Desde una perspectiva y mirada joven, estudiantes, campesinos, intelectuales, artistas, trabajadores por cuenta propia, líderes juveniles y otros actores sociales debatieron este miércoles en la capital sobre realidades cubanas y de las Américas, experiencias que trasladarán al Foro de los Jóvenes previsto para los días 8, 9 y 10 de abril en Panamá.

Como parte del Foro Juvenil Cubano La juventud y las Américas que queremos, se­sionaron en distintos espacios de la Universidad de La Habana (UH) y el Pabellón Cuba paneles sobre Seguridad ciudadana, Medio Ambiente y energía, Educación y sa­lud, Gobernabilidad democrática y participación ciudadana.

El objetivo del evento fue recoger opiniones y propuestas de cara a la Cumbre de las Américas, con sede en Panamá, donde se prevé por primera vez la asistencia de Cuba y donde también se realizarán foros de la sociedad civil y la juventud de la región que tocarán estos asuntos.

Los participantes en el Foro Juvenil comenzaron la jornada de este miércoles con un homenaje al líder revolucionario Julio Antonio Mella, en el Memorial que guarda sus cenizas.

La ofrenda floral al pie de la histórica escalinata universitaria, simbolizó el tributo de las nuevas generaciones al líder estudiantil, cuya acción despertó multitudes y sumó voluntades en el camino hacia una sociedad justa.

Con la presencia de Gustavo Cobreiro, miembro del Comité Central del Partido y rector de la casa de altos estudios, los estudiantes y jóvenes trabajadores de diversos sectores recordaron la obra de Mella, fiel a los preceptos martianos y amparada en el concepto de que todo tiempo futuro debe ser mejor.

El presidente de la Federación Estudiantil Universitaria en la UH, Randy Perdomo, convidó a los presentes a ascender la escalinata con la idea de que luchar por la revolución social en América, como dijera Mella, no es utopía de locos o fanáticos, es luchar por el próximo paso de avance en la historia.

SEGURIDAD CIUDADANA, GARANTÍA DE DERECHOS
En el panel sobre Seguridad ciudadana realizado en la Plaza Hugo Chávez de la UH, los jóvenes reflexionaron sobre este tema en el contexto cubano y latinoamericano.

Abordaron las plenas garantías que tienen los cubanos en cuanto a derechos humanos, como son el acceso universal y gratuito a la educación y la salud, al empleo, a la información, a la protección y a la igualdad racial y de género, así como a la aprehensión por parte de los jóvenes de conocimientos que les permiten salvaguardar sus derechos y deberes.

Yusuam Palacios, jurista y presidente del Movimiento Juvenil Martiano, abrió el debate conceptualizando el término seguridad ciudadana como un estado ideal de ausencia de todo daño a los derechos humanos.

Sostuvo además que en Cuba existen instituciones jurídicas con la misión de garantizar el cumplimiento de los derechos del hombre y que la seguridad ciudadana tiene plenas garantías.

Ahondó además en la importancia de estudiar nuestras leyes y aparatos jurídicos. “La sociedad cubana no puede avanzar en varios retos constitucionales si no se conoce su Constitución”, expresó.

Según Palacios, existen varios factores que inciden en la seguridad ciudadana y uno de ellos es la ineficacia del orden político, económico y social existente en la actualidad en países de América Latina y el mundo.

Conocer nuestra realidad y saber qué es lo que debemos fortalecer en materia de seguridad ciudadana, es algo que debemos hacer antes de llevar nuestras propuestas al Foro de la Cumbre de las Américas, concluyó Pa­la­cios.

Por su parte, Lidia Lliso Ferro, del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial, reflexionó en cuanto a las diferencias que tiene Cuba con algunos países americanos en términos de desarrollo y seguridad social.

Profundizó en temas como los Objetivos del Milenio, los cuales la nación tiene cubiertos en gran medida desde hace tiempo, sobre todo los referidos a terminar con la pobreza extrema y el analfabetismo.

Puso como ejemplo las acciones de mecanismos regionales como la Alianza Boli­va­riana para los Pueblos de Nuestra América-Tra­tado de Comercio con los Pueblos (ALBA-TCP) en busca de mayor equidad, accesibilidad y de­sarrollo, en especial para intentar erradicar el hambre del panorama latinoamericano y caribeño.

María del Carmen Díaz, de la Dirección Nacional del Ministerio de Justicia, expuso los mecanismos jurídicos con que cuenta Cuba para garantizar el empleo, los salarios y la seguridad social, entre otros beneficios.

Hizo especial énfasis en las posibilidades de empoderamiento que tienen las mujeres en la Isla en contraposición a lo que sucede hoy en América Latina y el Caribe.

El estudiante de Periodismo René Camilo García se refirió a la necesidad de aumentar el acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones tanto en Cuba como en la región, pues esto contribuye a que seamos seres pensantes y productivos para las sociedades.

Cuba.cu


VOLVER