Por la redacción de Nodal U

Presidente del Consejo Interuniversitario Nacional de Argentina (CIN) y rector de la Universidad Nacional de Avellaneda, Jorge Calzoni asegura que la integración de las universidades a nivel regional es indispensable para el desarrollo de la educación superior.

 

Pedro Brieger presentó Nodal Universidad en el último plenario de rectores ¿qué le parece la propuesta del sitio?

Realmente muy positiva. Tiene una cantidad de opciones muy interesantes, enfocadas en el mundo de las universidades y no solamente para Argentina si no para toda América Latina y el Caribe. Nodal Universidad puede convertirse en una herramienta interesante para trabajar en paralelo al Espacio Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior (Enlaces), que es una plataforma para la articulación de acciones concretas de cooperación e intercambio académico de la educación superior en la región. Se encuentra abierta la posibilidad del reconocimiento de títulos, de movilidad docente y estudiantil, y una cantidad de acciones cooperativas muy importantes.

¿Cómo se vincula el CIN con la comunidad académica? ¿cómo difunde sus actividades?

Desde el CIN realizamos permanentemente declaraciones y documentos que, la mayor parte de las veces, no tienen visibilidad pública y se pierden. Tenemos canales de difusión propios pero con un alcance limitado. Ante esta situación, creo que Nodal Universidad puede aportar en términos de promoción y divulgación. Especialmente, potenciando el alcance de los canales de televisión que hemos construido mediante el consorcio de varias universidades en el conurbano norte y sur. Además, vamos a firmar un acuerdo entre el CIN y Nodal que permitirá a las universidades nacionales llevar adelante actividades en conjunto y mantener un vínculo permanente con el sitio.

Nodal Universidad tiene la visión estratégica de aportar a la integración regional. Como presidente del CIN ¿qué valor le otorga al vínculo con universidades de la región?

Me parece clave. Creo que hoy es impensable trabajar de manera aislada, como ocurría en el sistema universitario hace 50 o 100 años. Se realizan muchísimas actividades que aportan a la integración de las universidades de la región. Asimismo,  no es fácil y nos queda un largo camino por recorrer. Incluso a nivel nacional. En Argentina, a mitad del siglo XX, había sólo 7 universidades y hoy el número asciende a 55. Las condiciones han cambiado mucho, ya sea en términos de  escala, volumen o la cantidad de estudiantes, etcétera. Si bien hay muchos vínculos ya establecidos y dinámicos, redes y actividades en conjunto, también hay dificultades. Son los desafíos que tenemos por delante.

Volver