A finales de año empezará a funcionar el proyecto de investigación de la Universidad de Cuenca denominado “Centro de Energías Sostenibles”, cuya construcción está en marcha. Dicho proyecto se levanta en el campus Balzay y su edificación está a cargo del consorcio español ecuatoriano Centro de Energía Balzay (CE Balzay).

Dentro de este centro de investigación se implementa de forma paralela el Centro de Energía de la Universidad de Cuenca, el cual deberá estar operativo en seis meses, pues su equipamiento estará a cargo del gobierno español. Hace 18 meses, la Universidad de Cuenca participó en un convocatoria del gobierno español denominado programa Canje de Deuda Ecuador-España, donde cinco universidades a nivel nacional presentaron sus proyectos.

La Universidad de Cuenca fue una de las ganadoras por lo que accedió a parte de estos fondos. El valor que el proyecto recibirá en equipamiento es de 2.500.000 dólares, con una contra parte del centro de estudios de 600.000 dólares. Fabián Carrasco, rector de la Universidad de Cuenca, manifestó que el nuevo edificio estará destinado para la investigación de energías alternativas, a fin de cumplir con los tiempos previstos, en su mayoría será una estructura prefabricada.

“Queremos en Balzay tener una microred para generar parte de la energía que se produzca ahí mismo y se consume en este campus”, dijo Carrasco. A decir de rector, el objetivo está enfocado en la creación de una nueva ciudadela universitaria, pues disponen de un predio de 10 hectáreas, es decir, un espacio similar al campus central, ubicado en la avenida Doce de Abril.

En el campus Balzay habrá un espacio destinado para el aparcamiento de vehículos, pues la idea es fomentar la movilidad alternativa, por lo que contará en su interior con ciclovías.

Juan Espinoza, administrador del contrato, explicó que la proyección es que la universidad cuente a futuro con un centro de energía que trabaje en todos los frentes relacionados con energía sostenible.

El proyecto de Equipamiento para el Centro de Energía de la Universidad de Cuenca cuenta con seis laboratorios, estos son: la microred eléctrica, laboratorio de bienergía, laboratorio de geomática aplicada, de edificación sustentable, de dinámica de fluidos y computación de altas prestaciones y visualización de datos. Según Espinoza, cada uno de los laboratorios se enfocará en la investigación y docencia en torno a temas energéticos.

En el caso de la microred se abordarán aspectos de generación y consumo por lo que poseerá paneles solares, aerogeneradores, una pequeña central hidroeléctrica, baterías, etc. “La ventaja de tener una microred es que se puede hacer investigación de alto nivel, pues se puede hacer simulaciones en tiempo real”, precisó.

Cada uno de los laboratorios estará a cargo de un responsable técnico, los mismos que son docentes e investigadores de la propia universidad. En este proyecto intervienen catedráticos de las tres facultades del área técnica que son: Ingeniería, Arquitectura y Ciencias Químicas.

La Tarde


VOLVER