Una veintena de proyectos de impacto social vinculados con la informatización de la sociedad, la impartición de docencia en las enseñanzas más necesitadas, las verificaciones fiscales en las empresas y entidades de los territorios, la construcción de obras y edificaciones, la reanimación de las ciudades y diversas acciones de prevención y enfrentamiento a las indisciplinas sociales, desarrollará la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) a partir del próximo mes.

Lo anterior fue acordado este miércoles en una reunión de presidentes de la FEU de los centros de la Educación Superior adscritos al Ministerio de Educación Superior, en la que participó el miembro del Buró Político del Partido y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Estas iniciativas, se coincidió en el encuentro, posibilitarán la participación activa de los universitarios en la actualización del modelo económico, así como en el mejoramiento de otros importantes aspectos de la sociedad.

Las tareas que asumirán los estudiantes no son un camino nuevo, pues se han consolidado varios proyectos desde hace dos cursos, explicó Jennifer Bello Martínez, presidenta de la FEU.

Las nuevas propuestas se concretarán a partir de los proyectos científicos de las carreras y sus líneas de investigación, las necesidades de cada provincia, la implicación de todos los factores y el control de las acciones realizadas.

Díaz-Canel destacó que estas tareas no pueden verse como un elemento aislado, sino unido a lo formativo, pues constituyen una forma de aportarle a la sociedad desde el momento en que ingresan a las universidades, vinculándose de esa forma con la vida del país y con los retos que tenemos que enfrentar.

Señaló que dentro de los proyectos no pueden olvidarse los dos importantes escenarios en los que hoy se desarrolla el país: el económico y el ideológico. «Si además de los conocimientos que les imparten en las universidades, pueden participar en las principales prioridades de la nación, ello es fundamental, pues genera sensibilidad y lleva a sentirse más comprometidos».

Díaz-Canel aludió a la extensión universitaria como una de las variantes más integradoras en el camino trazado, al posibilitar el estrechamiento de los vínculos de los centros de la Educación Superior con la sociedad, y convocó a defender la idea de que las tareas de impacto social sean sistemáticas, y no una campaña.

En el encuentro —en el cual se aprobó la realización del III Taller Nacional de Intercambio de Experiencias de los proyectos de impacto social, en Guantánamo, en el mes de mayo—, participaron, además, Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Leira Sánchez Valdivia, miembro del Buró Nacional de la UJC, y Miriam Nicado García, rectora de la Universidad de las Ciencias Informáticas, donde se desarrolló la reunión.

Juventud Rebelde

Volver