La iniciativa elimina la prohibición de participación con derecho a voto de estudiantes y funcionarios administrativos en la dirección de las instituciones de educación superior y protege la libertad de organización.
 
Del área educacional, es el octavo proyecto de ley aprobado por el Poder Legislativo desde el inicio del Gobierno de la Presidenta Bachelet.
La sala de la Cámara de Diputados despachó esta jornada el proyecto de ley que elimina las prohibiciones actualmente existentes que impiden la participación con derecho a voto de los estudiantes y funcionarios administrativos en el gobierno de las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica.
El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, sostuvo tras la votación que “es un motivo de gran alegría, hoy ha sido definitivamente derogada aquella imposición que viene desde la época de dictadura que prohíbe la participación de los estudiantes y los funcionarios de las universidades en cualquier organismo o colegiado de representación o de administración de la universidad”.
En ese sentido, el secretario de Estado agregó que aquellas prohibiciones “eran francamente un elemento contradictorio a las prácticas de la democracia” y que “hoy en día los funcionarios y los estudiantes, en contexto como lo resuelvan las propias comunidades universitarias, serán habilitados y libres de participar”.
La iniciativa posibilita a las casas de estudio incluir en su forma de gobierno y gestión a todos los integrantes de sus respectivas comunidades educativas en la forma que lo consideren pertinente a sus fines y definiciones institucionales. Además, se establece que en ningún caso los estatutos o normativa interna de las Universidades, Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica podrán contener disposiciones que prohíban la libre organización de sus estudiantes y personal docente y no docente, asegurando de este modo que la comunidad estudiantil pueda asociarse libremente.