(Nota publicada en agosto 2015)

A las cuatro de la mañana de ayer el Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil y la Dirección de Protección y Seguridad Vial, reportaron los primeros bloqueos en los departamentos.

En la ciudad, la jornada inició a las siete de la mañana. Grupos de universitarios se agrupaban en sus casas de estudio para dar inicio a la marcha, que los llevaría a la Plaza de la Constitución, en la zona 1.

Las sedes de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) y la Universidad Rafael Landívar (URL) fueron los puntos de partida para los estudiantes de dichas academias, quienes iniciaron la caminata a las 10:00 horas, acompañados de carteles que demandaban la renuncia del Presidente.

En tanto, en el kilómetro cinco de la ruta al Atlántico, sindicalistas, campesinos y particulares iniciaban otra caminata. Situación similar ocurría en la calzada Roosevelt, donde cientos de personas se aglutinaron y marcharon hacia el Centro de la Ciudad.

Frases como “Yo no tengo Presidente”, “Otto Pérez, Guatemala no te quiere”, “Renuncia Ya” y “Justicia Ya” acompañaron las distintas caminatas.

Pasado el mediodía, las calles y avenidas del Centro Histórico se vieron repletas de miles de guatemaltecos, de todas las edades y estratos socioeconómicos, quienes con vuvuzelas, gorgoritos, cánticos y redoblantes, gritaban con euforia sus consignas.

Ya en la Plaza de la Constitución, cientos de banderas de Guatemala ondeaban y los asistentes entonaban las estrofas del Himno Nacional, con el fervor propio de un acto cívico. El canto concluyó con los gritos de: “en estas condiciones, no queremos elecciones” en alusión al debilitamiento del sistema político actual.

En un estrado que se improvisó, los dirigentes de los distintos sectores participantes de la marcha tomaron un micrófono y pronunciaron discursos que provocaron el júbilo entre los asistentes. Cada uno de los que intervino fue ovacionado por los manifestantes.

Simultáneamente a la manifestación, en el Congreso de la República se debatía sobre la integración de la Comisión Pesquisidora, que tendrá a su cargo dilucidar si retira la inmunidad o no al presidente Pérez Molina, sindicado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), de ser el cabecilla de la estructura criminal La Línea.

En el interior

El kilómetro 188 de la Ruta Interamericana, conocido como Cuatro Caminos, que comunica a los departamentos de Quetzaltenango, y Totonicapán,  entre otros, fue uno de los tramos afectados, como medida de presión por parte de sectores campesinos e indígenas.

El kilómetro 256 de la Ruta CA-14 en la aldea Cubilihuitz, hacia Chisec, Alta Verapaz también fue otro sector bloqueado por los inconformes con el actual gobierno. Además de los kilómetros 185 y 258, en San Julián y aldea Dolores, ambos puntos hacia Cobán, Alta Verapaz.

Analizan más protestas

Rubén Mendoza, de la Comisión Política de la Asamblea Social y Popular (ASP), advirtió que si Pérez Molina no declina de su cargo presidencial, continuarán con las marchas hasta lograr su cometido.

“Las comunidades están con la intención de seguir tomando las carreteras en apoyo a las manifestaciones. Vamos a plantear recursos legales para poder pedir la renuncia de Otto Pérez”, puntualizó.

Por su parte, Pedro Camajá, líder de las protestas, indicó que las manifestaciones recientes deben servir de impulso a la ciudadanía a dejar la indiferencia y permanecer vigilantes del actuar de los funcionarios.

Monitorea marcha

El equipo de Comunicación del presidente Pérez Molina difundió una imagen donde se ve al mandatario junto a Eunice Mendizábal, ministra de Gobernación, en un centro de monitoreo desde donde supuestamente veía el desarrollo de las marchas en su contra.

“Enfrentaré lo que sea necesario y lo que la ley mande, incluso el antejuicio que hoy se discute en el Congreso”, escribió a Emisoras Unidas el mandatario la mañana de ayer.

Pronunciamiento

James P. McGovern, congresista demócrata por el Estado de Massachusetts, emitió por medio de la embajada de Estados Unidos en Guatemala un comunicado, en el que indicó: “Quiero honrar este alzamiento de los guatemaltecos sin precedentes, continuo e intrépido. Se están uniendo con una agenda común contra la corrupción y a favor de la reforma”.

El Periódico

NUEVA-PLANTILLA-1000-800-78-696x583

Usac y magisterio presionan a presidente Otto Pérez para que renuncie

El rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Carlos Alvarado, anunció que la casa de estudios realizará un paro de labores el jueves 27 de agosto si el presidente Otto Pérez Molina aún no ha renunciado a su cargo.

Rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Carlos Alvarado

Alvarado dijo que el paro se tendrá lugar en todas las sedes de la Usac a nivel nacional, convocando a la comunidad universitaria para que salga a las calles a manifestarse.

“Hacemos un llamado a todos los estudiantes para que se unan al clamor de la población para solicitarle al presidente Otto Pérez Molina que renuncie a su cargo. También hacemos un llamado a las autoridades para que se suspendan las elecciones de septiembre, ya que no existen condiciones para que se lleven a cabo”, resaltó el rector.

Además de estas dos peticiones, Carlos Alvarado dijo que la población está escéptica, por lo que es necesario la suspensión de las elecciones para que se realicen las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

Suspensión de clases

Bernardo Caal, de la Coordinadora Nacional del Magisterio, señaló que dada la situación que vive el país ya no puede haber delincuentes al frente del Gobierno, por tal razón el Magisterio Nacional en Resistencia, los cuales no son afines a Joviel Acevedo, convocan a un paro de labores.

“Invitamos a todos los maestros para que el martes 25 de agosto no trabajen y a todos los padres de familia para que no manden a sus hijos a estudiar. Esto es para que colaboremos en exigir la renuncia de Otto Pérez“.

Caal señaló que también piden la renuncia de los 158 diputados y la suspensión de las elecciones ya que no hay opciones para votar. “Hasta que no reformen la Ley Electoral las elecciones deben estar suspendidas”.

Sin embargo, si el mandatario decide renunciar antes del martes, el paro se hará de igual forma, ya que pedirán porque se suspendan las elecciones y se reforme la Ley. “Si renuncia el Presidente, debe reformarse la Ley. No queremos reelegir alcaldes ni diputados manchados por la corrupción”, concluyó.

Soy502

 

La rearticulación del movimiento estudiantil en Guatemala (Por Ana López Molina, especial para Nodal Universidad)

por Ana López Molina
(Nota publicada en septiembre de 2015)

AVANCSO- Guatemala – Grupo de Estudios sobre Centroamérica – IEALC/FSOC/UBAguate desta

En Guatemala existe una única casa de estudios superiores pública, la Universidad de San Carlos (USAC). Se calcula que apenas el 5% de los y las jóvenes de 18 años o más acceden a esta universidad. Sin embargo, en el país sólo el 1% de la población accede a la universidad, y sólo 0.3% de los inscritos se gradúa. A pesar de ello, los estudiantes, tanto los universitarios como los de secundaria, fueron actores determinantes en luchas populares a lo largo de la historia. La fuerza de las organizaciones estudiantiles se sostuvo hasta el principio de este siglo, cuando a través de reformas educativas se ha ido restando peso y capacidad organizativa a las secundarias, y procesos de corrupción y cooptación han debilitado a la dirigencia universitaria. La deslegitimación de las luchas estudiantiles, en gran parte labor de los medios conservadores de comunicación, convirtió a este movimiento en uno casi ausente.

Ante la indignación provocada por la reciente develación de la estructura de defraudación fiscal en la que el Ejecutivo está involucrado, que llevó a las calles a miles de guatemaltecos en la ciudad y las cabeceras departamentales, llama la atención la rearticulación de este movimiento horizontal en el que no hay dirigentes, líderes, ni ídolos. La juventud es un atributo que juega fuerte, toda vez que la convocatoria, la circulación de información y de opinión ocurre en las redes sociales. El movimiento de USAC, #SomosPueblo, con su nombre ya asume una postura frente a lo que ocurre.

Lo más interesante es que los estudiantes de universidades privadas por primera vez también salen a las calles de manera organizada y visible. Landivarianos (de la universidad jesuita), Movimiento Marro (de la universidad neoliberal) y Acción UVG (universidad científico-técnica ligada a instituciones educativas de Estados Unidos), junto a Usac es Pueblo, se articulan en la Coordinadora Estudiantil Universitaria de Guatemala que con actividades de protesta pacífica, busca el empoderamiento a través de articular y unir grupos de la sociedad civil. Se declaran en favor de transformar el sistema político y económico para que estén acordes a la dignidad humana. Hablan del relevo generacional en la lucha estudiantil, superando la polarización y los prejuicios que han impedido el diálogo y la acción coordinada entre universidades.

La Coordinadora ha cobrado visibilidad y el 17 de agosto fue recibida por el Comisionado contra la Impunidad en un acto donde expresaron su pleno apoyo a CICIG y MP, mientras prometieron continuar exigiendo transparencia y justicia. El 27 de agosto, jornada de Paro Nacional que canalizó la indignación y que tuvo masiva participación de ciudadanos y empresas (las estimaciones alcanzan los 150 mil participantes), mostró la amplia convocatoria de la Coordinadora. La columna de estudiantes que provenían de las universidades privadas, al unirse con la proveniente de la pública se extendía por varias cuadras a su llegada a la Plaza Central. Una juventud involucrada en temas trascendentales es una noticia esperanzadora para el país que disputa el puesto por ser el más violento de Latinoamérica.

 

Volver