Esperanzas de diálogo en conflicto estudiantil en Honduras

Un ambiente de retorno al diálogo resurgió en torno al conflicto en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) cuando autoridades y el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) dieron atisbos de querer resolver el asunto, se divulgó hoy.

Los estudiantes tomaron desde hace más de 55 días instalaciones educativas y exigen la derogación de normas académicas, participación democrática en los órganos de gobierno universitario y se desestimen los procesos judiciales contra varios compañeros, y por ello piden a las autoridades universitarias un diálogo abierto, democrático, inclusivo y público.

El acercamiento entre ambas partes se alejó el pasado miércoles cuando los docentes presentaron una propuesta en la que pedían a los dirigentes estudiantiles liberar los edificios y les extinguían los procesos judiciales como garantía para continuar una mesa de diálogo, reflejó el periódico La Tribuna.

Los jóvenes no aceptaron pues el escrito decía que el beneficio sería solo para algunos y no abarcaría a todos los 75 compañeros encausados a nivel nacional por delitos de usurpación y daños a centros universitarios, acotó el diario.

Otro de los puntos en controversia es que el documento de las autoridades señala que los estudiantes deben comprometerse a no volver a tomar los edificios y ellos consideran que el derecho a la protesta es constitucional y no renuncian a ello.

Tras cuatro días de reflexión los dos sectores consideraron las conversaciones como la mejor vía para resolver la conflictividad, pues la crisis afecta a más de 60 mil alumnos que dan por perdido el segundo período académico.

El movimiento estudiantil realizó un foro público, en el parque central de Tegucigalpa, junto con padres de familia, representantes de la Asociación de Docentes y la Organización Fraternal Negra Hondureña para dar a conocer pormenores del conflicto académico en el Alma Máter.

El vocero del MEU, Fausto Cálix, reiteró que la intransigencia afecta el proceso de negociaciones entre las partes, pero están dispuestos a sentarse para continuar con las deliberaciones.

“Como Movimiento Estudiantil, a pesar de la fuerte represión que vivimos por parte de las autoridades universitarias con requerimientos fiscales, órdenes de captura a través del Ministerio Público y desalojos violentos, seguimos abanderando el diálogo porque sabemos es la mejor solución para esta crisis”, dijo.

Cálix calificó como irresponsabilidad de las autoridades la cancelación del segundo período académico de manera autoritaria, pues eso solo se puede hacer en Consejo Universitario que es la única instancia facultada para hacerlo.

Dirigentes estudiantiles no descartan que pueda haber una convocatoria al diálogo en las próximas horas, apuntó el rotativo.

Publicado en Prensa Latina


¡Cancelado segundo periodo en UNAH!

Autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), dieron por cancelado el segundo periodo académico de todas las carreras, debido a que se agotó el tiempo para alcanzar como mínimo nueve semanas de clases.

El fracaso del curso académico en 28 carreras que albergan a cerca de 60,000 estudiantes, se debió a las prolongadas tomas de edificios por parte del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), que exige la derogación de las Normas Académicas y participación democrática en los órganos de gobierno universitario y ahora suma a sus demandas la desautorización en el Ministerio Público (MP), de las denuncias por usurpación y daños a la institución formuladas contra 75 de sus compañeros a nivel nacional.

La vicerrectora académica, Rutilia Calderón, informó ayer que muy poco se puede hacer para reiniciar el segundo periodo, porque la mayoría de carreras superaron el espacio de tiempo en el que se podía retomar las clases.

“En tiempos reales de un calendario, ya no hay el tiempo, pero de manera responsable estamos evaluando diferentes alternativas para asegurar a nuestros estudiantes que tenga periodo académico idealmente de 15 semanas para que puedan tener una cobertura apropiada de contenidos”, explicó.

TERCER PERIODO

De esa manera, detalló que la última reprogramación contemplaba iniciar el 6 de julio pasado, cuando se contaba también con cinco o seis días de octubre para lograr que fuera un intensivo, “pero esos cinco o seis días ya se cumplieron esta semana”.

Calderón amplió que “en este momento ya tenemos programado el tercer periodo académico, iniciando el 7 de septiembre y finalizando el 17 de diciembre, pero en el análisis pueden surgir otras alternativas en que nuestros estudiantes logren sus aprendizajes con calidad”.

La matrícula que se tenía para el segundo periodo académico se traslada automáticamente y los estudiantes no deberán pagar una nueva inscripción. Anunció que el próximo miércoles inicia la inscripción para las carreras de Medicina, Arquitectura y Enfermería. “Tenemos una programación, la prematrícula se hizo sin ningún problema, el 18, 19 y 20 de julio es la matrícula para estas tres carreras de dos periodos”, detalló.

La vicerrectora lamentó que aún no se haya llegado a acuerdos con los estudiantes, porque

incluso fueron consecuentes en flexibilizar algunos artículos de las Normas Académicas, entre ellos, bajar de 70 a 65 por ciento el índice para aprobar una clase, asimismo ampliar de tres a cinco veces la repetición de una materia y pagar solo 100 lempiras para reponer asignaturas reprobadas.

Así, dejó en claro que en el momento que el MEU abandone las tomas de los edificios, “se iniciará un nuevo periodo y eso implica el traslado de la matrícula que se tenía automáticamente. No hay pago de nueva matrícula para que inicie el nuevo periodo”.

OFICIALIZANDO

La determinación de cancelar el periodo lo estarían oficializando en las próximas horas para Ciudad Universitaria, en Tegucigalpa, y el centro del Valle de Sula (UNAH-VS). Desafortunadamente los cerca de 60,000 estudiantes a nivel nacional tendrán que esperar hasta septiembre próximo para retornar a clases, aunque algunos solo podrán hacerlo en la modalidad de intensivo por el tipo de carreras.

El conflicto inició la última semana de mayo pasado, cuando apenas trascurrían tres semanas de clases y las autoridades hicieron un intento por retornar a las aulas el 6 de julio pasado mediante el desalojo en que fueron detenidos 22 miembros del MEU, a quienes las autoridades judiciales les dictaron medidas sustitutivas a la prisión.

Sin embargo, los manifestantes volvieron a tomar posesión de las instalaciones educativas y no las han liberado como medida de presión para que se atiendan sus demandas, ahora entre las más esenciales la despenalización de 75 compañero encausados por usurpación de bienes y daños a la institución. No obstante, ha existido un diálogo que no ha dado frutos, porque hasta el momento sigue en “punto muerto”, luego que las autoridades universitarias propusieran en un documento “extinguir” las causas judiciales en vez de “desautorizarlas” en el MP, como lo piden los estudiantes. (ECA)

PARA PASAR AL DIÁLOGO
MEU: Solución está en manos de autoridades

Tras la cancelación del segundo periodo académico en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) manifestó que eso es parte de la poca voluntad de las autoridades de resolver a tiempo la conflictividad.

Uno de los dirigentes de la organización, Héctor Ulloa, indicó que ellos desde el 25 de mayo pasado pidieron un diálogo, incluso antes que hubiesen las tomas de instalaciones, pero eso no fue posible. “Nosotros estamos de acuerdo en hacer compromisos de ambas partes para que se desautoricen los procesos judiciales de los 75 compañeros judicializados, pero debe ser tema que no sea de la mesa de diálogo”, apuntó.

Entre los temas no se pueden incluir la representación estudiantil en los órganos de gobierno universitario, las Normas Académicas y las tomas de edificios, porque es una decisión de las asambleas y aseguran que las autoridades ya habían aceptado esos puntos, pero después cambiaron su posición, indicó. En el caso que las autoridades los llamaran a reanudar el diálogo, Ulloa indicó que eso es posible siempre y cuando haya las condiciones “y nosotros lo hemos manifestado y si así fuera, no habría ningún inconveniente”. Recalcó que ese acercamiento “está en las manos de las autoridades”. De esa manera, están abiertos a que se les vuelva a convocar, incluso estarían dispuestos a liberar los edificios mediante acuerdos en la mesa de diálogo. (ECA)

Publicado en La Tribuna