El gobierno chileno invitó a los profesores a colaborar y poner fin al paro que mantienen desde hace más de un mes para que los estudiantes, perjudicados por esta situación, puedan regresar a las aulas.

“No sigamos dañando la educación pública, porque precisamente entendemos que tanto ellos como nosotros queremos fortalecerla, y hoy como consecuencia de esta protesta muchos están migrando a colegios particulares subvencionados”, expresó en declaraciones a la prensa el ministro vocero, Marcelo Díaz.

El funcionario reiteró la voluntad del Gobierno de buscarle una salida a esta situación y recordó que existe el espacio de discusión en el parlamento y se ha logrado una aproximación en puntos sustantivos.

Díaz insistió en que el proyecto de ley de Carrera Docente, con el que no están de acuerdo los profesores, es “medular y central” para mejorar la educación del país.

“Significa asegurarnos de que en la sala de clases haya una elevación sustantiva de los niveles de calidad de educación que se le entrega a los niños”, apuntó el secretario de Estado en declaraciones difundidas por Radio Bío Bío.

Asimismo subrayó a los profesores que el diálogo sin condiciones, como piden, no supone tener a los colegios públicos paralizados. Esa, dijo, es una condición que no corresponde para el tipo de discusión que tenemos que dar en el parlamento.  No puede ocurrir que los rehenes de esta diferencia sean los estudiantes.

Temas como la formación inicial, la necesidad de regulación de la cantidad de estudiantes, y el desarrollo profesional están sobre la mesa de conversaciones entre las partes aunque el diálogo no han dado resultados concretos.

Los profesores consideran justa la pelea por el resideño del proyecto de ley de Carrera Docente, que creen “debe estar orientado a modificar el carácter ideológico neoliberal de la iniciativa, es decir al cambio del paradigma de la educación pública”.

Para mañana esta previsto que los educadores, algunos llegados de varias regiones del país, realicen una nueva marcha nacional.

Crónica Digital

El estilo con que la ministra Delpiano se desmarca de Eyzaguirre

CH05. SANTIAGO DE CHILE (CHILE), 27/06/2015. Imagen cedida por la Presidencia de Chile que muestra a la presidenta chilena Michelle Bachelet (d) tras el nombramiento de la nueva ministra de Educación Adriana Delpiano (d) hoy, sábado 27 de junio de 2015, en el Palacio de La Moneda en Santiago de Chile. (Chile). EFE/Alex Ibañez/Presidencia de Chile/USO EDITORIAL/NO VENTAS/NO ARCHIVO
La presidenta chilena Michelle Bachelet (d) tras el nombramiento de la nueva ministra de Educación Adriana Delpiano (i)

La nueva ministra de Educación, Adriana Delpiano, quiere ser cercana. Y no porque tenga la intención de aparentar serlo o marcar una diferencia con su antecesor, Nicolás Eyzaguirre. Sino porque quienes la conocen cuentan que “ella es así, cercana y dialogante”.

El lunes, en su primer día con actividades públicas, Delpiano mostró un estilo muy distinto al de Eyzaguirre -que hacía contados puntos de prensa a la semana- y conversó con los medios tres veces durante el día. El giro comunicacional de la ministra también apunta a mejorar la forma en que los proyectos de ley son explicados a los distintos actores sociales. Y, por ejemplo, en el caso de los profesores, ayer afirmó que “el Mineduc hará todo el esfuerzo para desplegarnos y decir qué es y qué no es del proyecto”, señaló. Sobre la estrategia, explicaron en el Mineduc, no hay nada definido aún, pero sí reconocen que habrá un cambio en la forma de comunicar las medidas.

La secretaria de Estado participó este miércoles en la sesión de la Comisión de Educación del Senado, donde algunos parlamentarios le pidieron que se desmarcara del tono con que el ex ministro llevó a cabo la Ley de Inclusión, por ejemplo. “Espero que el segundo año sea mejor que el primero, donde hubo mucha desprolijidad. Incluso fue un parto muy doloroso y pagamos muchos costos con las comunidades educativas y la clase media. La idea es que la reforma educacional no sea percibida como amenaza, si no, que con éxito”, dijo el senador DC Ignacio Walker.

Según fuentes cercanas al gobierno, la idea de La Moneda es que la nueva titular del Mineduc marque una presencia distinta a la de Eyzaguirre: “Que se note un cambio de viraje, mucho más dialogante y pedagógico”. Sin embargo, entre sus cercanos coinciden en que “ella jamás se plantearía ser igual o distinta a Eyzaguirre, tiene su propio estilo”.

El senador socialista Carlos Montes opinó que “sin lugar a duda (la ministra) tiene harta tarea y la primera es sacar carrera docente y otras cosas y tiene que buscar cómo hacerlo, cosas propias de la política. A esto se suma mover a las escuelas y mejorar el clima, hartos objetivos simultáneos que creo que ella es capaz de hacerlos”.

Fin al paro

Una de las prioridades de Adriana Delpiano es destrabar el conflicto con el Colegio de Profesores y en especial detener el paro que acumula 32 días. Además, dar viabilidad a los proyectos de desmunicipalización y educación superior. Una tarea que no es fácil de resolver, a juicio de muchos, y de ella misma: “Estamos asumiendo esta segunda etapa en medio de un conflicto muy complejo”.

Además de dialogar con el Magisterio en el Congreso y sacar adelante el proyecto de nueva política nacional docente, la titular de Educación explicó que su principal misión -encargada desde La Moneda- es fortalecer la educación pública. Tema que, además de ser proritario para el gobierno, también lo es para ella “es su gran tema”, comentan en el Mineduc.

Respecto de carrera docente dijo que “si el proyecto requiere ajustes y mejoras, éstas se harán en la discusión en particular (…) si lo hacemos por fuera pareciera que lo retiramos”.  Una actitud que fue aplaudida por varios, entre ellos Walker, quien alabó que no se siente a conversar en bilateral con el Magisterio: “La verdad es que esto (el paro) no da para más. La felicito, manténganse firme, el proyecto se debe mejorar en el Congreso”.

La ministra insistió en la importancia de bajar el paro que está causando “un daño tal que casi no podamos volver atrás en la matrícula y en la credibilidad para los padres de familias”.

La mesa tripartita, que se retomará la próxima semana, es una de las estrategias de la nueva ministra, como también la campaña de difusión que instalarán a nivel nacional.

Otra de las solicitudes de los senadores fue acelerar el ingreso del proyecto de Nueva Educación pública, el que ha sido postergado en varias ocasiones y ahora a solicitud de la propia Delpiano. “He pedido unos días de retraso para estudiarlo con detención y veré si hay  necesidad o no de algunos ajustes”.  Aclaró, eso sí, que este proyecto será el próximo en ingresar y luego de éste vendrá el de educación superior.

La Tercera


VOLVER