Por Ana Luisa Guerrero

Ciudad de México. 28 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- En América Latina las fronteras son consideradas como territorios donde la violencia, el tráfico de armas, drogas y personas, son la constante. La investigación “Explorando la economía política de la violencia en los sistemas fronterizos de América Latina: Hacia una comprensión integral” tiene el propósito de mostrar el verdadero rostro de los límites entre siete países de la región.

banner frontera tijuana caraveoTijuana. Crédito: Alfonso Caraveo/Archivo Colef.

Con respaldo del Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo (IDRC, por sus siglas en inglés), de Canadá, y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), de Ecuador, académicos de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, México y Perú, así como de Italia, realizan estudios demográficos, geográficos y sociológicos utilizando la misma metodología para hacer un diagnóstico de cada una de sus fronteras.

En el caso de México, El Colegio de la Frontera Norte (Colef) es la institución que coordina los trabajos que consisten en el análisis de eventos suscitados entre los años 2000 y 2014, recurriendo a notas periodísticas y reportes gubernamentales.

Única en su tipo, esta investigación aporta datos cualitativos y cuantitativos de las fronteras en estas naciones sobre los sistemas fronterizos y las actividades ilegales, así como su incidencia en la presencia e incremento de la violencia.

Este esfuerzo de colaboración entre investigadores de universidades e institutos de los diferentes países se conformó en enero de 2015 y recientemente se presentaron los primeros reportes en el marco del seminario internacionalSistema Global Transfronterizo. Mercados ilegales y violencia en América Latina, realizado en la sede Ciudad Juárez de El Colef.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la doctora Leticia Núñez Lepif, profesora de la Universidad Federal de Pampa, en Brasil, detalló que en la investigación se realizan estudios transversales en temas de género, derechos penales y las ciudades fronterizas en cada país.

“La importancia fundamental de este trabajo es el conocimiento de lo que se presenta en las fronteras. Hasta el momento no existe ninguna investigación que incluya datos de todas las ciudades fronterizas de los países de América Latina, por lo que a partir de nuestros resultados podemos repensar la situación para construir políticas públicas. Estamos investigando cuáles son los sistemas fronterizos, sus puntos importantes y claves desde la perspectiva científica de la academia”, dijo.

Estigmatización de la frontera

seminario sistema global fronterizoLas fronteras son el territorio de tránsito de personas. Según el libroLa era de la migración. Movimientos internacionales de población en el mundo moderno, un reporte de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) afirma que el número de migrantes en el mundo se duplicó entre 1965 y 2000, al pasar de 75 a 150 millones.

En 2002, la División de Población de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estimaba en 185 millones el número de personas que habían vivido fuera de su país de nacimiento por al menos 12 meses, cifra que equivale a un poco más de dos por ciento de la población mundial.

La doctora Núñez Lepif, coordinadora del Laboratorio de Estudios y Pesquisas Internacionales y de Fronteras en Brasil, explica que hay tópico común entre las fronteras de América Latina que es su estigmatización como sitios violentos, abandonados por la autoridad y en las que prevalecen los mercados ilegales.

En el caso de México, se señala Ciudad Juárez como la más peligrosa del mundo, cuando en la actualidad la tasa de homicidios que presenta es igual a algunas urbes de Brasil.

“Hay algo en común en las fronteras —sobre todo aquellas con núcleos urbanos— y es que están estigmatizadas como lugares violentos, en las que prevalece el contrabando y es ausente el Estado. Eso caracteriza a las regiones de frontera, con niveles mínimos de producto interno bruto (PIB) y tasas de educación muy bajas. Todas las fronteras son puertas de entrada o salida de contrabando por las asimetrías locales y donde lo cotidiano es la necesidad de sobrevivir”, abunda.

En ese sentido considera que el Estado tiene que estar presente no solo con armamento, policías o fiscalización, sino valorando todos los eventos que acontecen y coadyuvando con las personas que están de tránsito.

Observar la frontera

Las fronteras pueden visualizarse desde varias perspectivas, por lo que observar varias como un conjunto requiere pasarlas por un mismo crisol metodológico, como es el caso de esta investigación.

De ahí que el seminario Sistema Global Transfronterizo. Mercados ilegales y violencia en América Latina es la oportunidad para compartir su experiencia de trabajo, presentando los desafíos y la manera en que desarrolló la metodología, intercambiando datos preliminares y “pudiendo tener la mirada de los compañeros que nos puedan acrecentar las colaboraciones”.

Las líneas de análisis consideran las fronteras como campos de fuerza, como la violencia y la ilegalidad, donde actúan los agentes sociales, políticos, económicos e institucionales.

Asimismo se estudian las economías ilegales producto de actividades como el tráfico de drogas, armas y personas que forman parte de la transformación en torno a una nueva economía mundial.

Finalmente, se plantean los diversos tipos de violencia, siendo que en las fronteras surgen de las ventajas comparativas que trae la complementariedad asimétrica, que se manifiesta en tres formas: lo que es legal allá puede ser ilegal acá, o viceversa; la originada en dos economías con dinámicas diferentes (política monetaria, por ejemplo), y las políticas de seguridad en un lado de la frontera que pueden ser distintas a las del otro.

De esta investigación se contempla la publicación de 13 libros, uno de cada país y dos títulos de los ejes transversales que abordan (género, derecho penal y ciudades fronterizas).

seminario sistema global transfronterizo01seminario sistema global transfronterizo02

Conacyt Prensa

Volver