“Al igual que en el fútbol, la globalización en la ciencia y la tecnología ayudaría enormemente a que los países latinoamericanos puedan producir un ‘Neymar del software’ o un ‘Messi de la robótica’”. Esta reflexión del periodista Andrés Oppenheimer fue lo que  motivó al   activista boliviano Mario Durán Chuquimia para crear  el mapa digital Logros tecnológicos de Bolivia.

Proyectos como: el brazo hidráulico, desarrollado por dos niñas de Ancoraimes; el primer auto solar, creado por estudiantes e ingenieros de la Universidad Pública de El Alto, son algunos de los avances  que se registran ya   en  este repositorio virtual.

El “gran salto tecnológico” que atraviesa el país fue una de las razones  para emprender con esta iniciativa, que servirá -explica Durán- como un catálogo para aquellos investigadores y curiosos que busquen  conocer qué se está haciendo en este ámbito.

La primera meta fue establecer un mapa con georeferenciación  (que es la localización  de algo a través de datos satelitales) que permitirá al usuario ver en qué lugar se encuentran las y los desarrolladores. Sobre esto, Durán afirma que existe una “dura competencia” entre emprendedores de Cochabamba y de La Paz para ver qué departamento se afianza como líder del rubro.

Uno de los objetivos fue que este repositorio sea un “espejo y ventana” para que otros innovadores vean los logros de otros   emprendedores y se motiven a compartir sus creaciones.

La otra meta es que la sociedad se dé cuenta  de  cuál es el nivel al que la juventud boliviana ha llegado en cuanto a tecnología, y que a partir de esta imagen se establezcan políticas públicas de apoyo, sostienen  quienes impulsan esta iniciativa.

Así como varios desarrolladores muestran sus logros a través de la prensa y las redes sociales, Durán explica que quienes aún no lo han hecho deben perder el temor a mostrar sus invenciones, ya que no hay ningún requisito para registrarlas en este sitio. “Todo avance debe ser reconocido y apoyado por la sociedad”, afirma.

Este activista cuenta que en esta etapa la selección está relacionada a Tecnologías de la Información y la Comunicación, además de creaciones en electrónica y telecomunicaciones. Explica que en una segunda versión se empezará a aplicar criterios de clasificación por innovación, técnica y tecnología utilizada.

¿Se busca al Messi boliviano de la tecnología? “Exacto. Ese es el fin del mapa, mostrar de lo que somos capaces los bolivianos, que no tenemos nada que envidiar a países del extranjero. Con buenas políticas públicas y el ‘cambio del chip’ de todo la sociedad, se puede desarrollar la industria tecnológica en Bolivia”, afirma  Durán.

Ese cambio de chip quizá ya lo tienen algunos desarrolladores que al expresarse sobre sus logros denotan confianza. Es el caso de Érika Mamani (de 12 años) y de Esmeralda Quispe (13), quienes luego de hacerse conocer por crear un brazo hidráulico, hecho a partir de jeringas, expresaron su deseo de profesionalizarse.

“Yo pienso estudiar electrónica cuando sea grande. Me gusta la física y la química”, aseguró Érika, en una entrevista que concedió a este medio en abril. “Me gustaría estudiar para ser profesora de electrónica, me ha gustado”, complementó Esmeralda. Desde Ancoraimes, ambas se establecieron como “jóvenes emblemas y promesas” del desarrollo robótico en Bolivia, según la opinión pública.

El mapa de desarrollo tecnológico tiene 17 entradas en proceso. Durán explica que -según lo procesado hasta el momento- el rango de edad de los desarrolladores, programadores y creadores oscila entre los 18 y 25 años. Esto, con la excepción de Érika y Esmeralda.

A este proyecto se suma el dron desarrollado en la Sociedad Científica de Ingeniería Electromecánica de la Universidad Mayor de San Simón, un software de reporte de delitos desarrollado en Tarija y el primer robot explorador minero que ya recorrió la superficie del Cerro Rico de Potosí.

Con este proyecto, Durán pretende que los innovadores tecnológicos del país se sumen y divulguen sus ideas. La única forma de hacerlo es a través del trabajo y la creatividad constante de las futuras “estrellas”.

Punto de vista. Por Nicolás laguna
Director ejecutivo ADSIB

Responde a un proceso de avance
Eso responde a un proceso que está avanzando, quizá lentamente por ahora, pero que poco a poco va tomando más impulso. Ya son distintas iniciativas de desarrollo tecnológico en el país, tanto por parte del Estado que promociona estas actividades, como por parte de la sociedad civil que ha empezado a sumarse al desarrollo del punto cuarto de la Agenda 2025, (que se refiere) a soberanía tecnológica.

Está el concurso que desarrolla el Viceministerio de Telecomunicaciones para mejorar los telecentros. Se ha visto a las dos niñas que han logrado desarrollar un brazo hidráulico, que es importante para el nivel escolar en el que se encuentran, desde la población y con las dificultades que tenían.

Se han desarrollado distintas iniciativas con el tema de drones, eso desde la sociedad civil con un concurso. Creo que Bolivia va avanzando y cada vez tomando impulso.

Entonces, creo que es una buena manera de mapear todas estas iniciativas, de ir ubicándolas en el espacio geográfico que está surgiendo. Es una forma importante de conocer dónde se generan las iniciativas.

Página Siete


VOLVER