Un software creado por el Centro de Modelamiento Matemático (CMM) de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) de la U. de Chile permite reducir en un 5 por ciento el consumo energético global del metro. La tecnología se desarrolló en el marco del proyecto Osiris, financiado por la Unión Europea.

Reducir en 10 por ciento el gasto energético en el ferrocarril urbano en 2020 es el objetivo que tiene la Unión Europea para su política de transporte y energía. Para eso está financiando elproyecto Osiris, integrado por 17 socios, entre ellos grandes empresas como Alstom, Siemens, CAF, el Metro de París y el Metro de Roma, además de instituciones académicas como la Universidad de Newcastle y la Universidad Tecnológica de Viena. Sólo hay una institución que no es europea: la Universidad de Chile.

Jorge Amaya, académico de la FCFM e investigador del CMM, lleva varios años trabajando en este plan que desarrolla estrategias orientadas a la reducción del consumo de energía en el ferrocarril urbano. “Las alianzas que tenemos y el carácter interdisciplinario del Centro de Modelamiento Matemático hicieron que desde Europa solicitaran nuestra participación”, explica Amaya.

La reunión final de Osiris tuvo lugar el pasado marzo en Bruselas, Bélgica. Ahí, frente a una audiencia que incluía a más de cien especialistas europeos, el grupo liderado por Amaya expuso un conjunto de modelos matemáticos y un software que calcula los balances de energía y los impactos en las temperaturas y la humedad de los túneles y las estaciones de una red de metro. La presentación del CMM despertó gran interés, al incluir una demostración en vivo del uso del sistema computacional, con datos reales provistos por el Metro de París.

En concreto, el software produce simulaciones que estiman los consumos y las pérdidas de energía, así como las oscilaciones de temperaturas, que pueden llegar hasta 10 grados en las estaciones de metro, dependiendo de las decisiones operacionales. Ello repercute en el bienestar de los pasajeros y en la economía, pues ayuda a comparar consumos y reducir gastos a la hora de construir u operar un sistema ferroviario urbano.

“Osiris permitirá a las compañías ferroviarias reducir los gastos de energía y el impacto ambiental de sus operaciones”, dice Caroline Hoogendoorn, gerente de coordinación de Osiris.

La tecnología chilena está abierta a futuras líneas de aplicación. Actualmente, el Centro de Modelamiento Matemático está preparando un spin off chileno-europeo para extender el uso de este software en Latinoamérica y Europa. Para ello, el equipo está trabajando en adaptaciones para distintas plataformas. Además, en nuestro país, la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE) ha colaborado con el equipo del profesor Amaya para usar este software en Chile.

Universidad de Chile


VOLVER