¿Cuál es el lugar de la ética en el siglo XXI?
La globalización, en el mundo en constante cambio, las comunicaciones instantáneas y masivas, el individualismo, la pérdida de confianza en las instituciones, las nuevas tecnologías, entre otros aspectos de la posmodernidad, representan un desafío ético en la formación de las futuras generaciones.

En este contexto ¿es posible una ética sin dogmatismos ni subjetivismos? ¿está preparada la ética para hacerrse cargo del lugar que la sociedad le reclama? ¿Cómo enseñarlo de forma aplicada y con sentido?

A estas y otras preguntas responde en profundidad el autor, utilizando un lenguaje llano y actual, haciéndose cargo de toda la complejidad que la ética representa, especialmente en un mundo en que cada vez se hace más necesaria y, sin embargo, la percibimos tan alejada de la realidad.

Este es un libro que resulta indispensable para cualquier educador que se pregunte sobre los desafíos de su quehacer en el ámbito de la ética.

Universitaria

Volver