La masiva marcha inició su recorrido en el frontis de la U. de Santiago hasta Bascuñán Guerrero. Los estudiantes se manifiestaron exigiendo el fortalecimiento de la educación pública, y criticando la “improvisación” del Mineduc en materia de gratuidad.

En el frontis de la Universidad de Santiago se reunieron los estudiantes agrupados en la Confech, para marchar “en defensa de la educación Pública”.

Si bien en un principio los convocantes pretendían que el recorrido de esta manifestación se iniciara en Plaza Italia para seguir por la Alameda hasta la altura de Echaurren, finalmente aceptaron la propuesta de la Intendencia de caminar por la Alameda desde la Usach, doblar hacia el sur por avenida España para llega a Blanco Encalada y luego terminar en calle Bascuñán Guerrero.

Pese a la ruta alternativa, los estudiantes cifraron en 80 mil los asistentes. Y si bien destacaron la masiva participación, cuestionaron la invisibilización del movimiento que perdió protagonismo por causa de los camioneros que mantienen cortada la Ruta 5 sur a la altura de Angostura.

La convocatoria se enmarcó en la discusión de la propuesta de gratuidad del Mineduc para la educación superior, y que se ha sufrido constantes cambios desde la Secretaría de Estado. Dirigentes estudiantiles han criticado, a raíz de esta situación, lo que ellos califican como improvisación del Ejecutivo en esta materia, tal como lo señaló el vocero de la Confech, Nicolás Fernández en conversación con el programa Semáforo.

“Cada dos semanas se nos ha cambiado los criterios que hay, si entran las privadas o no, los tiempos, ahora se anunció que van a ser dos proyectos distintos. Creo que a lo que apunta primero esto es una improvisación clara, y que aquí quien está triunfando con esta improvisación son los sectores conservadores, ya que todos los cambios que se hacen es por un diálogo o con la DC, o con los parlamentarios de la derecha y no con los actores de la educación”.

En medio de la manifestación, Valentina Saavedra, presidenta de la FECh se refirió a lo que considera como la pérdida del foco principal de la discusión sobre educación, que es realizar una transformación estructural en el sistema, y no que solamente sea la discusión sobre gratuidad lo que cope la agenda nacional sobre este tema.

“Creo que lo fundamental si uno quiere hacer una transformación estructural es plantearse cuáles son los principios que ellos pretenden hacer desde la educación, cuáles son las transformaciones que va a tener cada una de las instituciones, y luego de eso definir a cuáles se financia”.

Demandas de democratización marca convocatoria regional de la Confech

Durante todo el día se extenderán las movilizaciones estudiantiles a lo largo del país. Las marchas estarán marcadas por diversos conflictos internos en las universidades y por demandas que exigen democratizar los planteles educacionales.

Comenzando desde el norte, en la ciudad de Iquique, los estudiantes han hecho una convocatoria para este jueves a las 19 horas en la Plaza 21 de mayo de la capital de la región de Tarapacá. El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Arturo Prat, Cristián Romero, señaló que “hacemos el llamado para salir a marchar contra esta reforma educacional que, lamentablemente, no erradica la lógica de mercado”.

Más al sur, en la región de Coquimbo, los estudiantes de la Universidad de La Serena marchan a esta hora por las calles del centro de esa ciudad. Katherine Jara, presidenta de la Federación de Estudiantes de dicha casa de estudios se refirió al petitorio interno que buscan relevar: “Hemos llegado a acuerdo con las autoridades y hoy gestionaremos un protocolo de acuerdo para cerrar el proceso de movilizaciones en la universidad”, afirmó

Mientras, el vocero del Zonal Valparaíso de la Confech, Sebastián Carvajal, expresó que la convocatoria busca reflejar el rechazo de los estudiantes hacia la reforma planteada por el Ejecutivo. “Hoy entregamos una oportunidad al Gobierno para que escuche las demandas de los estudiantes y de solución definitiva a las mismas”, recalcó.

En la región del Biobío la marcha comenzó al mediodía y recorrerá las principales calles de la ciudad de Concepción. El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, Sebastián Reyes, abordó la realidad actual de su plantel: “Estamos llevando un proceso de construcción para elaborar una propuesta de claustro para tratar de consensuar la forma en la que se debe administrar y dirigir la universidad”, sentenció.

En Temuco y Puerto Montt también se desarrollan marchas, en ésta última ciudad la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Los Lagos, Fernanda Gallardo, afirmó que nuevamente saldrán a las calles, molestos con el poco avance que ha habido en el tema de la gratuidad.

Las movilizaciones han contado con el apoyo de profesores, secundarios y diversas organizaciones sindicales.

Radio U Chile

Confech pide atrasar inicio de gratuidad y que sea parte del proyecto

Dicen no entender por qué el gobierno insiste en ingresar el cambio mediante Ley de Presupuestos. Remarcan que la ansiedad por cumplir con el plazo autoimpuesto para el 2016 no debe determinar los objetivos de la reforma.

Por Flor Guzmán C.

Desacuerdos, falta de norte y poca claridad. Ese es el diagnóstico que el movimiento estudiantil hace del gobierno, luego de que haya cambiado seis veces la versión de los criterios para acceder al adelanto de gratuidad en 2016, después del anuncio del 21 de mayo. La última modificación fue atribuida a la publicación “por error” de un documento, según excusó la misma ministra Adriana Delpiano.

“Veo que la gratuidad hasta ahora es un traje a la medida para los dueños de las universidades, elaborado a raíz de qué rector reclamó más. Finalmente, es más plata para este sistema y lo que esperábamos era que las instituciones estuvieran a la altura de la educación que queríamos y de los cambios estructurales que este país necesita, lo que no está ocurriendo”, aseguró Valentina Saavedra, presidenta de la Federación de Estudiantes de la U. de Chile (Fech) y vocera de la Confech.

La dirigente explica que lo que piden no es frenar el inicio de la gratuidad, sino que se presente junto con la reforma a la educación superior, a fin de año, aunque implique que el beneficio se atrase. “La ansiedad y los plazos no debiesen determinar los objetivos. Los objetivos son algo mucho más complejo, mucho más estructural que la ansiedad de hacerlo en cinco meses para que alcance a estar para el próximo año”, remarcó Saavedra.

Coincide con ella Marta Matamala, presidenta de la Federación de Estudiantes de la U. de Santiago (Feusach) y también vocera de la Confech. “Cuando existe esa falta de claridad uno no entiende por qué estamos implementando algo el 2016. Corresponde hacerlo bien en lugar de simplemente intentar hacer guiños a los sectores privados. La gratuidad para el próximo año no cubre a actores nuevos y lo peor es que no asegura un marco regulatorio para el sistema ni lo cambia. Lo mejor sería esperar a que la reforma sea el cambio estructural necesario, antes de que un año funcione como una mala adaptación”, enfatizó Matamala.

En el documento “Principios fundamentales para una nueva educación pública”, precisamente la Confech plantea la necesidad de un marco regulatorio y una nueva institucionalidad que respalde los cambios al avanzar no sólo hacia un nuevo financiamiento, sino hacia un nuevo sistema.

Desde la Federación de estudiantes de la U. Católica (Feuc) también optan por aplazar la política. “Lo que más nos molesta es la improvisación, es que se intente pasar una reforma tan importante como ésta por la puerta de atrás. Se podría perfectamente aplazar para el 2017, porque el 2016 fue un plazo autoimpuesto. Siempre es mejor hacer las cosas bien que a la carrera”.

Al contrario, Nicolás Fernández, presidente de la Federación de Estudiantes de la UDP (Fedep) y vocero de las instituciones privadas en la Confech, considera que la gratuidad debe comenzar el próximo año. “Veamos los criterios y las universidades, pero con responsabilidad. El gobierno renunció a este beneficio universal, por lo que debemos luchar porque se cumplan los compromisos que ya existen”, aseguró.

Desde regiones hubo dirigentes que también plantearon su molestia. “Aplazar el adelanto de gratuidad no es la solución, pero es necesario aclarar los criterios y replantearlos, por que los propuestos son anacrónicos y no tienen nada que ver con calidad”, dijo Ervin Castillo, presidente de la Federación de Estudiantes de la U. de Talca (Feutal).

La Tercera


Volver