Una gota de sangre basta para que el microchip pueda hacer los análisis y enviar de inmediato los resultados a un teléfono

Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) están desarrollando un microchip que vigilará en tiempo real los niveles de glucosa y de insulina de los pacientes, con lo que pretenden revolucionar el control de la diabetes.

Para ello, bastará una gota de sangre para que el microchip pueda hacer los análisis y enviar de inmediato los resultados a un teléfono, una tableta o un computador, ya sea del mismo paciente o de su médico tratante.

Catalina Stern, líder del proyecto “Biosensores para el monitoreo de la diabetes”, que ganó la semana pasada el Premio de Investigación de Google en América Latina, dijo a Efe que el microchip tiene un 40% de avance y estará terminado y disponible a fines de 2016, a un precio “muy económico”.

En los próximos meses será probado en pacientes. “Queremos tener el chip para decidir cómo se va a presentar, si en forma de pulsera o en una caja, por ejemplo”, comentó Stern.
Aseguró que será el primer medidor simultáneo, porque en el mercado hay dispositivos para conocer los niveles de glucosa, pero para la insulina es necesario hacer pruebas de laboratorio que pueden demorar horas.

En el planeta hay 347 millones de personas con diabetes, y se estima que para el año 2030 será la séptima causa de muerte a nivel global, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Universal

Volver