En los próximos días se presentará la Biblioteca Latinoamericana de las Memorias, proyecto que busca recatar los archivos secretos de la dictadura chilena y de los distintos países del sur del mundo, en un intento de sistematización que llevan adelante diversas organizaciones vinculadas al trabajo de memoria y cultura en Derechos Humanos.

Hay muchos más archivos de la dictadura los que se conocen y de he hecho, muchos de ellos están disponibles para ser consultados por la ciudadanía, pero escondidos, dispersos y desperdigados por distintos centros de documentación.

Es por esto que el Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago de Chile pronto presentará la Biblioteca Latinoamericana de las Memorias, iniciativa académica y documental que busca recatar y recopilar miles de documentos, testimonios e información clave de estos procesos.

El encargado de la iniciativa, el periodista Mauricio Weibel, afirmó que se busca recoger material de los archivos secretos de las dictaduras latinoamericanas y que se le va a regalar al Grupo de Montevideo, conformado por las universidades públicas de América del Sur.

El investigador añadió que la biblioteca tiene la particularidad de que va a ser visible a través de Internet. “Todos los materiales van a estar digitalizados y, por lo tanto, cualquier persona va a poder acceder a los contenidos a un clic de distancia”, dijo.

Weibel afirmó que la iniciativa se enmarca en la necesidad de que el país cuente con una política cultural de Memoria y Justicia, de carácter permanente. Además, sostuvo que hoy la biblioteca mira la segunda mitad del siglo veinte, pero seguramente en 30 años más mirará lo que ocurre hoy, rescatando así las memorias sociales del continente.

En ese contexto es que la iniciativa cuenta con el respaldo el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, entidad que desde abril de este año instaló una Unidad de Memoria y Derechos Humanos.

Francia Jamett, encargada de esta unidad, afirmó que éste es un proyecto vital porque las dictaduras latinoamericanas se coordinaron de forma férrea y unida. “Todos sabemos lo que significó en términos del terrorismo la articulación de la Operación Cóndor o de la Operación Colombo, por lo tanto, yo creo que una respuesta de reparación simbólica va a ser que Latinoamérica también se coordine con este pilar de la verdad”.

La Unesco también está colaborando a través de su programa Memoria del mundo que busca promover cultura de los Derechos Humanos y la Paz. Desde la oficina de la Unesco en Chile, Andrés Pascoe sostuvo que en el continente se han visto algunos esfuerzos individuales o muy parciales sobre la preservación de este tipo de archivos, pero que no existe una necesaria sistematización.

“Es una iniciativa importantísima, ya que la conservación de los documentos relativos a Derechos Humanos y de las dictaduras sudamericanas constituyen un acervo indispensable para evitar que se repitan y que se olviden los horrores que se han padecido”, sostuvo Pascoe.

Radio U Chile


Volver