Multitudinarias marchas se registraron en todo Chile -más de 100 mil personas en Santiago, de acuerdo a la FECh- , convocadas por la Confech para repudiar la violencia policial que se ha verificado en las últimas manifestaciones realizadas por estudiantes y organizaciones sociales, que ha dejado un lamentable saldo de lesionados de gravedad, siendo el caso de Rodrigo Avilés, estudiantes de la Universidad Católica, el más crítico, quien fuera alcanzado por el chorro el carro lanza agua, tal como se comprobó a través de un video emitido por TVN.

Debido a esto, Carabineros determinó dar de baja al funcionario que operaba el vehículo, tal como lo indicó el general de la institución, Ricardo Cartagena: “La institución ha determinado que el pitonero de ese carro no cumplió con los protocolos establecidos y ha sido dado de baja desde hoy a las 00.00 horas, no obstante, la investigación sumaria continúa”. Estas declaraciones vienen a refutar lo que Carabineros había planteado en un principio que la caída de Avilés había sido producto de otras causas, y no producto del chorro del carro lanza agua.

El ministro del Interior, Jorge Burgos se refirió a esta situación, señalando que harán entrega del registro fílmico a la Fiscalía, y no descartó que se asignen nuevas responsabilidades conforme avance la investigación sobre este caso: “La investigación no queda hasta ahí porque es un antecedente muy claro, desde la perspectiva de la investigación, no va a quedar hasta ahí. Segundo, respecto de otras decisiones, vamos a conversar con el mando para determinar si hay otras responsabilidades que tengan que ver con la situación causante del hecho”.

La presidenta de la FECh, Valentina Saavedra realizó una alocución en el acto central de esta manifestación a la altura de la estación de metro Los Héroes, aludiendo a Rodrigo Avilés, en la cual señaló: “Hemos salido a las calles lo mismo que hizo Rodrigo aquel 21 de mayo. De qué democracia nos hablan si no tenemos seguridad de que tenemos derecho a manifestarnos, a tener ideas distintas y a enfrentarnos al gobierno”.

Además, la dirigente estudiantil pidió que el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy debe dar un paso al costado, luego que se diera a conocer el registro de video en el que se comprueba que producto del accionar de funcionarios policiales, Rodrigo Avilés se encuentra en estado de gravedad.

También formó parte de esta multitudinaria marcha Félix Avilés, el padre del estudiante de la UC, quien agradeció la presencia de los estudiantes en esta manifestación, y expresó algunas palabras sobre la situación que está viviendo su hijo, y recordó también a otros de los estudiantes que han sido heridos por el actuar de Carabineros, como son los casos de Paulina Estay, quien resultara lesionada en Valparaíso, el 21 de mayo pasado, y Luciano Debrott, estudiante de la USACh quien recibió el impacto de una bomba lacrimógena en un ojo.

“El reconocimiento de la policía hoy día se que son responsables de las brutales agresiones a Paulina, a Luciano, han reconocido la atrocidad frente a lo ocurrido a Rodrigo Avilés, el reconocimiento marca un segundo camino, porque fueron días difíciles para que cambiaran la información oficial que ellos dieron. No queremos que esa responsabilidad se canalice en un carabinero que recibió órdenes, lo que queremos es que el cambio estructural pase por la asunción de responsabilidades de todos los que están involucrados en los hechos de violencia institucional. Queremos que se reconozcan las responsabilidades políticas”, sostuvo Félix Avilés.

Una vez finalizado el acto, comenzaron algunos desmanes en la Alameda, donde grupos de encapuchados lanzaron piedras contra locales comerciales, e intentaron saquearlos. Además se registraron algunas barricadas que fuerzas policiales procedieron a disolver.

Radio U Chile

Valentina Saavedra: desde la Confech rechazamos los actos de violencia

Los líderes estudiantiles repudiaron los desmanes producidos después de la marcha de ayer. En este marco Valentina Saavedra, presidenta de la Fech, especificó que  “me gustaría dejar en claro que nosotros en ningún caso vamos a respaldar esto. Es más rechazamos este tipo de actitudes. Esta no es la tónica de las movilizaciones ni el llamado que ha hecho la Confech.”

De la misma forma, la vocera de la Confech aseveró que incluso el padre de Rodrigo Avilés, estudiante agredido por Carabineros, pidió que esta movilización terminara de forma pacífica.

Esta situación opacaría la multitudinaria y colorida marcha que se desarrolló la noche del jueves desde plaza Italia hasta la calle Echaurren, cerca del metro República.

De acuerdo a los organizadores, se estima que la movilización, que comenzó a las 20.30 horas, asistieron alrededor de 180.000 personas, quienes con lienzos y pancartas dieron a conocer su descontento por el accionar de fuerzas especiales durante las manifestaciones que exigen una educación gratuita y de calidad para todos.

En la víspera de la marcha, los dirigentes del movimiento social por la educación se reunieron en la sede de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech). En el lugar se juntaron con los padres de Rodrigo Avilés y Luciano Debrott.

David Debrot, padre de Luciano, estudiante de la Universidad de Santiago agredido por Carabineros con el disparo de una bomba lacrimógena en la cabeza, el 14 de mayo, señaló que la situación que afecta a su hijo y a Rodrigo Avilés no es atribuible a un hecho fortuito.

“Lamentablemente, por una situación puntual que no es fortuita, estamos acá como padres de dos muchachos que fueron agredidos por Carabineros. Las agresiones en estos dos casos y en muchos otros, no son situaciones fortuitas, son un actuar sistemático de las Fuerzas Especiales de Carabineros.”, aseguró Debrot.

Félix Avilés, padre de Rodrigo, agredido con un chorro de alta presión del carro lanza aguas a menos de 10 metros, lo que le ocasionó una caída que en la actualidad lo mantiene debatiéndose entre la vida y la muerte,  indicó que aún quedan cosas pendientes de la dictadura en Chile y también informó que la salud de su hijo ha empeorado debido a un cuadro pulmonar.

“Se encuentra en estado de coma inducido, gravedad absolutamente crítica, con peligro de muerte. Hoy es un poco más compleja su situación por un cuadro de afección pulmonar. Estamos rogando que no se nos muera, estamos rogando que pueda volver”, comunicó Félix Avilés.

Por otra parte, Marta Matamala, vocera de la Confech y presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago (Feusach), fustigó las voces que critican las movilizaciones de los estudiantes, señalando que estos dejarán de marchar el día en que sus propuestas sean escuchadas y las reformas sean consensuadas con los estudiantes.

“Se nos ha preguntado mucho este día que por qué marchamos y creo que la pregunta central hoy es hasta cuándo vamos a tener que marchar para poder recibir una respuesta digna y una reforma lo suficientemente profunda para poder salir de las calles y poder construir efectivamente el Chile que queremos.”, declaró la vocera de la Confech.

Finalmente, cabe consignar que manifestaciones similares se llevaron a cabo en Valparaíso, Concepción y Temuco.

Radio UChile

Bachelet: ¿Qué tienen que ver las demandas legítimas de los estudiantes con la violencia y saqueos?

En las actividades desarrolladas este viernes por autoridades del Poder Ejecutivo, destacó la condena hacia los episodios de violencia ocurridos en las últimas horas de este jueves tras la marcha estudiantil convocada por la Confech.

La primera en esta jornada en manifestar su rechazo a los incidentes fue la presidenta Michelle Bachelet durante la promulgación de la Ley de Inclusión Escolar, que termina con el lucro, copago y la selección en establecimientos educacionales que reciben dineros del Estado.

Al respecto, la mandataria destacó que la violencia no es el camino que quiere Chile y que los cambios en educación se logran a través del camino del diálogo.

La mandataria, de todas formas, hizo la diferencia entre la manifestación legítima de los estudiantes y los actos posteriores, que calificó de vandálicos.

“Permítame rechazar categóricamente las acciones vandálicas que vimos anoche, cuando terminó la marcha de los estudiantes. ¿Qué tiene que ver la demanda legítima de los estudiantes y sus familias por tener una mejor educación con la violencia, saqueos y actos de destrucción de la ciudad? Ese no es el camino que Chile quiere”, afirmó Bachelet.

La decisión de autorizar la marcha durante la tarde ha generado críticas incluso desde el oficialismo. El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, indicó que piensa que no fue la mejor decisión “darle facilidades a los que van a hacer fogatas o cometer actos de violencia”.

En esta línea, el ministro secretario general de Gobierno, Marcelo Díaz, indicó que permanentemente se evalúan las decisiones adoptadas por las autoridades para este tipo de situaciones.

El vocero de Gobierno aseguró que los incidentes de anoche fueron “hechos de vandalismo que no tienen justificación de ninguna naturaleza”.

Por su parte, Nicolás Eyzaguirre llamó a no confundir el legítimo derecho de manifestarse con los hechos de violencia, por lo que consideró importante que todos los sectores estudiantes, Carabineros y el Gobierno, deben consensuar que la violencia no es aceptable, venga de donde venga.

El secretario de Estado dijo que no se responsabiliza a nadie desde el Gobierno por los hechos de anoche y agregó que Chile “le debe mucho” al movimiento estudiantil, pero los actos de violencia no deben ser parte de esas manifestaciones.

BioBio


VOLVER