El Frente de Estudiantes del Conurbano (FEC) lanza una campaña por la implementación de la Ley N°14.735 de Boleto Educativo Gratuito que fue aprobada en julio del año pasado por la legislatura bonaerense.

El lanzamiento será el sábado 27 a las 16:30 en la Universidad Nacional de General Sarmiento, en donde convocan organizaciones estudiantiles de distintas universidades del conurbano e institutos terciarios.

La ley de Boleto Estudiantil fue aprobada por la legislatura bonaerense en julio del año pasado, pero aún no fue implementada por el gobierno de María Eugenia Vidal.

La ley

El texto de la ley señala en su artículo 1°: “Créase un régimen especial de boleto para los usuarios del sistema de transporte provincial ferroviario, fluvial y de colectivo de pasajeros en sus servicios urbano, suburbanos e interurbanos, destinados a alumnos pertenecientes a instituciones educativas públicas de gestión estatal y de gestión privada con aportes del estado en todos los niveles, incluidos los de formación profesional y bachilleratos populares que tengan asiento en la provincia de Buenos Aires”.

La norma establece la gratuidad de Boleto para estudiantes de los niveles inicial, primario, medio, terciario, superior universitario, formación profesional y bachilleratos populares.

En su artículo tercero, la ley fija que el nuevo boleto “podrá ser utilizado durante los días hábiles del año escolar”. Y fija la cantidad máxima de viajes autorizados según el siguiente esquema:

Para el sistema urbano e interurbano: 50 viajes mensuales para alumnos primario y secundarios; y 45 viajes mensuales para terciarios y universitarios.

En tanto, para el sistema de larga distancia, sólo se otorga el beneficio a los estudiantes universitarios, con un tope de cuatro viajes anuales (ida y vuelta).

En cuanto a los plazos de aplicación, en su artículo 9° señala que “La presente ley será reglamentada antes de la finalización del ciclo lectivo vigente al momento de su sanción”.

Los Estudiantes del Conurbano

El Frente de Estudiantes del Conurbano lo integran agrupaciones estudiantiles y sociales de 14 universidades nacionales del Gran Buenos Aires e institutos terciarios, y surgió por la necesidad de cohesionar fuerzas para luchar por la implementación del boleto estudiantil gratuito.

De este modo, el FEC tiene en su seno representantes de muchas nuevas universidades que han sido creadas en los últimos años gracias a la inversión educativa.

El frente está conformado por estudiantes de las universidades de La Matanza (UNLaM), Lomas de Zamora, Lanús, Arturo Jauretche (Florencio Varela), Quilmes, Moreno, General Sarmiento (Malvinas Argentinas), del Oeste (Merlo), San Martín, Universidad Tecnológica Nacional (regionales de Avellaneda, Haedo, General Pacheco), Morón, Tres de Febrero y Hurlingham.

reporteplatense

Una nueva generación

POR: Tomás Eliaschev

La mayoría inaugura el acceso familiar a la educación universitaria. Los convoca la implementación del boleto estudiantil, las becas y los presupuestos.

El problema no está en hacer más universidades. Soy muy crítico en eso. ¿Qué es esto de universidades por todos lados? Obviamente, muchos más cargos para nombrar… Basta de esta locura”. Las palabras que lanzó el año pasado el entonces candidato y hoy presidente Mauricio Macri en una charla en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, resuenan más que nunca en las 15 universidades creadas en los últimos años en el conurbano bonaerense. Las preocupaciones son muchas. No solo es el discurso oficial lo que es hostil. La inflación y los despidos de estos meses complican a muchos de los estudiantes que hacen grandes esfuerzos para seguir la cursada. La abrumadora mayoría es primera generación de universitarios de la familia. Y están dispuestos a defender a instituciones que se proponen abrir sus puertas a los sectores populares. Por primera vez en el debate público aparece un sujeto político novedoso: se trata de un movimiento estudiantil muy pegado a las barriadas más humildes, cuya influencia se extiende a lo largo de los más de 2.600 kilómetros cuadrados que abarca el Gran Buenos Aires, donde vive un 40 por ciento de la población del país. La reciente conformación del Frente de Estudiantes del Conurbano (FEC) es una primera respuesta en defensa para garantizar el acceso a la educación pública universitaria para todos. Luego de un plenario realizado en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, en Florencio Varela, lanzaron este espacio que aglutina a representantes de centros de estudiantes y agrupaciones de todas las universidades del conurbano. Acordaron avanzar en una agenda que tiene como prioridad el reclamo de la implementación del boleto estudiantil gratuito, promulgado por ley en agosto pasado por el anterior gobernador bonaerense, luego de ser votado por el Senado y los diputados provinciales. Además, se proponen defender las becas que posibilitan a muchísimos estudiantes seguir adelante, así como defender el presupuesto para estas universidades. “Nos preocupa que los grupos mediáticos hegemónicos quieran estigmatizar nuestras universidades, diciendo que son una bolsa de empleo. Intentan deslegitimar a casas de estudios que son cercanas y permiten a pibes de barrios acceder a un estudio superior. ¿A dónde iría a estudiar un pibe de un barrio si no es en estas universidades? Sirven para el bienestar de la sociedad en todo sentido. Tenemos excelencia académica. Acá se creó “Pichuco”, la producción de un bandoneón que hicieron las carreras de música y diseño industrial, algo que no se hacía hace mucho tiempo”, cuenta Julián Di Lorenzo, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional de Lanús, uno de los impulsores del FEC. A su lado se suma Emiliano Grillo, vicepresidente de la misma federación: “En este corto tiempo de gobierno hubo señales claras del sentido que se quiere imprimir a las universidades del conurbano. Estas universidades se construyen en función de las necesidades de la comunidad y los problemas de la región. Quieren ir en contra de eso, quieren universidades academicistas. Quieren volver a las universidades elitistas cerradas para unos pocos que terminan haciendo investigaciones que no resuelven los problemas cotidianos de la zona”. Según detalla el militante, “estas universidades tienen carreras como Tecnología Ferroviaria, Trabajo Social, Enfermería con orientación en la prevención, Nutrición Comunitaria: las carreras están orientadas en función de las necesidades que hay en el conurbano. Estamos en estado de alerta: vamos a defender los avances que hubo estos últimos años: las becas Progresar, las Becas Bicentenario, las propias becas que da la universidad. Que no se recorte y no se vuelva atrás, que se continúe con las políticas que permiten al estudiante permanecer en la universidad. La mayoría pertenece a la primera generación de estudiantes. Muchos vienen del Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios (FINES)”. Julián Saragueta, del Frente Tecnológico Nacional y estudiante de la Universidad Tecnológica Nacional de Avellaneda, aporta su visión de por qué una de sus prioridades es la cuestión del transporte. “Se habla de que el boleto estaría entre 9 y 12 pesos, lo que deja a mucha gente sin la posibilidad de estudiar, sobre todo si tiene que tomar dos colectivos. Deja afuera a miles y miles de estudiantes. No es un capricho, es un derecho, les va a cambiar la vida a muchos. Hasta ahora la gobernadora María Eugenia Vidal no dijo nada. Lo tienen que reglamentar antes de que comiencen las clases”, explica el dirigente estudiantil. Grillo agrega que esperan que lo reglamenten, ya que “si no hay respuesta, tendremos que movilizar”. Por ahora, comenzaron juntando firmas y haciendo reuniones con legisladores bonaerenses. Para Saragueta, el debate de fondo es “qué universidad va a querer este gobierno: una universidad que cierre las puertas a quienes nunca tuvieron la posibilidad de estudiar o una universidad que abra sus puertas a todos”. Como ejemplo de esta apertura está la Universidad Nacional Arturo Jauretche, en la que estudia Mauro Leguizamón. El militante estudiantil cuenta que “el rol de la universidad ha sido transformador, no sólo en Florencio Varela, sino también en Berazategui y Quilmes, siempre fue muy difícil para nosotros acceder y más aún terminar una carrera en la Universidad de Buenos Aires o la de La Plata, por los tiempos y las distancias”. Con orgullo, informa que “este año egresa la primera camada de las carreras de grado, es emocionante ver cómo cambia una familia o un grupo de amigos si uno de ellos accede a la universidad”. Citando a Jauretche, Leguizamón critica que “el ‘medio pelo’ asocia al conurbano con marginalidad, pero nosotros queremos lograr todo lo contrario”. Según relata, la universidad en la que estudia está “en crecimiento constante, con 10 mil ingresantes por año, toda la gente que asiste es gente de barrio”. Y detalla: “Uno de cada tres estudiantes está cubierto con algún programa de protección social. El ajuste a las becas, al Plan Progresar o al plan Argentina Trabaja afecta a muchísimos estudiantes”. En ese sentido, Clarisa Calzoni, presidenta del centro de estudiantes de la Facultad de Planificación y Políticas Públicas de la UNLa, puntualiza que “preocupa mucho cómo suben los costos para los trabajadores ya que eso repercute a la posibilidad de que muchos accedan o no a la universidad pública”. Y advierte: “Vamos a seguir militando para que los estudiantes tengan las puertas abiertas, brindando cada vez más ayuda y posibilidades de participar. Por eso, damos clases de apoyo para todos los estudiantes que vienen a hacer el curso de ingreso. Buscamos generar herramientas y caminos para que los estudiantes que se sumen puedan permanecer y recibirse en la universidad”. Di Lorenzo destaca que se trata de universidades nacionales. “Es una política de Estado que hay que continuar, las universidades están ubicadas en el conurbano y son nacionales. Nosotros vamos a defenderlas: somos un sujeto político novedoso, somos estudiantes de los barrios, con una distancia muy grande en kilómetros pero con una identidad común. La primera lucha grande que estamos dando es la del boleto estudiantil.

Pero tenemos que organizarnos más. De nada sirve si luchamos por el boleto y luego nos disolvemos. Tenemos muchos derechos para defender, como las becas. A fines de este año vamos a tener que pelear para que no nos bajen el presupuesto. No vaya a ser cosa que el macrismo quiera estigmatizarnos para ir preparando el terreno para acabar con las universidades del conurbano”.

Las 15 universidades

Universidad Tecnológica Nacional (regionales Avellaneda, Haedo y General Pacheco).

Universidad Nacional Arturo Jauretche (Florencio Varela).

Universidad Nacional de Quilmes.

Universidad Nacional de Avellaneda.

Universidad Nacional de Lanús.

Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Universidad Nacional de La Matanza.

Universidad Nacional de Moreno.

Universidad Nacional de José C. Paz.

Universidad Nacional General Sarmiento (Malvinas Argentinas).

Universidad Nacional del Oeste (Merlo).

Universidad Nacional de San Martín.

Universidad de Morón.

Universidad Nacional de Tres de Febrero.

Universidad Nacional de Hurlingham.

http://m.veintitres.com.ar/article/details/54935/una-nueva-generacion

veintitres


Volver