La Universidad de Carabobo se vistió de júbilo al materializar uno de sus más grandes proyectos: la inauguración del nuevo comedor de esta casa de estudios, estructura universitaria que es considerada como la más grande  y moderna de latinoamérica.

Luego de 12 años, cuando se inició la construcción de tan importante obra, este viernes se convirtió en una realidad, gracias al esfuerzo realizado por la Gobernación de Carabobo, organismo que culminó y equipó la infraestructura, expresó con alegría la rectora Jessy Divo de Romero, al ver cumplido un sueño tan anhelado.

“Estamos muy agradecidos por ese gesto generoso, porque los recursos utilizados han podido ser destinados a otras obras de nuestro estado, pero tomando en cuenta que la Universidad de Carabobo es parte de Carabobo y Valencia, los invirtieron en esta estructura”, refirió.

Para Divo de Romero, quien reconoció el esfuerzo realizado, los buenos proyectos no se abandonan, por lo que seguirá luchando por el presupuesto que le corresponde a la casa de estudios y buscará alianzas en beneficio de la institución. “Esta será la tarea, porque la universidad no se cerrará, seguirá con sus puertas abiertas”.

Esta importante obra no solo permitirá disfrutar de los alimentos a más de 60 mil estudiantes, sino también de un espacio digno con alta tecnología. “Los estudiantes y la comunidad universitaria tendrán la tarea de cuidarlo porque no es fácil en tiempos de crisis, contar con una  obra como esta”, destacó.

Durante el acto de inauguración, marcado por la pluralidad y la diversidad, la máxima autoridad invitó a los universitarios unidos, a buscar los mecanismos de lucha para velar por los derechos y el respeto de todos y cada uno de los miembros de la comunidad ucista.

Francisco Ameliach, gobernador de Carabobo, destacó el esfuerzo realizado para materializar este sueño, que se logró con el aporte de 60 millones de bolívares del situado constitucional y con un crédito adicional aprobado por el Ejecutivo Nacional, de 690 mil dólares para el equipamiento con la más alta tecnología.

La nueva estructura cuenta con dos calderas de última generación que no solamente dan la energía suficiente para las ollas a vapor (marmitas), sino que tienen un sistema que brindará a todo el comedor agua potable; además cuenta con una plata de gasoil, tanque de gas, planta eléctrica de 500 KVA, para garantizar el servicio eléctrico y cinco marmitas.

Ameliach señaló que cuenta con seis cavas cuarto, cuatro cocinas industriales, cuatro hornos industriales, dos freidoras, cuatro planchas topes, dos asadores de pollos, dos campanas extractoras, un fabricador de hielo, así como un ascensor de carga, utensilios de cocina y 150 mesas de comedor.

El mandatario regional recordó que fue un día de gran satisfacción; en lo personal estuvo muy contento como carabobeño y valenciano, porque hablar de la historia de Carabobo, es hablar de la UC. “Yo aprendí a amar esta universidad gracias a mi padre José Ameliach Núñez, quien es jubilado de esta casa de estudios, gracias a su trabajo pudo criarnos a nosotros, somos cuatro hijos”.

José Ángel Ferreira, vicerrector administrativo, agradeció la culminación de la obra y expresó que ahora las autoridades se encargarán de buscar los recursos para que funcione a capacidad plena.

Estudiantes: los grandes favorecidos

Iván Uzcátegui, presidente de la Federación de Centros Universitarios, agradeció y reconoció el trabajo realizado por la Gobernación y las autoridades universitarias. Pidió a representantes del MEU que sirvan de intermediarios para dialogar y resolver la difícil situación presupuestaria que enfrentan las casas de estudio.

En relación con la inauguración del comedor, Uzcátegui manifestó que la inversión material se transforma en la prosecución y sustento diario, que se refleja en la posibilidad de tener 700 sillas para ofrecer más de 15 mil platos de comida diarios.

Luego del recorrido por las instalaciones del comedor, Uzcátegui entregó un botón de reconocimiento, en nombre de los estudiantes, empleados y obreros de la Dirección de Desarrollo Estudiantil de esa casa de estudios, quienes también se ven favorecidos con la importante obra.

 

MEU es el responsable de garantizar los recursos

Ramón Mondazzi, coordinador nacional de Ingreso a la Educación Universitaria y Prosecución Estudiantil del Mppeuct, en nombre del ministro Manuel Fernández y del viceministro Jheyson Guzmán, felicitó a la comunidad universitaria por haber alcanzado el logro del comedor universitario.

Señaló que su despacho trabaja para honrar importantes logros, entre ellos, la contratación colectiva y el financiamiento de la primera materia en los cursos de verano recién culminados, a más de 16.000 estudiantes. “Ahora estamos comprometidos en garantizar la calidad del servicio en este comedor universitario, al generar las condiciones óptimas para ello”.

El Mppeuct es el responsable de garantizar los recursos para los insumos del comedor universitario. “El viceministro Guzmán está comprometido a escuchar a un grupo de estudiantes que se trasladará la próxima semana, con sus peticiones. Podemos garantizar que hay la completa disposición de parte del ministerio para resolver esta situación. Cuenten los estudiantes universitarios con que nosotros vamos a buscar la mejor solución para garantizar el servicio del comedor universitario”.

Unos mil millones de bolívares para Filuc

Para incentivar la lectura y el pensamiento crítico, Ameliach entregó una donación de mil millones de bolívares para la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo.

La rectora, a nombre del comité de Filuc, agradeció al gobernador y a su tren ejecutivo, este significativo aporte; además los invitó a la inauguración de la 16ª edición, que se celebrará del 10 al 18 de octubre en el estacionamiento del centro comercial Metrópolis Valencia. “Este donativo es sumamente importante para la feria, porque los número no nos daban”.

A la inauguración también asistieron Pablo Aure, secretario; David Rutman, decano de FCJyP; José Marcano, decano de Facyt; Brígida Ginoid, decana de Educación; Jesús Villarreal, presidente de la APUC; Grover Moros, director de Digae; Iván Hurtado, cronista de la UC, estudiantes, docentes y directivos de la casa de estudios, así como miembros del tren ejecutivo del Gobierno de Carabobo.

Tiempo UC

Volver