Desarrollarán proyectos en docencia, investigación, extensión y difusión de la cultura.

La UNAM y la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (SG/OEA) firmaron un acuerdo de colaboración para establecer el marco jurídico de referencia entre las partes, mediante el que realizarán, de manera conjunta, actividades académicas, científicas y culturales en áreas de interés común y fortalecer así la educación y el desarrollo humano en la región.

Entre otras acciones, incluye el desarrollo de proyectos en docencia, investigación, extensión y difusión de la cultura, así como el intercambio editorial, de acervo bibliográfico, material audiovisual, acceso a bancos de datos e información relacionada con esos proyectos.

Asimismo, busca el diseño, organización e impartición de cursos, conferencias, simposios, diplomados, programas de formación y actualización; además, el intercambio de experiencias en áreas de interés común para fortalecer los servicios académicos de apoyo a la docencia y la investigación.

En el acto, también se suscribió una adenda al acuerdo. Por medio de ésta, la Universidad Nacional, a través de la Facultad de Derecho y el Instituto de Investigaciones Jurídicas, y la SG/OEA, mediante la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (SE/CIDH), ya elaboran convenios específicos, según sus posibilidades técnicas y recursos financieros, y conforme los permita la normativa interna de cada una de las partes.

Se efectuarán actividades como: rendir homenaje a los juristas universitarios mexicanos cuya labor ha influido positivamente en el desarrollo de los derechos humanos en los ámbitos nacional e interamericano, y visualizar los principales temas de la agenda de interés interamericano relacionada con la situación de estas garantías esenciales.

Además, habrá actividades jurídicas y de investigación de interés mutuo, así como congresos, seminarios, coloquios, simposios, conferencias, foros bilaterales o multilaterales.

Igualmente, se impulsará la enseñanza sobre el Sistema Interamericano y sus estándares a través del estudio de casos resueltos por la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos y su aplicación a la solución de un caso hipotético.

Se ofrecerá formación especializada en derecho internacional de los derechos a académicos, alumnos, funcionarios públicos y sociedad civil en general, y se dará capacitación profesional a un abogado con una pasantía en la sede de la CIDH.

Se promoverá también el uso del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y sus estándares en instituciones de educación superior, organizaciones no gubernamentales y el Poder Judicial.

Concursos, cursos y becas

Al firmar el documento, José de Jesús Orozco Henríquez, segundo vicepresidente de la CIDH e integrante de la Junta de Gobierno de la UNAM, destacó que como parte de esta colaboración ya se realizan, en conjunto, dos ediciones del Concurso Internacional de Derechos Humanos Sergio García Ramírez y del Curso y/o Diplomado Internacional sobre Formación en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos Héctor Fix-Zamudio.

A su vez, la Rectoría de la UNAM, mediante la Oficina del Abogado General, apoya con la beca Jorge Carpizo Mac Gregor a uno los ganadores de la mencionada competencia en cada una de las ediciones para realizar una estancia de seis meses en la CIDH y contribuir así a su formación especializada, detalló.

Como acciones próximas, añadió, se considera la celebración del máster La Protección Constitucional y el Sistema Interamericano de los Derechos Fundamentales Jorge Carpizo Mac Gregor, e impulsar el Observatorio del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, auspiciado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas, en colaboración con distintas instituciones académicas nacionales y extranjeras.

Por su parte, Luis Almagro, secretario general de la OEA, explicó que el convenio ha permitido abrir la posibilidad de insertar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos a las instancias académicas.

En su oportunidad, el rector José Narro Robles aseguró que esto compromete a la Universidad no sólo a cumplir sino también a buscar tareas adicionales y la forma de ayudar para que en el país, y más allá de nuestras fronteras, se gane experiencia y conocimiento que sirva para educar en este tema a los universitarios y al conjunto de la ciudadanía.

“No tengo ninguna duda de que a través de la educación es como mejor podemos fortalecer la estructura, la defensa, el conocimiento y, por supuesto, el respeto a los derechos humanos; por eso, en esta casa de estudios encontramos una absoluta compatibilidad entre ese ejercicio y una de nuestras tareas fundamentales: la docencia”, concluyó.

Gaceta


Volver