El equipo del Departamento de Ingeniería Civil y Agrimensura (INCI), de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Mayagüez (RUM), ganó el primer lugar representando a Puerto Rico en las competencias de la Sociedad Nacional de Agrimensores Profesionales, que se llevaron a cabo recientemente en Virginia.

En la competición, que tradicionalmente gana Penn State University, participaron siete universidades, incluida la UPR, representada por el RUM, y entre las que también figuraron Akron University y la Universidad de Rhode Island. En este evento, el grupo puertorriqueño dio cátedra de los mejores procesos actuales de levantamientos para elaborar representaciones gráficas topográficas de los suelos.

“Siempre está esa lucha del primer y el segundo lugar con Penn State porque es un buen grupo que hace un buen trabajo. Luego, ellos nos vinieron a felicitar y a que le explicáramos cuál era la metodología que habíamos incorporado”, explicó la doctora Evi de la Rosa, catedrática de INCI y mentora del equipo colegial.

Y es que el grupo del Recinto decidió no seguir las guías de la competencia en la que debían estudiar los errores topográficos de la superficie de un terreno en específico, que en el caso del colectivo colegial, se trató del suelo donde está localizada la Casa Capitular en la región oeste del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico. Se escogió ese lugar, ya que el predio tenía que constar de dos acres y ser un terreno impermeable, que no tuviese mucho cambio en elevación.

Estudiando los errores

“Teníamos que incorporar tres métodos, tres metodologías. Y ¿cómo sabíamos si estábamos bien o mal? Estudiando los errores. Así que se hizo el estudio de los diferentes métodos para elaborar topografía. Pero, nosotros buscamos un terreno donde sí había un poco de pendiente, con unos taludes bien abruptos, que tampoco eran impermeables, por lo que habían sido afectados por la erosión”, apuntó la mentora.

“Tiramos la jugada para ver si podíamos demostrar claramente que era estupenda la idea que tuvimos de no cumplir con las guías. Lo que hicimos fue que excedimos el trabajo ordinario de los otros equipos. Se dio el ejemplo de que hay metodologías y procedimientos que se pueden hacer sin tener que ir por el lado seguro”, añadió.

Entre las técnicas que el equipo puertorriqueño utilizó, se incluyeron el escanéo láser, con un instrumento robótico, y la fotogrametría digital, que efectuaron con un dron, entre otras. Una vez terminado el trabajo de campo, los jóvenes, dirigidos por su mentora, desarrollaron una monografía de 30 páginas, la que era mandatorio enviar con 40 días de anticipación a la competencia. Asimismo, durante la competición, tuvieron que presentar un artículo y un afiche de la labor realizada en el terreno escogido.

Experiencia única

“Para mí, lo más importante de la competencia fue nuestro orgullo de haberle ganado a siete universidades, como Penn State y Akron”, dijo por su parte, Michael Casiano, capitán del grupo del Recinto.

Coincidieron con él, Kevin Benítez, cocapitán, y Camille López, miembro del grupo, quienes sostuvieron que esta fue una experiencia única en la que tuvieron la oportunidad de exponer sus capacidades profesionales y aplicar todo lo aprendido en su trayectoria para obtener su bachillerato en Ingeniería Civil y Agrimensura del RUM.

“En años anteriores, a lo más que habíamos llegado era a un tercer lugar y me siento bien agradecido de que pueda llevar el nombre del Departamento de Ingeniería Civil y Agrimensura en alto”, expresó Benítez, natural de Guaynabo.

Mientras que López indicó que fue un gran honor y un reto representar al Colegio ante un público profesional, en inglés, poseedor de grandes conocimientos especializados en el campo de la agrimensura.

Además de estos jóvenes, el equipo está compuesto por los estudiantes Christian Figueroa, Edwin Román y Jennifer Rodríguez.

“Ustedes representan a tantos otros estudiantes que están en su programa, que igualmente tienen talento, y ahora ustedes son la ventana de la exposición para ellos y eso tienen que valorarlo infinitamente, porque no solamente es el beneficio para ustedes, sino para sus compañeros estudiantes y para su institución porque esto tiene un legado histórico, y por eso los felicito”, puntualizó Pagán Trinidad.

El Nuevo Día


VOLVER