El científico de la Universidad El Bosque, en Colombia, Andrés Cardona, dijo que la carga genética de los latinoamericanos es un factor importante que los predispone para padecer cáncer de pulmón.

En el mundo más de 1.3 millones de personas padecen esta enfermedad, y se estima que en México cada año fallecen ocho mil personas a consecuencia de este mal.

En conferencia de prensa en el marco de la Cumbre Oncología 2015, dijo que se está realizando un estudio en más de mil pacientes con esta enfermedad y metástasis (distribuido en otras partes del cuerpo) de México, Argentina y Colombia para conocer el comportamiento de los genes y sus mutaciones.

El coordinador clínico del estudio que realiza el Consorcio Latinoamericano para la Investigación del Cáncer de Pulmón (CLICAP), precisó que se busca conocer la incidencia de pacientes con el gen ALK, a los cuales se les administra un medicamento “parche” (crizotinib) para inhibir el crecimiento del tumor y se estima que tendrían una sobrevida de 3.4 años.

El objetivo es saber cómo los nuevos fármacos que bloquean el crecimiento de los tumores y los que estimulan las defensas del organismo humano para atacar las células cancerígenas, para obtener buenos resultados aún con mutaciones genéticas.

Manifestó que aproximadamente 30 % de las personas con este mal nunca ha fumado, e incluso se sabe que el Virus del Papiloma Humano (VPH), la “enfermedad del beso” causada por el virus Epstein-Barr y el haber padecido tuberculosis están relacionadas con este tipo de cáncer.

El también coordinador clínico de la investigación que se realiza en dichos países de América Latina, mencionó que el consumo del tabaco es un factor importante para tener cáncer de pulmón, pero no es el único, pues en Europa y Estados Unidos se fuma más y hay menos casos.

Antonio Cardona, manifestó que con los resultados el estudio, los cuales se presentarán en septiembre próximo durante la Conferencia Mundial de Cáncer de Pulmón, en Denver, Estados Unidos, una cuarta parte de los enfermos tendría acceso a los nuevos medicamentos.

Expresó que en Europa y Estados con la combinación del medicamento “parche” que detiene el desarrollo del tumor y un fármaco que estimula las defensas contra el cáncer de pulmón metastásico , casi 40 % de los pacientes logran una sobrevida de ocho a 10 años a partir que se les diagnostíca la enfermedad.

Fuente: Informador


VOLVER