Varios son los estudiantes de la Facultad de Filosofía que adoptaron la extrema medida y se encadenaron a los portones de la UNE, según informa el diario Última Hora.

Con los ojos y las bocas tapadas, los estudiantes esteños exigen la renuncia la decana de la institución, Blanca Tottil de Moreno, además de otras autoridades, ante las denuncias de irregularidades presentadas ante el Ministerio Público y la Contraloría General de la República.
“Es nuestra única medida para lograr que nos escuchen”. “Yo decidí encadenarme porque: El Consejo Directivo no tiene en cuenta nuestros reclamos”. “Yo decidí encadenarme porque amanazan con aplazarnos si seguimos en paro”. “Yo decidí encadenarme porque la Decana cobra su sueldo sin trabajar”, son algunas de las leyendas que portan los estudiantes. Filosofía es la única facultad de la citada casa de estudios que mantiene el paro académico.