Bajas expectativas en las ventas y en la producción, así como en la obtención de utilidades y una estabilidad en el empleo confirman que no habrá mayor reactivación económica para cierre del año.

En cuanto al pronóstico macroeconómico, se espera que el crecimiento en la producción nacional cierre el año entre el 2% y el 3%, el año pasado el PIB terminó en un 3,5%.

Los precios aunque no se ven reflejados directamente a los consumidores, se espera una inflación muy baja o incluso negativa, que podría ser entre un -0,4% y un 0,1%.

“Los empresarios ven mucha competencia, principalmente los más pequeños y con el desempleo, así como las expectativas económicas del próximo año, ven en reducción la capacidad de consumo de los consumidores”, comentó Gabriela González, investigadora de la UCR.
La Tasa Básica Pasiva podría ubicarse entre el 6,3% y el 6,8%, inferior al 7,2% en 2014.

El Instituto en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (IICE) presentó el pronóstico del desempeño de la economía y la encuesta de expectativas de empresarios para el último trimestre del año.

“Si se actúa en materia de crédito para mejorar el crecimiento económico, como si la inflación fuera a ser prácticamente cero o negativa, es peligroso, las personas van a endeudarse más, pero el año entrante que se prevé suban las tasas tanto nacionales, como internacionales, si el tipo de cambio se ajusta al alza, eso es un problema de capacidad de pago para muchos porque no les pueden hacer frente a sus pagos”, comentó Rudolf Lücke, economista de la UCR.