Por Israel Pérez 

Académicos, investigadores y estudiantes de las universidades autónomas de Querétaro, Colima, Chiapas, Baja California y Tamaulipas se dieron cita recientemente en Querétaro con motivo del 1er Coloquio de Investigación de la Red Temática de Cuerpos Académicos del Programa de Mejoramiento del Profesorado (Promep), del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en materia de ingeniería aplicada al diagnóstico de riesgos hidrometeorológicos, fluviales y costeros.

El director del Centro de Investigación y Desarrollo en Ingeniería Portuaria, Marítima y Pesquera (Cidiport) de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) y coordinador de esta red temática, Sergio B. Jiménez Hernández, indicó que esta red surgió a partir de una iniciativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y del Promep, que se ha inducido, paralelamente, al establecimiento de las redes de cuerpos académicos especializados en campos y temáticas de nivel nacional por parte del Conacyt, y que como parte de sus actividades está la formación conjunta de recursos humanos, movilidad estudiantil, así como el establecimiento de proyectos conjuntos y vínculos de colaboración entre los cuerpos académicos participantes.

“Estamos analizando los riesgos hidrometeorológicos, particularmente lo que son las inundaciones en zonas urbanas y costeras, modelación, estimación de la vulnerabilidad que existe en esas regiones, así como recomendaciones de actuación. Además,  acordamos establecer una mayor vinculación con las autoridades, que es algo que a veces no se toma en cuenta en el gremio académico; lo que buscamos es que los resultados de nuestras investigaciones puedan permear en políticas públicas que busquen minimizar las afectaciones por estos fenómenos meteorológicos”, apuntó.

Jiménez Hernández sostuvo que dentro de las autoridades que se planea convocar se encuentran la Cruz Roja Mexicana, la Secretaría de Gobernación (Segob), Protección Civil, la Secretaría de Marina (Semar), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como gobiernos municipales estatales, además de personalidades del sector empresarial.

“También hay que tomar en cuenta a empresarios e industriales que están involucrados en lo que es la infraestructura urbana. En el caso de los municipios, ellos están obligados a elaborar los atlas de riesgos ante fenómenos meteorológicos extremos; nosotros ya hemos elaborado algunos para nuestra región porque, desgraciadamente, una de las problemáticas más importantes a nivel nacional son las inundaciones por los efectos de las lluvias extremas y la falta de planeación; ante el crecimiento de la mancha urbana son los principales problemas”, reconoció.

Desarrollos urbanos vulnerables

El coordinador de la red temática del Promep para la ingeniería aplicada al diagnóstico de riesgos hidrometeorológicos, fluviales y costeros, abundó que en muchas ocasiones se le echa la culpa al cambio climático global cuando surgen estas problemáticas, cuando en realidad, hay otros factores, como el crecimiento poblacional en las ciudades.

“Por ejemplo, en las áreas costeras había zonas que, a pesar de las lluvias, no se inundaban y que ahora tienen esa problemática, que no se debe a otra cosa más que se construyeron asentamientos urbanos sobre los drenes de escurrimiento y ya no hay forma en que se desfoguen; y no es que se hayan incrementado las lluvias, sino más bien que un padrón de escurrimiento natural se alteró”, aseveró.

Jiménez Hernández señaló que otro de los objetivos de esta red es no solo emitir recomendaciones sino además ofrecer alternativas de solución a las problemáticas hidrometeorológicas que son analizadas por docentes, investigadores y estudiantes.

“La exigencia de los organismos que financian esta red es ofrecer alternativas a los problemas estudiados. En este coloquio presentamos el diseño del dren de drenaje pluvial para Ciudad Victoria, Tamaulipas, que se encuentra en una de las vialidades principales de esa ciudad y que antes no se inundaba, lo que actualmente está ocasionando un daño económico a la infraestructura y seguridad a las personas”, sentenció.

El coordinador de la red temática de cuerpos académicos del Promep en esta área puntualizó que en esta iniciativa participa también la Universidad de Cantabria de Santander, España, y que una de las propuestas es establecer una sinergia con la Red de Desastres Asociados a Fenómenos Hidrometeorológicos y Climáticos (Redesclim), también de Conacyt, para desarrollar trabajos en conjunto y optimizar los recursos que se destinan para estos propósitos.

“Dada la importancia de las temáticas que manejamos, participamos en la convocatoria de Proyectos de Atención a Problemas Nacionales del Conacyt porque, desafortunadamente, los problemas de inundaciones ya son algo cotidiano en todo México”, finalizó.

Conacyt Prensa