El diálogo entre las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y los dirigentes del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) se volvió a empantanar.

Las reuniones nuevamente fueron infructuosas, ya que las conversaciones siguen en un punto muerto.

Pese a que ya había un consenso sobre el retiro de los requerimientos fiscales, los estudiantes no aceptaron firmar, ya que los representantes del alma máter no cedieron en cuanto a la derogación de las normas académicas.

Por lo tanto la crisis continúa y el MEU anuncia que se extenderá en todo el territorio hondureño.

Los jóvenes mencionan que quieren que la nueva normativa se derogue en su totalidad.

Sin embargo, los vicerrectores de la máxima casa de estudios superiores han mencionado en varias ocasiones que una institución no puede funcionar sin reglas.

Las autoridades universitarias reiteraron que las clases se reanudarán una vez que los miembros del MEU desalojen los edificios que permanecen tomados e impiden el normal desarrollo de las actividades tanto administrativas como académicas.

“Siempre cambian la agenda, siempre agregan nuevos puntos”, se quejó Ajax Irías, vicerrector de Asuntos Académicos de la UNAH, sobre la actitud del Movimiento Estudiantil Universitario.

Irías compareció ante los medios de comunicación luego que se rompiera el prediálogo y reveló que ambos bandos habían llegado a un acuerdo el pasado viernes 15 de julio con el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) como testigo.


Consenso entre UNAH y el MEU permanece truncado

El supuesto consenso al que habían llegado las autoridades de la UNAH y el MEU (Movimiento Estudiantil Universitario) y que tendría que haber sido firmado el martes 19 ha resultado, una vez más, truncado.

“El dia viernes habíamos consensuado un documento entre la UNAH y el MEU que ponía término al conflicto y teníamos como testigos al comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el doctor Roberto Herrera Cáceres, y a la representante adjunta Silvia Lavagnoli así como los abogados de la parte del MEU y el señor Fausto Cálix como vocero de esta organización y a los representantes de la Universidad”, dijo el vicerrector de la UNAH Ayax Irías Coello.

“Quedamos totalmente de acuerdo que este era el documento que íbamos a firmar ayer lunes a la 1 de la tarde”, agregó el abogado Ayax. Pero según el vicerrector, previo a eso se presentó nuevamente el MEU “pidiendo modificación a este pacto que ya habíamos consensuado”.

Abortan avance entre la UNAH y el MEU

Para las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, esto viene a representar un aborto al avance logrado hasta ahora.

Aunque se había resuelto la instalación de una mesa mediadora entre ambas partes, la discordia continúa.

“Quieren que la mesa esté condicionada al criterio de ellos”, declaró el vicerrector de la Universidad.

“Todo parecía estar bien, todos teníamos un profundo optimismo en que ya teníamos el acuerdo y desgraciadamente ayer lo abortaron ellos mismos”, agregó.

Las autoridades universitarias expresaron que siguen abiertos al diálogo, pero, según expresó el abogado Ayax tienen una condición:

“Con la condición que lo acordamos lo cumplamos, que el compromiso asumido no se distorsione después”

Mañana se dan inicio las audiencias iniciales para varios estudiantes que han sido acusados con el delito de Usurpación de Bienes Públicos en perjuicio del Estado. La desestimación de estos procesos judiciales ha sido una de las peticiones irrevocables por parte del MEU.

Publicado en El Tiempo