Rodolfo Alarcón Ortiz, titular del Ministerio de Educación Superior: “La Educación Superior tiene que transformarse y no puede esperar mucho tiempo”

A despojarse del inmovilismo y a evitar prácticas verticalistas en la Educación Superior cubana convocó aquí el titular del ramo, doctor Rodolfo Alarcón Ortiz, durante sendos encuentros sostenidos el pasado jueves con los dirigentes estudiantiles y directivos de los tres centros universitarios que, en el próximo mes de septiembre, conformarán la nueva Universidad de Oriente (UO).

En un primer intercambio, con dirigentes de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y la Unión de Jóvenes Comunistas de las universidades de Ciencias Pedagógicas “Frank País García” (UCP) y Oriente, así como de la facultad santiaguera de la Universidad de la Cultura Física y el Deporte “Manuel Piti Fajardo” (FCF), Alarcón Ortiz llamó a cambiar mentalidades en el nuevo escenario socioeconómico y político-ideológico de la Cuba de hoy, en el contexto de un mundo cada vez más interconectado.

El dirigente aclaró varias interrogantes de los estudiantes sobre movilidad académica, ubicación laboral, ingreso a la Educación Superior y mejoramiento de la infraestructura, entre otros temas. En ese sentido puntualizó que persiste la voluntad política del Estado cubano para, en los próximos años, recuperar o mejorar todas las instalaciones de los centros adscritos al Ministerio de Educación Superior (MES). Cada año, por este concepto, explicó el Ministro, se erogan numerosos recursos financieros.

Reconoció además que la movilidad académica, dentro del territorio cubano, resulta todavía muy precaria, sobre todo entre los estudiantes, a quienes se les dificulta el traslado por razones de estudio tanto hacia el interior como hacia el exterior del país. Sobre ese último aspecto, Alarcón señaló los profesores e investigadores hoy cuentan con mayores posibilidades.

Sobre el tema de la ubicación laboral, el Ministro aseveró que sigue siendo muy complejo, ya que requiere conciliar las aptitudes de los graduados con las necesidades del país y las preferencias individuales, en el marco de lo que llamó “periodo de tránsito”, donde los profesionales, en muchos casos, serán ubicados en sitios afines a sus profesiones pero no precisamente en los que desean y; a esto, se unen, en no pocos casos, incomprensiones y prejuicios de los empleadores.

Refirió el titular del MES que para avanzar en la implementación del pluriempleo se necesita dosificar la carga docente de modo que no represente una traba para quienes posean la posibilidad de estudiar y trabajar, porque estas pueden ser dos prácticas compatibles. “Esto sucederá en la medida en que vayamos democratizando, en las universidades, el proceso docente-educativo”, sentenció.

Sobre la ampliación del acceso a internet y a las nuevas tecnologías de la información, Alarcón Ortiz subrayó que hoy existe la disyuntiva, entre los propios estudiantes, sobre cómo aprender más por esa vía: porque el hecho de obtener más información, por sí solo, no genera mayores conocimientos. También exhortó a la FEU a exhibir su personalidad propia y agradeció el apoyo de los dirigentes estudiantiles a las propuestas de cambio que se manejan dentro del sector.

“La Educación Superior tiene que transformarse y no pude esperar mucho tiempo”, afirmó el Ministro más tarde, en un posterior intercambio con miembros de los consejos de dirección de los tres centros mencionados, así como directores de centros de estudios y miembros del Consejo Científico de la Universidad de Oriente. En la reunión se debatieron algunas de las propuestas sobre la política para el perfeccionamiento del sistema de formación continua de los profesionales cubanos.

“Yo no creo que todos estemos persuadidos de la necesidad del cambio, de que no podemos seguir haciendo más de lo mismo”, comentó tras asegurar que, hasta ahora, los métodos de trabajo se han caracterizado por una estructura vertical, centralizada y; con las nuevas propuestas, se procura que la Universidad Cubana gane en flexibilidad y creatividad, independencia, innovación y excelencia en todos los órdenes de la investigación y la enseñanza.

Al respecto, exhortó a los docentes a innovar constantemente en los métodos de enseñanza y en la forma de motivar a los estudiantes a aprender. “Somos paquidérmicos para cambiar de un año para otro. Hay que acercar el proceso docente educativo a las necesidades de los estudiantes, para que ellos sean protagonistas de su propia formación, aunque sin hacer concesiones al rigor o a la exigencia”, reclamó.

En un aparte con miembros de los consejos de dirección de la UCP, la FCF y la UO, sobre la marcha del proceso de integración, afirmó que desde el Ministerio de Educación Superior no se ha querido aplicar una fórmula única. Después de referirse a la experiencia de procesos precedentes y la pertinencia que hoy tienen decisiones de este tipo, comentó que el mayor defecto que puede contener en esta etapa su implementación es que no exista una cultura de la integración en las propias universidades, y primen las visiones fragmentadas sobre los procesos que pueden generarse a partir de la unión. Para ello sugirió ponderar, en las comunidades universitarias, la multi, inter y transdisciplinariedad.

Dijo que la estructura aprobada para la nueva Universidad de Oriente servirá solo para comenzar el proceso de integración, pero se queda abierta a modificaciones que, de acuerdo a los intereses de la institución, deban hacerse. Reiteró que en la nueva Universidad no hay preferencias ni ventajas, y llamó a evitar un lenguaje no inclusivo.

En la reunión, el dirigente conoció de las inquietudes en docentes y demás trabajadores sobre el lugar donde se desempeñarán al iniciar en septiembre próximo el curso escolar, sobre lo que aclaró que, en todos los casos, la primera política del MES, es no afectar a los trabajadores y profesores. Asimismo agradeció el apoyo de las máximas autoridades del Partido y el Gobierno del territorio y su contribución a este paso, y solicitó una vez más su ayuda para resolver las dificultades que está presentando actualmente con la disponibilidad de locales en los Centros Universitarios Municipales de la provincia.

En la ocasión, donde estuvo presente además el primer secretario del comité provincial del PCC, Lázaro Expósito Canto, los auditores de la UO refrendaron su Código de Ética. Finalmente, Alarcón Ortiz, junto a las máximas autoridades de los tres centros avocados a la integración, funcionarios del Partido y el Gobierno en la provincia y otros directivos universitarios visitaron la Oficina de Comunicación de la Casa de Altos Estudios oriental. Los visitantes conocieron en detalle la Estrategia de Comunicación de la Universidad de Oriente y los resultados que exhibe en sus tres años de creada.

La Tablilla


VOLVER