En el foro “caiga quien caída, hablemos de corrupción y hagamos propuestas”, celebrado el jueves en un hotel de la capital, las organizaciones de sociedad civil junto a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), acordaron que se debe aprovechar este momento para fortalecer las instituciones del país.

La Alianza por la Paz y la Justicia (APJ), la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) el capítulo de Transparencia Internacional (TI) en Honduras y la UNAH, disertaron con varios sectores, incluyendo al economista, Hugo Noé Pino, el padre German Cruz, diputados al Congreso Nacional, políticos e interventores del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Los participantes también compartieron cuatro puntos importantes, que son: evitar que los casos queden en la impunidad y que en el escándalo del IHSS debe hacerse justicia “caiga quien caiga, eso implica que caigan presos los empresarios, los burócratas y los políticos que instrumentalizaron el Seguro Social para enriquecerse ilícitamente”, señaló Omar Rivera, coordinador de la APJ.

También determinaron hacer un llamado a todos los partidos políticos para que rindan cuentas y digan quien los financió y de dónde sacaron el dinero para las campañas electorales recién pasadas.

El tercer aspecto fue abocarse a la aprobación de una nueva Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, para garantizar mediante un modelo innovador un marco jurídico riguroso, para que ningún partido reciba fondos del narcotráfico, crimen organizado o de la delincuencia común para financiar sus campañas.

Finalmente se pidió una intervención internacional, porque existe mucha desconfianza y es necesario fortalecer la institucionalidad nacional, pero se requiere asistencia técnica y apoyo de expertos extranjeros como sucedió en Guatemala, comparó Rivera.

AVANCE IMPORTANTE

En tanto la rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, dijo que el foro “caiga quien caiga” no solo tiene que ver con lo sucedido en el IHSS, sino con las formas tan inhumanas con las cuales los sectores que se involucraron en los actos de corrupción destruyeron una institución y por esa misma historia pasaron varias instituciones del Estado.

“Esperamos que esta iniciativa ciudadana canalice todas estas energías y las demandas para poder avanzar contra la impunidad y en favor de la transparencia”, expuso la académica.

Castellanos valoró la emisión de los últimos 11 requerimientos fiscales y consideró que el “Ministerio Público está en la gran oportunidad de demostrar que tienen la voluntad política para cumplir con su deber y que tiene un cuerpo técnico con capacidades para investigar”.

Expuso que también se deben investigar otros casos de corrupción, como la quiebra de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), que se hable de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

Asimismo del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp), el Instituto de Previsión del Magisterio (Inprema) y de la antigua Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (Soptravi).

En ese sentido “lo que hemos visto es una epidemia prácticamente de corrupción, donde la falta de acciones en su momento, lo que hizo fue expandir una ola que fue cubriendo a todas las instituciones”.

“Respetuosamente, creo que los partidos políticos están frente a una gran oportunidad de poder dar un paso adelante y deslindarse de aquellos miembros de los partidos que están involucrados en corrupción y no acompañarles, porque la sociedad necesita partidos políticos fuertes, en los que creamos”, sostuvo.

Sobre los requerimientos fiscales, expuso que “es un avance importante, hay que ver que estamos en un momento que no habíamos tenido antes en el país, es un avance importante, es un avance que el Presidente (Juan Orlando Hernández) se haya deslindado prácticamente y dicho que este problema está de lado del Ministerio Público”.(YB).

La Tribuna


VOLVER