenes al retirar la placa, que data de octubre de 1980 y que rezaba: “Colegio Técnico Nacional. Construido durante el gobierno del excelentísimo señor presidente de la República general de Ejército Don Alfredo Stroessner. Siendo ministro de Educación y Culto el Dr. Raúl Peña”.

Sin embargo, pese a la euforia, se levantaron voces cuestionando a los estudiantes. En particular, ex alumnos del CTN pidieron la restitución de la placa stronista, con el argumento de que se trata de un patrimonio. También surgieron manifestaciones que recuerdan los códigos autoritarios de la dictadura. Los estudiantes se sintieron amenazados por quienes no están de acuerdo con el retiro de la placa y por un grupo de padres que incluso llegó a pedir la expulsión de quienes participaron del hecho.

A estas agresiones, los dirigentes responden organizando debates y reflexiones sobre lo ocurrido durante el stronismo, con representantes del Museo de la Memoria y víctimas de la dictadura. Además anunciaron que colocarán una nueva placa, que mencione el año de fundación, el nombre del primer director y que recuerde a los alumnos que se manifestaron durante este mes de mayo.

La placa del CTN era una de las tantas que obligatoriamente eran colocadas en los edificios públicos y privados, en tiempos de la dictadura. No tiene valor histórico ni cultural. Al contrario, representa el legado de un régimen que asoló al país durante casi 35 años, dejando miles de víctimas y más de 400 desaparecidos.

Como señala el ex ministro de Cultura, Ticio Escobar, los bienes patrimoniales están definidos en la Ley 946/82, que los circunscribe a las obras realizadas durante grandes épicas en el siglo XIX y relacionadas con la Guerra del Chaco en el siglo XX. A partir de la Ley Nacional de Cultura 3051, se entiende como patrimonio nacional el conjunto de bienes y sitios provistos de altos significados para el desarrollo de la cultura y la memoria. Sostiene que “en ningún caso, una placa abandonada y carente de cualquier valor públicamente reconocido por su excelencia cultural, estética, histórica o cívica puede ser considerada como un bien patrimonial”.

La nueva placa que los estudiantes del CNT colocarán nos recordará a partir de ahora al mes de mayo, el mes de la independencia, pero también al despertar del estudiantado paraguayo que nos devuelve la dignidad.

Última Hora


ACERCA DE LA REMOCIÓN DE UNA PLACA STRONISTA EN EL COLEGIO TÉCNICO NACIONAL

El miércoles 11 de mayo, alumnos de diferentes instituciones realizaron un rito de reparación histórica: removieron una plaza con el nombre del ex dictador del Paraguay, Alfredo Stroessner para simbolizar el fin del autoritarismo en la educación. En su remplazo colocarán una nueva que signifique el mes de mayo, como etapa de cohesión social, memoria de la Independencia e inicio de un tiempo nuevo.

El hecho fue considerado por cierto sector, aparentemente vinculado con el stronismo, como un atentado al patrimonio del Paraguay. Como especialista en el tema, me gustaría aclarar que en ningún caso dicha placa conformaría una pieza provista de carácter patrimonial nacional. Los bienes patrimoniales están definidos en la ley vigente, la 946/82, que los circunscribe a las obras realizadas durante grandes épicas en el siglo XIX y relacionadas con la Guerra del Chaco en el siglo XX.

Actualmente, a partir de la Ley Nacional de Cultura 3051, se entiende como patrimonio nacional el conjunto de bienes y sitios provistos de altos significados para el desarrollo de la cultura y la memoria. El Proyecto de Ley de Patrimonio, con media sanción del Senado y en tratamiento en Diputados, también define el patrimonio en ese sentido. Lo mismo lo hacen los Tratados Internacionales suscritos y canjeados por el Paraguay.

De modo que, en ningún caso, una placa abandonada y carente de cualquier valor públicamente reconocido por su excelencia cultural , estética, histórica o cívica puede ser considerada como un bien patrimonial. Y, en las condiciones aún regidas por la ley 942, en el caso de que la remoción de tal placa fuera violatoria del patrimonio (que no lo es) ni siquiera merecería ninguna sanción.

Por otra parte, debe considerarse que si el patrimonio es fundamentalmente encarnación de valor éticos y cívicos, el nombre de Stroessner representa justamente los antivalores de la protección patrimonial: durante su dictadura se ha iniciado la destrucción vandálica del patrimonio nacional en aras de un desarrollismo que sólo benefició a sectores de la población vinculados justamente a la dictadura. Y durante su gobierno ha comenzado un régimen educativo mediocre y autoritario que los jóvenes impugnan con entusiasmo loable.

De modo que el retiro de una placa realizado con fines simbólicos de desagravio histórico, jamás podría significar una atentado al patrimonio sino un intento de reparar los daños que la dictadura ha causado a la educación, entre tantos otros aspectos de la vida nacional perjudicados por ella.

Ticio Escobar (Ex-ministro de Cultura)

FENAES PY

 


Volver