La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) fue ganadora de los “Premios Matilde Hidalgo a la educación superior, ciencia, tecnología e innovación 2015” en las categorías ‘Excelencia’ y ‘Calidad de las Universidades y escuelas politécnicas de Posgrado’.

Los premios fueron entregados por Jorge Glas, vicepresidente del Ecuador, y René Ramírez, secretario nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

Juan Ponce, director de Flacso, explicó cuáles fueron los fundamentos para obtener el reconocimiento. Una planta docente con formación en Ph.D y gran impulso en el área de la investigación son los 2 pilares con los que cuenta la institución académica.

A su criterio, ¿cuál fue el factor qué les hizo ganadores indiscutibles del premio de la ‘Calidad’?

Hubo 10 indicadores de los cuales sacamos el puntaje más alto entre las universidades de posgrado. Entre ellos se encuentran el porcentaje de profesores con maestría y Ph.D, de los profesores a tiempo completo, remuneración promedio, tasa de retención inicial de pregrado, tasa de titulación, dirección a cargo de mujeres, vinculación con la colectividad… Estos ítems se han insistido mucho dentro de la reforma universitaria.

Con esos indicadores, ¿cuáles fueron los resultados?

Dentro de la subcategoría como institución de posgrado obtuvimos el primer lugar frente a otras 2 instituciones: Universidad Andina Simón Bolívar y el Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN).

El premio a la ‘Excelencia’ se realizó de conformidad a la evaluación del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces) y el Consejo de Educación Superior (CES). Hubo un solo ganador. ¿Qué incidió para merecer el premio?

Los indicadores que utilizaron fueron el porcentaje de profesores con doctorado. Nosotros tenemos una planta de alrededor del 90% con título doctoral; la inversión en investigación y desarrollo, producción de artículos científicos indexados ajustados por impacto. Aquí tenemos la más alta producción de artículos. Además se valoró la producción regional, producción no indexada publicada en formato y estructura de carácter científico, como por ejemplo el Latindex, Scielo y artículos presentados en ponencias. En esta categoría participaron 9 instituciones.

¿Cómo se encuentra estructurada la Facultad de Ciencias Sociales dentro de la formación en doctorados y maestrías?

Contamos con 63 profesores y estamos organizados en 6 departamentos. En promedio tenemos 6 doctorados y 12 maestrías.
Solo a nivel de doctorado hay 60 estudiantes. En Flacso, las condiciones para sacar este título son espectaculares, porque estudian a tiempo completo y hay un estipendio de $ 1.000 mensuales que pagamos con fondos públicos. Ellos tienen un año presencial y luego 2 o 3 años para hacer la tesis, que lo cubrimos por 3 años completos.

¿Cuál es el componente de becas en la institución académica?

A nivel doctoral, los 60 estudiantes de doctorado tienen beca completa, lo que representa un estipendio de $ 1.100 mensuales. En las maestrías, un 50% puede dedicarse a tiempo completo con un estipendio de $ 650. Y el resto, si bien no tiene beca completa porque trabaja, tiene una importante reducción en la colegiatura.

¿Cuál es el porcentaje de repitencia por estudiante en Flacso?

Nosotros tenemos un proceso muy riguroso de selección. Por ejemplo, en Economía, tenemos un propedéutico de un mes y si el alumno lo pasa, podrá ser un estudiante exitoso porque además la tasa de deserción es 0%. Y luego viene otro proceso de selección que tiene que ver con sus destrezas en investigación, su experiencia en publicaciones, récord académico, etc.

¿Cuál es el presupuesto con el que se cuenta para realizar investigación?  

Considero que cada vez tenemos más presupuesto destinado a investigación. Es un financiamiento que damos a los docentes para que hagan sus investigaciones. En los últimos 3 años aumentó de $ 150 mil a $ 500 mil y para 2016 y 2017 pensamos pasar a $ 1 millón para sus trabajos y eso se observa en sus indicadores.

¿Cuál es el reto que asume Flacso para mantenerse en ese nivel y superarse?

Esperamos que hasta mediados de 2017 contemos con una planta del 100% de profesores con Ph.D. Los pocos que no tienen doctorado están con convenio doctoral.

¿A su criterio, usted ha observado una mejora en la formación por parte del resto de universidades o demás instituciones de instrucción superior?

Sí. Hay una mejora importante. Todas las universidades se están fortaleciendo desde la aplicación de la reforma a la educación superior, cuando se cerraron varias instituciones que no servían para nada. Se ha mejorado la composición de su planta docente, en términos de titulación, de calidad como en condiciones laborales.
Hay más porcentaje de profesores a tiempo completo. Recordemos que antes había los famosos ‘profesores taxi’, que daban un par de horas y salían a otras instituciones. Así no se generaba producción académica. También creo que se ha incrementado el número de publicaciones internacionales y aumentaron las actividades de vinculación y de oferta pertinente a la realidad ecuatoriana.

¿En Flacso, de qué manera se está formando a los profesionales para asumir los cambios a partir de la matriz productiva?

Nosotros nos enfocamos en el área social. No tenemos programas en las áreas técnicas que debían tener una mayor incidencia en el cambio de la matriz productiva; pero desde lo social se puede pensar el país, en modelos alternativos para la sociedad, políticas públicas, en buscar una sociedad más democrática e incluyente.

¿Cuál es el nivel de inserción laboral de los estudiantes luego de terminar la maestría o el doctorado en Flacso?

La inserción es inmediata. Además, la mayoría son personas que ya tienen inserción laboral pero que piden una licencia. Hay muchos profesores universitarios. Recordemos que para 2017 los profesores titulares deben tener título doctoral y muchos son estudiantes nuestros. Ellos tienen auspicio doctoral de sus universidades. Incluso tenemos estudiantes que son profesores de la Universidad Central del Ecuador, de la Católica, entre otras. (I)

 

 

El Telégrafo

Volver