Un video registrado con un drone dispuesto por TVN durante las manifestaciones del 21 de mayo en Valparaíso, demuestra con evidente claridad que un chorro fue lanzado directamente al cuerpo del estudiante Rodrigo Avilés por un carro lanzagua de Carabineros.

En las imágenes se observa cómo el impacto desplaza con fuerza al joven de 28 años y provoca que se golpee violentamente contra la acera. Este impacto mantiene en estado de extrema gravedad al estudiante, quien se encuentra internado hace una semana en el Hospital Carlos Van Buren, de Valparaíso, y cuyo estado ha empeorado hoy, según el último parte médico.

En esta línea, el perito judicial Carlos Collao explicó en TVN, con las imágenes a la vista, por qué Carabineros tiene responsabilidad en los hechos. “El impacto del chorro de agua es tan potente, que él recibe caminando, de improviso, lesiones directas por el flujo del agua, pero también lesiones secundarias que tienen que ver con la desestabilización del cuerpo y la caída al pavimento y, finalmente, se termina azotando”, dijo el también subcomisario en retiro de la PDI.

De esta manera contradice las declaraciones que, días después del hecho, entregó el general Julio Pineda. El jefe de la Quinta Zona Policial de Carabineros aseguró a El Mercurio de Valparaíso que “esta agua no golpea con mucha fuerza. El chorro de agua sí es capaz de botar a una persona, pero no de la forma en que esta persona cayó”, aseguró el oficial.

El experto también refuta la versión del alto oficial de Carabineros que, basado en los informes de Labocar y la Siat, dijo que los dos carros que protagonizaron la acción estaban a 11,7 y 10,4 metros. Según el perito Carlos Collao, los “guanacos” no estaban a más de 4,5 metros y explicó que la caída no responde a que Rodrigo Avilés “se tropezó y cayó en medio de un grupo”, como aseguró el oficial a la prensa.

“Por ningún motivo, él no se resbaló solo, por decirlo de algún modo. Esto está inducido por el flujo del agua”. Por último, descarta la versión del general Pineda respecto a que “la muchedumbre pasó por encima del estudiante y eso le provocó las lesiones”.

El Mostrador

Desde las “zapatillas con poca adherencia” hasta asumir la culpa: las versiones de Carabineros en el caso Avilés

La conclusión preliminar de Carabineros, tras elaborar un preinforme con las causas de las graves lesiones de Rodrigo Avilés el 21 de mayo pasado, apuntaba a dos factores que habrían incidido en el hecho: una caída producto de la poca adherencia de sus zapatillas y, la segunda, haber sido empujado y aplastado por los propios manifestantes en Valparaíso.

Ambas hipótesis fueron establecidas –entre el 21 y 24 de mayo- por el coronel Guillermo Bezzenberger en un informe de más de 200 páginas. Sin embargo, un video difundido ayer por TVN reveló una nueva evidencia que contrasta con la versión preliminar de la policía. El video muestra la caída de Avilés tras recibir el impacto directo del chorro de un carro lanzaguas de Carabineros.

El nuevo antecedente, junto con incidir en la baja de un sargento que maniobraba el cañón de agua por una supuesta “omisión de información”, llevó a que Carabineros incluyera el video en su investigación administrativa. En paralelo, en el ámbito penal, la fiscalía de Valparaíso indaga un eventual delito cometido por los uniformados que estaban a bordo del vehículo policial.

Producto del impacto y posterior caída, Avilés se mantiene internado de gravedad en el hospital Carlos van Buren de Valparaíso.

El general Ricardo Cartagena, jefe de Zona de Control Orden Público, detalló ayer que el protocolo para los vehículos con disuasivos impide lanzar el chorro de agua directamente a las personas. Es por esta razón que, dijo, “la investigación administrativa sigue. Tenemos que determinar otras responsabilidades de los jefes de ariete que se encontraban en el lugar”.

La Tercera

Padre de Rodrigo Avilés: El gobierno tiene que responder y asumir la responsabilidad política

Carabineros dio de baja ayer al pitonero que dirigió el chorro de agua en contra del estudiante Rodrigo Avilés, quien protestaba el pasado 21 de mayo en Valparaíso y que cayó violentamente por causa de la presión del líquido, lo que provocó un golpe en su cabeza que lo tiene en riesgo vital.

La remoción del uniformado se produjo luego de que se saliera a la luz un video que desmintió las versiones de la institución y que muestra claramente que el chorro provocó la caída.

Félix Avilés, padre de Rodrigo Avilés, conversó sobre este tema con el programa Expreso Bío Bío. “Lo que ha sucedido con Rodrigo, mi hijo, no es casualidad, no es un accidente, no es la acción voluntaria o involuntaria de un funcionario de Fuezas Especiales sin hacer casos de las políticas institucionales y menos de los protocolos que tienen para estos efectos”, dijo.

Además, aseguró que “tengo la convicción que el caso de Rodrigo, y que se ha repetido con mayor o menor intensidad en otras situaciones en el pasado, está absolutamente de acuerdo con un protocolo que está fundado en una doctrina de la antidemocracia, en la prohibición irracional de que la ciudadanía haga uso legítimo de sus derechos”.

“El protocolo de Fuerzas Especiales es un protocolo que, evidentemente, nace de una antidemocracia que es la dictadura. De ahí hacia acá no ha habido ninguna reflexión de parte de ninguno de los gobiernos, desde el año 90 a esta parte, para evaluar si esos protocolos se deben mantener o no“, agregó. Por esto, llamó al Ministerio del Interior “a tomar partido e iniciar un proceso de cambios de estos protocolos, que me parecen que son inaceptables“.

Sobre el estado de salud de su hijo, comentó que se mantiene en coma inducido y riesgo vital, “lo que nos tiene muy angustiados. Angustia que se ha incrementado con una infección pulmonar que se le detectó el día de ayer, que ha significado suministrarle medicamentos que no son buenos en la condición en la que se encuentra el cerebro”.

Acerca de la baja del uniformado que dirigió el chorro de agua hacia Rodrigo, aseveró que “es una vergüenza pensar que la responsabilidad es del carabinero que disparó. Sin duda hay una responsabilidad en términos de la acción directa, pero aquí hay una responsabilidad de la jerarquía y la línea de mando“.

“Aquí tiene que responder la línea de mando de la institución, pero también tiene que haber una responsabilidad política. También tiene que responder el gobierno en esto, porque yo entiendo en la información que poseo, es que la estrategia, el diseño que se estudió minuciosamente y que se determinó aplicar con las Fuerzas Especiales para evitar las manifestaciones del 21 de mayo, fueron coordinadas por altos funcionarios de gobierno (…) El gobierno tiene que responder, tiene que asumir esa responsabilidad que son responsabilidades políticas“, añadió.

Finalmente, anunció que hoy presentará una querella criminal para que se indague judicialmente lo que ocurrió con su hijo.

BioBio


VOLVER