Sandra Arce, docente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Occidente (UAO), es la inventora del “Biocompuesto cerámico para la regeneración ósea”, una sustancia que colabora en la recuperación de los huesos luego de sufrir enfermedades, fracturas, u otros traumas.

Luego de ser patentado por la Superintendencia de Industria y Comercio en marzo, el pasado martes hizo otro tanto la oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos. Este documento, que será vigente por dos décadas, permitirá que la sustancia sea empleada en cirugías y tratamientos médicos en ese país.

La docente comentó a Noticias Caracol que se siente “muy orgullosa y satisfecha de haber encontrado un desarrollo a un problema social real”, pero destaca por sobre todo la oportunidad que le brinda la investigación de “enseñarle a mis estudiantes y motivarlos”.

Según informó la UAO en un comunicado de prensa, el proceso de aprobación de la patente en EEUU demoró dos años. La universidad ya ha presentado la solicitud en Ecuador y Brasil y próximamente lo hará en China.

Conoce la historia de la estudiante de Comunicación Social y Periodismo Katherine Londoño mientras aprendes de qué se trata el biocompuesto de manos de su inventora:

Universia

Volver