Casi 84 millones de mexicanos acuden este domingo a las urnas para las elecciones federales en las que se elegirán 300 de los 500 diputados federales (los restantes 200 son repartidos de acuerdo al porcentaje de votos obtenidos por cada partido), gobernadores para nueve estados, diputados locales en 17 de los 32 estados, como así también presidentes municipales.

Se desarrolla jornada electoral en un clima de incertidumbre por la eventual anulación de comicios en Tixtla, Guerrero, por quema de urnas

Después de informar a los medios de comunicación que la elección de presidente municipal en Tixtla quedaba anulada debido al robo de casillas, la consejera presidenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero (IEPC), Marisela Reyes, precisó que este organismo no es competente para declarar la nulidad de los comicios.

“Dije que estábamos explorando el análisis jurídico y la ruta legal. No corresponde a este órgano administrativo declarar competencia sobre la nulidad de la elección (…) Será en otro momento cuando se decida la validez o no de las elecciones”, dijo Reyes en sesión extraordinaria del IEPC.

Minutos después de la aclaración de la consejera presidenta, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero publicó en su cuenta de Twitter que los comicios continúan, que los votos se contabilizarán y, una vez que haya concluido el conteo de sufragios, la nulidad de la elección debe ser formulada por el Tribunal Electoral del estado.

La precisión ocurrió luego de que Reyes dijo a medios de comunicación que en el municipio de Tixtla se cumplieron las causales de anulación de la elección por el robo de casillas y también la entrega “voluntaria” de los paquetes electorales por funcionarios “en defensa de su integridad física”, según la agencia Notimex.

Tras la declaración de la consejera presidente, el IEPC de Guerrero publicó en su cuenta de Twitter:

En seguida se reinstalará la sesión en la que se hará oficial el informe referente a la anulación de la elección del Ayuntamiento de Tixtla.

— IEPCGRO (@IEPCGRO) junio 7, 2015
Por la tarde, el consejero del INE, Arturo Sánchez, dio a conocer que operan con normalidad las casillas instaladas en Tixtla, salvo en 17 en donde está suspendida la votación.

La ley establece como causal de anulación de una elección que no se instale el 20% de las casillas en un municipio.

“Los datos que tenemos es que en Tixtla ya se ha superado este porcentaje para declarar la nulidad en ese municipio”, precisó Reyes Reyes, quien recordó que en Tixtla existen 29 secciones electorales.

Marisela Reyes refirió que alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa impidieron la instalación de al menos 14 casillas, se apoderaron del material y lo quemaron.

Protestarán contra anulación de la elección

Un grupo de habitantes de Tixtla marcharán en protesta por la suspensión de las elecciones en este municipio.

Estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa -localizada en el municipio de Tixtla- declararon la jornada como “un triunfo” al impedir la instalación de 20 de 22 casillas en la cabecera municipal de Tixtla. Los normalistas acordaron acuartelarse por el resto del día en la Normal para evitar confrontaciones con grupos priistas del municipio.

Además, un grupo de priistas inconformes con la anulación de la elección tomó el auditorio municipal de Tixtla y está expulsando a la policía comunitaria y a la prensa bajo amenazas.

Antes de medio día, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Guerrero y la delegación del Instituto Nacional Electoral (INE) confirmaron el robo y quema de 14 casillas en el municipio de Tixtla, ubicado en la zona centro del estado.

Durante su sesión permanente, los consejeros de los diferentes partidos políticos y la presidenta del IEPC, Marisela Reyes Reyes, dieron a conocer además el robo de una casilla registrado en el Distrito 26 en el municipio de Atlixtac, en la región de la Montaña alta.

Asimismo, se reportó que en el municipio de Tixtla se hizo entrega de manera voluntaria de la papelería electoral de la casilla 2484 a los padres de familia de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

En esa misma cabecera municipal se reportó que en la colonia Vicente Guerrero ciudadanos impidieron a presuntos normalistas que se llevaran el material electoral, al menos 70 personas esperaban votar en ese lugar.

En Acapulco y en municipios de la Costa Chica del estado se reportó la instalación tardía de casillas sin que se registre hasta el momento ningún incidente.

Normalistas se enfrentan con pobladores de Tixtla

Normalistas y vecinos de Tixtla, en Guerrero, se enfrentaron la mañana de este domingo 7 de junio, luego de que los estudiantes le prendieron fuego al material electoral que decomisaron de al menos 10 casillas, las cuales fueron desmontadas.

El enfrentamiento comenzó luego de que vecinos de la colonia Guerrero, en Tixtla, defendieron la instalación de dos casillas. Después de unos minutos, integrantes de la policía comunitaria de ese municipio separaron los grupos que se enfrentaban.

Luego del choque entre ambos bandos, un helicóptero de la Policía Federal sobrevoló la zona.

Las movilizaciones comenzaron alrededor de las 7 de la mañana de este domingo, cuando habitantes de Tixtla se reunieron en el zócalo para formar brigadas, las cuales se distribuirán por todo el municipio.

Luego de marchar por esta población —aledaña a la Normal Rural, y hogar de 14 de los 43 desaparecidos— durante la tarde del sábado 6 de junio, familiares de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa pernoctaron en la plaza central de Tixtla.

Hasta la noche del sábado, las policías estatal y Federal mantenían retenes en la carretera Chilpancingo-Tlapa, por la que se arriba a Tixtla, en los que todos los vehículos que pasan son inspeccionados.

Con estos puestos de control, las fuerzas de seguridad pública mantienen virtualmente cercada a la Normal de Ayotzinapa, pero también a la cabecera municipal de Tixtla.

La presencia misma de estos retenes restringe las acciones de los normalistas al territorio de Tixtla, razón por la cual los padres de los desaparecidos anunciaron que su jornada de boicot electoral sólo abarcará dicho municipio, aunque no se descarta que también realicen acciones sorpresa en otros puntos del estado, incluyendo su capital, Chilpancingo, ubicada apenas a 14 kilómetros de Ayotzinapa.

La manifestación del sábado en Tixtla, cabe destacar, contó con la participación no sólo de la comunidad estudiantil de Ayotzinapa, sino también del movimiento magisterial, el Movimiento Popular Guerrerense, y en todo momento la marcha fue acompañada por integrantes de la Policía Comunitaria de Tixtla, armados y encapuchados.

Luego de que concluyera la manifestación, y una vez que los normalistas y los padres de los desaparecidos comenzaron a acomodarse en el zócalo del poblado, para pernoctar, la luz de toda la cabecera municipal fue cortada, lo que fue interpretado como una provocación de las autoridades.

Animal Político

México: Padres de alumnos desaparecidos y estudiantes de Ayotzinapa rechazan la celebración de comicios federales

ayotzinapa-protestas

Estudiantes de la Escuela Normal Rural, Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa insistieron en rechazar el proceso electoral en el estado de Guerrero, en su lugar recomendaron celebrar un proceso de diálogo, además de un debate democrático y plural para exponer los problemas que aquejan a la sociedad de aquel estado.

Insistieron en que este posicionamiento fue expuesto ante el Instituto Nacional Electoral (INE), pero el órgano electoral desecho esta propuesta.

Expusieron que su oposición a las elecciones es una manera de protesta ante un sistema corrupto e incapaz de resolver los graves conflictos de la región.

Por medio de un comunicado detallaron que el proceso electoral ha provocado “el despilfarro de “cuantiosos recursos económicos, mientras los pueblos pobres y marginados se debaten entre la miseria, el dolor y la impunidad”.

Los normalistas insistieron en que la democracia no solo se ejercita por medio del proceso del voto, sino que se extiende a otras dimensiones como el respeto a la libertad de expresión, la protesta, o la libre manifestación.

Este derecho denunciaron que fue vulnerado durante el operativo implementado por la Policía Federal y el Ejército para impedir el avance de un contingente integrado por padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos y alumnos de Ayotzinapa en la carretera Tixtla-Chilpancingo, que dejó un saldo de dos estudiantes heridos.

Estas acciones, dijeron, evidencian que el Gobierno Federal y el Gobierno Estatal incurren en graves violaciones a los derechos humanos, pues impiden la libre de expresión y de protesta sin alguna orden legal emitida por alguna autoridad competente.

“Este ejercicio Constitucional no puede ser restringido y limitado, sin justificación legal alguna. -Además- El Ejército mexicano de acuerdo con los criterios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos no puede desempeñar labores de seguridad pública, ni mucho menos participar en disuasión de manifestaciones como lo hace en Guerrero”., puntualizaron.

SDP Noticias

Protestan por Ayotzinapa y exigen cancelar elecciones

mxxico_elecciones.jpg_1718483346

Mientras que en Tixtla padres y habitantes bloquean la carretera federal que conduce a Chilapa, estudiantes de Ayotzinapa tomaron la caseta de Palo Blanco de la Autopista del Sol, en demanda de la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos hace ocho meses.

Estas protestas, que iniciaron alrededor de las 10:00 horas, también son para exigir que en Guerrero no haya elecciones el domingo 7 de junio.

En Tixtla, un contingente de inconformes se colocó en el entronque carretero que conduce a Apango y Chilapa, lo que ha provocado que numerosos vehículos queden varados.

En tanto, en la caseta de Palo Blanco los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa dieron paso libre a los automovilistas.

Durante la movilización, los activistas prendieron fuego a propaganda del Partido de los Pobres de Guerrero, luego de quitársela a brigadistas que viajaban en una camioneta que transitaba por la vía de cuota.

A unos 200 metros de la caseta, permanecen policías federales antimotines, quienes pidieron a los normalistas no impedir el paso a los vehículos ni pedir apoyo económico a los conductores.

Piden a PGR entregar actas

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos (INAI) ordenó a la Procuraduría General de la República (PGR) entregar una relación pormenorizada de todos los indicios periciales encontrados durante la investigación de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero.

Dichos elementos están contenidos en las puestas a disposición de los detenidos, así como en las actas de cateo y de inspección ministerial que realizó la PGR como parte de la averiguación previa PGR/SEIDO/EUIDMS/01/2015, que suma 85 tomos y 13 anexos.

La PGR había negado la entrega de la información bajo el argumento de que está contenida en una averiguación previa y que no le es aplicable la excepción de que se trata de un caso en el que existan violaciones graves a los derechos humanos.

Zócalo

INE ignoró petición de diálogo, continuarán protestas: padres y estudiantes Ayotzinapa

b66062e8bf5a47179a27b167c0f83663_620x350

Ayer, alrededor de las 10:00 horas, cuando estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, el comité de padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos el pasado 26 de septiembre en Iguala, se dirigían a Chilpancingo a realizar un acto de protesta pacífico para exigir la presentación con vida de sus hijos, fueron interceptados por más de 500 policías estatales, federales y elementos del Ejército Mexicano.

Los hechos ocurrieron en la carretera Tixtla-Chilpancingo en el tramo denominado Tierras Prietas junto a un túnel que se ubica sobre la referida carretera y ahí, de acuerdo con un comunicado difundido por el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, “sin explicación alguna y sin orden de autoridad competente los cuerpos policiacos y las fuerzas armadas impidieron el paso a los padres y madres de familia de los normalistas y a los estudiantes de Ayotzinapa que les acompañaban”.

Les indicaron que no podían trasladarse a Chilpancingo, sin explicar los motivos de su proceder y exigieron, sin justificación ni orden legal, revisar los autobuses en los que se trasladaban.

Ante ello, los estudiantes y padres de familia exigieron una explicación, justificación y orden de autoridad competente, pero éstos dijeron que no contaban con ello. Los padres de familia y estudiantes insistieron en pasar para realizar su protesta como parte de su derecho constitucional al ejercicio de la libertad de expresión.

Pero como respuesta las fuerzas de seguridad empezaron a lanzar gases lacrimógenos y a golpearlos haciendo uso excesivo de la fuerza. El saldo es de dos estudiantes heridos de gravedad, que responden a los nombres de Ricardo Carvo Santillán y Vicente Iturio Zuñiga que se encuentran hospitalizados recibiendo atención médica.

“Con estas acciones ha quedado en evidencia que el gobierno federal y el gobierno estatal, con sus fuerzas represivas están incurriendo en graves violaciones a los derechos humanos, restringiendo e impidiendo, sin orden legal emitida por órgano de autoridad competente el libre ejercicio a la libertad de expresión y de protesta, los cuales están establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en los tratados internacionales de derechos humanos”.

Reiteraron que como normal de Ayotzinapa, padres y madres de familia agraviados por los hechos de Iguala “perpetrados por la clase política y el Estado delincuencial” han fijado posición política de inconformidad con las elecciones, que tendrán lugar el próximo 7 de junio en Guerrero y otras partes de México.

“Dentro de los cauces institucionales solicitamos ante el Instituto Nacional Electoral, la suspensión de las elecciones en esta entidad, por nuestros desaparecidos y por las circunstancias de inseguridad que prevalecen. En su lugar propusimos celebrar un gran diálogo y debate vigoroso, democrático y plural en los que enumeráremos los graves problemas que nos aquejan, pero tales propuestas fueron desdeñadas y desoídas”.

Sostuvo que el “proceso electoral continúa, los merolicos y cirqueros de la política siguen recorriendo nuestra entidad, despilfarrando cuantiosos recursos económicos, mientras los pueblos pobres y marginados se debaten en la miseria, el dolor y la impunidad, por ello, reafirmamos nuestra decisión firme de no a las elecciones como una forma de protesta frente a un sistema político decrépito, corrupto e incapaz de resolver los graves problemas de nuestros Estado”.

Reiteraron su posición política y dijeron que su protesta se enmarcan dentro del ejercicio de la libertad de expresión propio de los regímenes democráticos, pues “ésta solo se ejercita dentro de un proceso electoral y el voto, sino que se extiende a otras dimensiones del ámbito social y ejercicio de los derechos humanos como la libertad de expresión, la protesta, la libre manifestación y la libre determinación. Este ejercicio constitucional en modo alguno puede ser restringido y limitado sin justificación legal alguna”.

En ese sentido, señalaron que el Ejército Mexicano de acuerdo a los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y de la Corte Interamericana de Derechos humanos no puede desempeñar tareas de seguridad pública si no cuenta con orden de autoridad y mucho menos participar en disuasión de manifestaciones públicas como lo hace en Guerrero, pues ésta es una práctica de los regímenes dictatoriales que tanto daño y violencia han generado en países del cono sur de Latinoamérica y en varios países de Europa durante los tiempos más oscuros de la represión y dictaduras militares.

Ante ello, señalaron que el Estado mexicano, sus fuerzas de seguridad y armadas, “que el día de hoy nos reprimieron, violan flagrantemente nuestros derechos humanos. No les bastó desaparecer y matar a nuestros hijos el 26 y 27 de septiembre, ahora se empeñan en acallarnos utilizando las fuerzas de seguridad y sus grupos de choque, como sucedió en Tlapa, Región de La Montaña de Guerrero, en días pasados”.

Llamaron a las organizaciones y colectivos nacionales e internacionales, solidarios y de derechos humanos “a estar atentos a la actuación del Estado represor mexicano, pues este gobierno con su discurso de orden y paz encamina a nuestro país a un régimen autoritario y despótico, hoy los dinosaurios y chacales autoritarios que enlutaron por décadas a nuestro Estado se aprestan a dar el zarpazo y asaltar el poder político para volver por sus fueros y seguir pisoteándonos por otras décadas más”.

Reiteraron sus demandas de presentación con vida de sus 43 hijos y compañeros, “no a las elecciones de narcogobiernos que matan y desaparecen, y respeto al ejercicio de la libertad de expresión, además de castigo a los políticos y autoridades responsables materiales e intelectuales de los asesinatos de nuestros hijos y compañeros”.

Radio Fórmula

 


VOLVER