Por Magally Alegre Henderson. Subdirectora de la Cátedra UNESCO de Igualdad de Género en Instituciones de Educación Superior

En las últimas décadas, las mujeres han accedido a la educación universitaria de forma masiva. En general, las mujeres conforman actualmente el 50% o más de la población estudiantil universitaria. Esto a excepción de las disciplinas CTIM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), en donde aún se encuentran sub-representadas. Pero esta mayor presencia de las mujeres en las aulas no ha supuesto una participación igualitaria de las mujeres en la docencia, la investigación o el gobierno universitarios. Por ejemplo, en nuestro país, tenemos solo 10% de rectoras, 31% de docentes universitarias, 34% de investigadoras registradas en el Directorio Nacional de Investigadores e Innovadores (DINA) y 17% de mujeres miembros titulares de la Academia Nacional de la Ciencia (INEI 2010; ANC 2016, CONCYTEC 2016).

Frente a esta situación de preocupación mundial, la PUCP propuso hace dos años la creación de la Cátedra UNESCO de Igualdad de Género en Instituciones de Educación Superior, bajo la dirección de la doctora Patricia Ruiz Bravo, profesora principal del Departamento de Ciencias Sociales. Luego de dos años de preparativos, este jueves 20 de octubre, nuestra universidad inaugura su primera Cátedra UNESCO y la tercera de nuestro país. La Cátedra UNESCO-PUCP constituye, además de un reconocimiento a la trayectoria académica de la titular de la Cátedra, un reconocimiento de excelencia que sólo ha sido concedido en materia de género a 18 universidades en todo mundo.

Nuestra Cátedra busca promover equidad en la formación académica y en el ejercicio laboral de docentes e investigadoras, a través de tres principales líneas de acción: investigación, sensibilización y desarrollo de políticas. De la mano con la creación de la Cátedra, la PUCP ha realizado también importantes esfuerzos en materia de igualdad. En junio del año pasado, se aprobaron las Políticas de Igualdad de Género para la Docencia, que se encuentran disponibles a través de la página del Grupo de Investigación en Estudios de Género. Las Políticas de Igualdad prevén la creación de una Comisión de Género e Inclusión, dependiente de rectorado, que supervise el cumplimiento de las políticas aprobadas y que formule un plan de igualdad de género a cinco años que pueda ser aplicado a la comunidad universitaria en su conjunto (docentes, estudiantes y personal administrativo).

Este marzo pasado se aprobó también el Reglamento para la prevención e intervención en los casos de hostigamiento sexual aplicable a estudiantes y docentes de la Pontificia Universidad Católica del Perú, cuya Comisión contra el Hostigamiento Sexual se encuentra ya en funcionamiento.
Las brechas de género en la investigación, en la docencia y en las posiciones de liderazgo universitario están lejos de resolverse de manera espontánea. Es por ello que en diversas partes del mundo, tanto las entidades gubernamentales, como los organismos multilaterales y las propias instituciones, deciden desarrollar políticas y planes de género, con el objetivo de combatir la desigualdad entre hombres y mujeres en los ámbitos universitarios y de investigación. En nuestro país, la PUCP se encuentra al frente de este esfuerzo.

PuntoEdu