BCIE otorga fondos para crédito educativo

Estudiantes de la Universidad Tecnológica La Salle, Ulsa, de León, podrán continuar su formación académica optando al financiamiento disponible a través del convenio suscrito entre el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, y esa institución

Silvio Conrado, director por Nicaragua del BCIE, dijo que el préstamo será otorgado como parte del programa BCIE de Crédito Educativo, que financia Taiwán a través del Fondo de Desarrollo y Cooperación Internacional, abierto a las universidades centroamericanas.

Según Conrado, este programa es una apuesta por elevar los niveles educativos del capital humano del país y de la región centroamericana, como una ruta para superar condiciones de pobreza.

“Con estos programas se quiere que los jóvenes mejoren profesionalmente y así tengan mejores posiciones en el campo laboral, ya que estarán mejor preparados para las exigencias”, destacó Conrado.

Nicaragua privilegiada

Por otro lado, Conrado afirmó que este programa fue aprobado por el directorio del BCIE en el 2007 y está disponible para todas las universidades centroamericanas, “los recursos son intermediados por el sistema financiero de cada país”.

Añadió que desde que el programa fue aprobado, el BCIE suma 16 convenios universitarios aceptados a nivel centroamericano, de los cuales ocho han sido para universidades nicaragüenses, cuatro para universidades hondureñas, tres costarricenses, una a Guatemala.

“Este programa cuenta con 20 millones de dólares para realizar convenios de crédito educativo en las universidades centroamericanas; cabe señalar que desde 2010 se han desembolsado US$4 millones para este fin en Nicaragua”, concluyó Conrado.

Estudiantes competitivos

Por su parte, Benjamín Rivas Vásquez, rector de la Universidad Tecnológica La Salle, Ulsa, dijo que el convenio permitirá a los estudiantes acceder a un postgrado y así afianzarse en el mercado laboral luego de que concluyan sus estudios.

8 convenios educativos ha suscrito el BCIE con universidades nicaragüenses.


VOLVER